lunes, 5 de marzo de 2012

el vomitivo editorial de El País

Lamento que, si no lo has leído, te lo tengas que tragar por mi culpa para saber de qué hablo. ¡Lástima!, porque es de esas piezas de literatura sesgada, capciosa y sibilina que merecerían el más claro y mejor de los desprecios, que el saber popular ubica en no hacer aprecio. Con deciros que he decidido no volver a leer este periódico tan dañino, lo he dicho todo. ¡Basta ya de voceros acríticos del sistema!

Titulando "El 'caso Urdangarín' y el futuro de la monarquía" el panfleto se resume en pocas palabras. Lo del Rey está de maravilla y si un yerno le ha salido rana, pues nada, responsabilidad cero de la institución. De la princesa-secretaria ignorante de cuanto pasaba en su empresa ficticia, mejor un silencio cómplice, que nadie se suele preguntar (en algunas familias) de dónde salen diez milloncejos de euros para comprarse un castillito catalán. Será un regalo de algún bondadoso súbdito, debió pensar la hija del Rey, criaturita.

Afirma este diario -no, no ha podido ser Fraga el autor material de la insidia, pero al amanuense habría que darle un premio de sosias excepcional- que la ovación a don Juan Carlos de los diputados del Congreso desmiente que la opinión pública esté cuestionando la santa Institución. Espléndida pirueta argumentaria que reafirma, una vez más, lo que tantos sospechamos y a este periódico le parece de libro: el secuestro parlamentario de la vida pública real, en la que el representante decide lo que opina el representado. A callarse, que ya votaste, sostienen, cuando la mera existencia de este editorial aberrante sugiere que está pasando en la calle justo lo contrario de lo que manifiestan.

"Los hechos imputables al yerno del Monarca no tienen que ver con la forma de Estado que libremente fue asumida por los españoles durante la Transición política". Así termina el segundo párrafo, reconstruyendo la Historia para consumo de bienpensantes olvidadizos aunque, eso sí, profundamente coherentes con el pensamiento único que justifica la inaceptable Transición, con su secuela de judicaturas franquistas, injusticia histórica hacia los perdedores, los muertos y los represaliados, historiadores empecinados en su irreal enciclopedia, banqueros y arzobispos apenas ligeramente tuneados y una clase política que, en su inmensa mayoría, tiene el honor de haber hecho bueno aquel "atado y bien atado". Al sol de esta Transición teledirigida, todos los gatos fueron pardos y, pensar lo contrario y atreverse a formularlo supone, para el rotativo, "la impugnación del pacto en el que se fundaron las libertades tras la muerte del dictador". Ahí queda eso.

No menciona El País los negocios privados del Rey al que defiende, sus estrechas relaciones con las monarquías árabes más retrógradas del mundo, su proverbial enriquecimiento partiendo de la nada, la participación de la reina en los foros decisorios del mundo como el privadísimo club Bilderberg, las declaraciones del embajador alemán tras el golpe de Estado... No menciona la indudable participación de su propia hija en los oscuros negocios del balonmanista, ni los años trascurridos desde su tibia llamada al orden a su yerno que continuó con sus affaires como si tal cosa sin nuevas admoniciones, ni los altísimos costes de la Monarquía (más de 560 millones anuales) que denuncia el coronel Martínez Inglés...

En su panegírico monárquico, El País -caballero andante- se bate por su rey y una institución obsoleta y derrochadora que es una auténtica ofensa para un pueblo al que están haciendo pagar entre todos, los banqueros y empresarios tan afines los primeros, las dolorosas consecuencias de una crisis creada solo por ellos, bendecida por la Real Institución y teorizada por las plumas bien pagadas de este diario que acaba de desvelar, con el editorial mencionado, su verdadera careta al servicio exclusivo de los que están arriba.

Por lo menos, esto sí que ha quedado claro.

15 comentarios:

Más claro, agua dijo...

Quien lea con detenimiento el texto del editorial reforzará sus convicciones a favor de la República.

albokari2 dijo...

Gente que vive en universos paralelos...

Adrian Vogel dijo...

Pobre monarca, está o ha estado rodeado de crápulas: Mario Conde, Javier de la Rosa, Armada, los Colón y Prado de Carvajal, los ALbertos, su yerno,...

Anónimo dijo...

¡El rey está desnudo!
¡CORRED!

Anónimo dijo...

Primero: creo que no entiendes que es un artículo de opinión...

Segundo: no entiendo la defensa a ultranza de alguien que no ha hecho nada... ni bueno ni malo... simplemente ha estado ahí aprovechando su línea de sangre...

Tercero: Si eres monárquico... sinceramente, no sé que haces leyendo una artículo de OPINIÓN... de un períodico ideologicamente alejado de la monarquía...

Cuarto: deberías conocer un poco más tanto la historia de la casa real española.. como la profesión de periodista para soltar tantos sapos por la boca

Antonio Piera dijo...

Quinto: un papanatas pretencioso como tú debería poner más cuidado en lo que lee y en lo que escribe, último anónimo.

Sexto: entonces habrías leído que sobre el titular figura la palabra EDITORIAL, mastuerzo.

Séptimo: lo que sepa yo, o no, de la historia de la monarquía es algo que tú, sencillamente, desconoces, al parecer tanto como la ética, la decencia y la valentía. Confusa tu mente, beligerante sin embargo, pareces incapaz de comprender que en mi blog habla el ciudadano por encima del periodista, pero también que hasta un profesional no domesticado puede soltar por su bocapluma los sapos argumentados que se le antoje. Este es un espacio tan libre, como tu cerebro vacío.

Roberto T. dijo...

Para Antonio Piera, mi más sentido apoyo a todo lo que ha escrito y como no a la respuesta que da a anónimo.
No hay más ciego que el que no quiere ver, y en un país de ciegos el tuerto es el REY.Que bien viene en estos casos el refranero popular.

Andrés dijo...

¿Y la noticia cuál es? ¿Que un diario realice un editorial desligando a Urdangarín del Rey y eso no mola a los republicanos?

Hay que joderse con la objetividad de unos y la objetividad de los otros que brilla por su ausencia

tallerguanche dijo...

Mejor dicho, imposible. Esa es la lectura. Y así nos va... El feudalismo campa a sus anchas y pronto acabereos accdediendo al derecho de pernada.
Tal vez, la única salida, sea la respuesta individual. Para eso es menester utilizar su lenguaje, conocer sus estrategias...
Un lugar interesante para eso:
http://desobediencialaboral.blogspot.com/

davidzz dijo...

Que no nos vendan más motos. La infanta, el Rey, y toda su "santa" estirpe conocían los negocios del "tontín". Porque se necesita serlo, y mucho, para hacer una estafa tan burda, tan poco elaborada. Me hace gracia el discurso del Rey en Navidad diciendo que todos somos iguales ante la ley, pues que lo demuestre empezando por su hija. Si algo ha convulsionado a esta ralea de parásitos es ver peligrar el futuro y, por ende, su propia perpetuidad, del heredero Felipe. Es una absoluta vergüenza que en pleno sg. XXI aún se defiendan y mantengan estas instituciones totalmente anacrónicas, y que encima, sus miembros se dediquen al choriceo, cuando su única función en la vida es la de derrochar y vegetar ya es alucinante. Pero, bueno, que podemos esperar, de tal palo tal astilla. El Rey es otro personaje con una fortuna descomunal que no ha conseguido precisamente trabajando. Tiene dinero en Suiza a raudales y el que no se lo crea que lo busque. No hay más que poner en Google "fortuna del Rey de España" o similar y a más de un bobo se le van a caer al suelo de golpe.

Antonio Piera dijo...

Como a todos los reciclados, Andrés, te cuesta dar en el clavo. No expones argumentos y recurres a descalificar, que se te da mejor. Insiste, hombre, que seguro que encuentras en tu caletre algo que decir y así no proclamas tan fehacientemente tus limitaciones para el debate.

el canariomayeto dijo...

chapeau por todo tu escrito ,y me alegro que el espinoso tema que has tratado haya servido para desenmascarar a anonimos con muy Malaleche y que ocupan sus aburridas vidas en leerte , malintepretarte y lo más grande darte lecciones de etica periodistica.En fin , con la Monarquia hemos topao. El dia que nos deleites con la Iglesia te hakean el blog .........el canario Mayeto

Anónimo dijo...

Antonio Piera o eres un inculto o eres muy pero que muy bobo.

Quieres pruebas pues la infanta tiene un master en economia por lo cual creo yo que sabra sumar que 2+2 no son 7000000, si tu tienes un sueldo y tu mardo otro sabes cuanto ganas al mes, si mañana vengo con un palacete buff es muy raro.
Las empresa de la ifanta y Urdangarín dicen que las gestionaba él, dicen pero eso no se puede demostrar, si tu figuras como propietario de una empresa es tu responsabilidad figura tu nombre y firma, si yo creo una empresa con otro y roba el otro que te crees que yo no iria a la carcel? Porque si crees eso estas muy equivocado pero ser hija de quien es nos puede robar
Un gran articulo del PAIS que sigan asi




Dicen que las empresas de los 2 Las gestionaba Urdangarin

Antonio Piera dijo...

Para el último Anónimo, un fervoroso deseo: conserva los sentidos que te queden, porque lo que es el cerebro lo tienes para el arrastre. No te has enterado de nada. Pero de nada de nada del dos mil nada, oyessss.

Y tú me llamas a mí bobo..., ozú.

Eso, o tu talante irónico se me escapa a varios kilómetros, que también pudiera ser.

albokari2 dijo...

Antonio: me quito el cráneo. Teniendo el poder de permitir los comentarios que quieras, permites a este anónimo exponer, ya no sólo sus opiniones, sino los insultos a ti (y a nosotros por extensión) dirigidos. Eso es algo que Don Anónimo y otros deberían agradecer.