lunes, 28 de enero de 2008

hoy puede ser un gran día

A pesar de que el amor de mis amores ande empeñado en acaparar mi atención y exigirme conspicua presencia a su vera, siempre a la verita suya, con métodos patentables por el Mossad o, para no irse tan lejos, por los que acostumbra a usar EspeAguirre, alias Clarence, a pesar, decía, del trasiego absurdo y gratuito suplicio que este proceso apareja para mí, hoy puede ser un gran día (y mañana también si hemos de hacer caso a Serrat).

Después de tres años de despellejar vivo al doctor Montes y al Hospital Severo Ochoa en pleno, después de hacerles sufrir calumnias e insultos y de ser acusados sin vergüenza de 400 horribles crímenes por esas plumas vesánicas* de torticeros guarrindongos con licencia obispal para matar, después del auténtico linchamiento con su brea y sus plumas al que estos honrados profesionales de la medicina fueron sometidos por parte de correveidiles como el tal Lamela, que lo mismo aconseja en Sanidad que en Transportes, que monta tanto lo que tanto monta, y de perpetrarlo con la cobarde anuencia de la presidenta del madrileño Colegio de Médicos, Juliana Fariña, para una vez que el gremialismo no se impone, pues...

..., pues va la Audiencia Provincial de Madrid y ratifica en un auto el sobreseimiento y archivo definitivo del caso de las presuntas sedaciones irregulares en el Hospital Severo Ochoa, ordenando que se suprima en adelante toda referencia a la posible mala práctica (praxix dixit) de los médicos denunciados...

..., Montes anuncia querellas individuales y colectivas, lo que aplaudo con entusiasmo, el amigo Marciano y su profética Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública exigen la dimisión de unos cuantos responsables mientras otros que guardaron hipócrita silencio arriman ahora el ascua a su sardina confiando en la proverbial falta de memoria de nuestras buenas gentes y a la par los de IU denuncian la auténtica naturaleza del asunto como estrategia popular contra los logros progresistas en la aplicación de la medicina al servicio de los ciudadanos, uniendo esta sarta de brutales ataques contra las famosas sedaciones terminales a la actual desaforada e ilegal batalla antiabortista, y ahora va y se les ve el plumero...

..., hoy puede ser un gran día que culmine de lujo si el trásfuga Losantos demuestra tener un par de esos cojones de los que alardea y vuelve a repetir, mañana sin ir más lejos, punto por punto, palabra por palabra, todo lo que se hartó de afirmar desde el púlpito por el que tanto cobra acerca del citado médico y su equipo hospitalario...

..., para mí que no caerá esa breva.

* Vesánico, que padece vesania, demencia, locura, furia.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Nos alegramos de que a pesar de que el amor de tus amores trate de acaparar tu atención y exigirte que estés a la verita suya (incomprensible ¿no? que una esposa le diga a su marido que quiere estar a su lado en vez de que éste esté practicando otros menesteres a 700km.) estés pendiente de las noticias que acontecen y nos regales tus estupendas críticas y comentarios. Me encanta leerte y reírme y disfrutar con tus entradas.

Pedro de Paz dijo...

El problema del impresentable de Losantos, D. Antonio, no es que le flaquee la memoria o que sea un tonto alicatado hasta el techo y con balcones a la calle. El autentico problema es que mala persona. Malo en el peor y más execrable aspecto del término. Malo de cojones. Malo de solemnidad. Malo de día de fiesta de guardar. Malo cum laude. Un hijo puta que te rilas, vamos.

Mi mujer forma parte del personal sanitario de un hospital de Madrid y, sin pretender tirarme ahora el pisto de nada, en los hospitales de España y, por norma general, ni las cosas son tan malas como las pretendieron pintar en su momento ni tan buenas como pretenden pintarlas ahora (en todos los sentidos). Al margen de la veracidad y certeza del caso del Dr. Momtes, todo el mundo asume y sabe cómo funcionan desde hace muchísimo tiempo este tipo de cosas y cómo deben seguir funcionando por el bien de todos.

En cualquier caso y al hilo de la cuestión, le recomiendo encarecidamente, D. Antonio, la lectura de un par de artículos de ese amigo suyo llamado Pérez-Reverte (éste y, sobre todo, éste). Unos textos cuya lectura considero imprescindible y con los que comulgo en gran medida.

Abrazos,
Pedro de Paz

Antonio Piera. Madrid. dijo...

No es lo incomprensible que lo diga, anónimo, lo que yo mismo digo, sin ir más lejos, sino cómo lo dice. Me alegra que te alegren mis palabras.
Como siempre, le haré caso, on Pedro, que fío muy mucho de su criterio, pese a que algunas de sus advocaciones..., en fin, que sí, que le hago caso. Además de malo de cojones, expresión que me encanta, lo que a mí me gustaría saber es hasta qué punto es tan valiente como se define o resulta un cobardón de tomo y lomo. Lástima que, después de todas las cosas malas importadas de los USA de sus amores, nos haya faltado importar las compensaciones multimillonarias por este tipo de maledicencias (Doctor Muerte, se acuerda?). Los obispos y el enano estarían ahora mismo con el culo en un columpio...

Pedro de Paz dijo...

Totalmente de acuerdo, D. Antonio. Entre muchos otros -como la ausencia de verguenza torera y el hecho de que, entre nuestro paisanaje, no dimita ni Dios manque le trinquen en renuncio con fotos, luz y taquígrafos y le solicite la dimisión de rodillas el cristo de Meniaceli desclavado de su cruz-, este país hace tiempo que adolece de profundos y vergonzosos problemas y uno de los más acusados es que, aquí, la memoria es muy flaca y el difamar sale casi gratis. La filosofía está muy clara: "Hoy digo Digo y mañana digo Diego. Y me importa un huevo si hoy no me consta que sea Digo ni tampoco que mañana sea Diego. Total, nadie me va a pedir nunca responsabilidades".

Fíjese hasta qué extremo llega la cuestión que un gran amigo, el escritor Alfonso Ruiz de Aguirre, ha escrito recientemente una maravillosa y divertidísima novela llamada "El Difamador" -finalista del premio Río Manzanares- donde el protagonista hace de la difamación su modus vivendi y donde se explica con una frescura que hace enrojecer al más pintado cómo, a día de hoy, se puede uno ganar la vida aprovechando dicha circunstancia para salir impune de cualquier acto execrable (en serio, le recomiendo vivamente que se haga con un ejemplar. Lo disfrutará muchísimo).

Esto es una casa de lenocinio.

Abrazos,
Pedro de Paz

Anónimo dijo...

Ayer en 59'' miguel ángel rodríguez llamó NAZI al dr. Montes porque según SU definición nazi es el que decide quién tiene que morir gaseado o en este caso anestesiado. Sin palabras.

besos, isa

Pedro de Paz dijo...

Transcripciones literales de lo vomitado por la COPE y sus secuaces hace dos años sobre el Dr. Montes (conteniendo fecha y programa exactos)

Abrazos,
Pedro de Paz

Anónimo dijo...

Pedro, eres tú este Pedro de Paz?

http://literaturasnoticias.blogspot.com/2008/01/223-la-nueva-novela-del-escritor-pedro.html

Browner...Seguro? dijo...

Sigo esperando a que estos impresentables den la cara y asuman sus responsabilidades, en lugar de eso el lamela esquiando, menuda panda de impresentables

Antonio Piera. Madrid. dijo...

Según la RAE, idiota es el "Engreído sin fundamento para ello" y, coloquialmente, el que es "Tonto, corto de entendimiento". Sin duda, ambas definiciones le caen como anillo al dedo al vocero de Aznar llamado a sí mismo MAR. Por cierto, voy a consultar qué dice la RAE de "bocazas"...
Sus consejos son sabios, pero sus recomendaciones resultan, a veces, difíciles de encontrar, señor de Paz. A ver si en la cuesta Moyano...

Pedro de Paz dijo...

Me temo que sí, Anónimo, que ese soy yo. Pero no haga caso de todo lo que dice la prensa. Ya sabe lo que decía Jesús Gil: "Los piriodistas... maledicientes...". Y gracias por el aviso, querido anónimo. No tenía constancia de dicho anuncio (que pensaba hacer público más adelante) pero me temo que ya sé quién ha sido la fuente filtradora... Está visto que a los amigos de LITERATURAS.COM no se les puede hacer confidencias en petit comité :-)

(Y para colmo, D. Antonio me dedica parte de su siguiente post... ¡Qué verguenza, Dios mío, qué verguenza!)

Abrazos,
Pedro de Paz

Antonio Piera. Madrid. dijo...

Bájese usted de la amoto, don Pedro, que un poco de loa no le hace mal a nadie. Afronte como el hombre que es las consecuencias inevitables de sus actos y peche con ellas con el aplomo y la elegancia que le caracterizan. En dos palabras, a joderse.

http://tiedgirls.blogspot.com/ dijo...

felicitaciones ppor el blog!!!!