sábado, 5 de enero de 2008

Noche de rey/es

Hoy todo son genuflexiones, así que estoy por unirme a esta oleada de erotismo y poner rodilla en tierra, para desde tan adecuada postura dirigirme al cumpleañero y trasmitirle mi felicitación que me parece muy adecuada en la noche de Reyes, que también es casualidad y a lo mejor debía también felicitar al Leka de Albania, caso que viviera, o al Ramoncín por lo del pollo y eso que menos mal que hoy no juega el Atlético que tiene también Reyes en sus filas, no sé si será casualidad pero siento como una especie de ofensiva real a la que se unen sin duda mañana el Real Madrid contra el no menos Real Zaragoza, por lo que desde mi mismidad me siento realmente apabullado. Así caigo en la cuenta de que hoy es además noche de regalos, por lo que no tendré más remedio que regalarle a mi empleado mayor algo por su cumple, aprovechando la efemérides, y me pongo a pensar en algo que no tenga, que es vano esfuerzo porque para mí que debe tener de tó, hasta que escucho en la tele que se han puesto de moda los regalos que no manifiesten tendencia sexista, para los niños muñecas y a las niñas camiones, trailers o taulines descapotables, porque así de mayores los chavales hagan la compra y las niñas vayan mientras al fútbol, si sobreviven en su cole o a sus primos cuando les vean a ellos dándoles besitos a la barbie-putón o acelerando a ellas que cuanto más acelero más calentita me pongo dale que dale al camión de sus amores, así que se me ha ocurrido regalarle al señor ese ya tan mayor que hasta dicen que lo mismo se abdica encima y todo una muñeca, aunque sea de esas que se construyen en los USA y que tienen las formas y los colores y los bultos de alguna modelo famosa por ellos, no tanto por su cantidad, que viene a ser la habitual, como por la calidad y disposición de tanta materia esponjosa o silicona. De eso seguro que no tiene y se acostumbra enseguida, de forma que lo mismo deja de jugar a los soldaditos en Afganistán y a lo mejor desaloja de la mesilla de noche, de una vez por todas, el Armada bifronte que lleva ahí ya un rato, lo mismo que quitó enseguida un Tejero-payá con pistola que le regalaron por estas fechas o así. No sé qué le parecerá mi regalo a la pelos, pero ya no creo ni que le tire platos ni nada, como hacía antes, bien porque se ha acostumbrado a las cosas de su señorito o porque le vuelvan a gustar las muñecas y piense que lo mismo puede jugar con ella cuando se vaya de viaje a hacer callar conquistados.

Nota: Espléndida la ilustración de SrPaquito.net

5 comentarios:

De Redes dijo...

¡¡Irreverente!!.... que es usted un irreverente y un republicano.

Anónimo dijo...

Ya hay uno que sobra en tan espléndida ilustración...

David, el tertuliano dijo...

Razón tiene el anónimo.
Por cierto, ¿el careto del rey no es un montaje, no?

Beikatal dijo...

Beikatal vive

Luna Carmesi dijo...

Mejor comer el roscon de Reyes eligiendo bien el relleno...
Despues sonreir porque ya tenemos la tranquila rutina que romperemos cuando nosotros queramos y no el calendario.