miércoles, 14 de noviembre de 2007

el Fénix se despereza

No sé si me acordaré de cómo va esto. A ver. Este jodío portátil se abre desplazando este cierre, ¿no? Y ahora se le da al botón. ¡Funciona! ¡Hágase la luz! Y la luz se hizo, aunque perezosa, en el cerebro de un durmiente. El homo fregoniensis despertaba lentamente, tras haber recorrido paso a paso todos los estadios de la evolución en apenas dos semanas. Fue primero homo cajista, pasó un doloroso tramo cual homo selector, visitó los abismos de las innumerables habilidades manuales como homo destornillantis dejándose las garras en el intento, peregrinó por los procelosos mares de las altas y las bajas, lo que en Iberia roza el desfallecimiento, mientras transitaba de homo salientis a homo entrantis, viajó a lomos de varios dinosaurios pesados originarios de Seseña (santa palabra, Morientes dixit) cual homo mudantis y fué emergiendo al final una especie nueva, que hemos denominado para su estudio, coyunturalmente, homo okupanticus.

Mira que cuesta, queridos míos añorados, parir un hombre nuevo.

Temblad los demás. Ja soc aquí.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Estoy temblando, querido homo okupanticus, temblor que me ha surgido ante la perspectiva de ¡por fin! seguir tus derroteos diarios. Te echaba de menos y tras tu originalísima entrada de hoy, sé que voy a tener mi ratito diario de entretenimiento, sonrisa, asombro o la emoción que quieras producir.
¡Bienvenido de nuevo!

Más claro, agua dijo...

Ya era hora!!! Se le echaba de menos, D. Antonio :-)

Como verá, en su ausencia hemos mantenido el blog cuidado y limpio, no hemos organizado en él ninguna fiesta clandestina y todos los posts están como usted los dejó :-) Aunque le parezca mentira, sus lectores somos gente de fiar ;-)

Browner...Seguro? dijo...

bienvenido de nuevo.. ya empezaba yo a pensar que algo pasaba

David, el tertuliano dijo...

¡Buena noticia! Menos mal que te dejas ver de nuevo por aquí. Lo cierto es que yo por lo menos ya me había empezado a preocupar; digamos que entre tus textos y tus lectores, entre los que orgulloso me incluyo, se ha establecido una especie de contrato que, como has podido comprobar, estás obligado a cumplir: no te dejamos pasar ni una. Queremos leer tus artículos.
Yo personalmente he visitado cada día "malablancayenbotella", unas veces más esperanzado que otras pero continuamente. Hoy estaba leyendo en "Kabila" al compañero Rafael, con el que tampoco no perdono ausencias, y pude comprobar en su "feevy", que habías actualizado: menuda alegría. Por cierto, ya que estamos con reclamos te tengo que decir que también tienes muy abandonado el "twitter", y a mí me encantaba la idea de "espiar" tus pasos.
Ya sabes, bienvenido de nuevo y... a currar,

Un saludo

Antonio Piera. Madrid. dijo...

Reholas, creaturas. Me encanta veros por aquí de nuevo. Estoy i-lu-sio-na-do. Y vengo que me escribo encima, así que os vais a enterar.
Anónimo. ¿Vienes mucho por aquí? ¿Estudias o trabajas? Con bienvenidas como esta se le calientan a uno las tripas del alma.
Gracias os sean dadas, don Eduardo y la compaña. Es verdad que está todo como un jaspe, en su lugar descanso, lo frío, frío y así. Es como volver a casa.Luego, si puedo, me daré una ronda por la suya a mirar bajo las alfombras.
Era un marrón, apreciado y experto browner, del tamaño de un pano de cola. Aunque, ahora que es casi pasado, puede decirse como en el libro: "fuese, y no hubo nada".
Sigue siendo siempre así de exigente en la amistad y el disfrute, dilecto David. Es buena cosa aunque me ate bien atado, que son cadenas soportables y deseadas.
Lo del twitter, se andará. Dame un respiro. ¿No estarás cayendo en la maladicción?

gustavo dijo...

Tremoleu, indignos inmorals, que l'Antonio ja és aquí!
Jeje! Así me gusta, con el espíritu de d. Josep Tarradellas. A ver si vuelves a ser Homo Escribiente.

Pedro de Paz dijo...

Vaya. Por lo que intuyo de su entrada, como un servidor, se ha ido usted a vivir a "la periferia del extrarradio de las afueras". Espero que todo le vaya bien y que, también como un servidor esté, día tras día, más satisfecho de la decisión que tomó en su momento.

Respecto a las birras esas que tenemos pendientes, ya sabe, cuándo quiera y cómo quiera. Mi unica cortapisa es que sean en día laborable y a última hora (a partir de las 19:30). Por lo demás, lo dicho: lo más pronto posible.

Un abrazo,
Pedro de Paz

Antonio Piera. Madrid. dijo...

Que "tremolin", Gustavo. Vamos a dar de nuevo un poco de estopa.
Don Pedro, tal vez el fin de semana que viene sería un buen momento para darle a la birra en buena compañía. Vayamos avanzando en esa dirección. Otro abrazo.

Pedro de Paz dijo...

Me temo que me expliqué mal, D. Antonio. Mi única pega es que, por mi parte, esas cañitas no pueden ser en otro momento que en día laborable y a partir de la 19:30. En fin de semana me es prácticamente imposible (y particularmente, el próximo).

A ver cómo lo arreglamos.

Abrazos,
Pedro de Paz

Antonio Piera. Madrid. dijo...

A eso se le llama entenderse, pero mal. ¿Acaso el viernes podría ser buena fecha? (a que va a ser que tampoco...)

Pedro de Paz dijo...

Los viernes son para mí día laborable por lo que no hay ninguna pega. La cuestión es que este próximo (23) no puede ser, pero al siguiente y si nada lo impide, por mi parte, ningún problema.

Se podría instaurar la "primera quedada oficial del blog". El viernes 30, por ejemplo. Lo convoca previamente usted en uno de sus post indicando lugar y hora concreta y vamos tirando. Podría ser una experiencia grata e interesante. Sería un placer conocer en persona a alguno de los contertulios que por aquí pululan.

Piénselo. Si quiere, ya lo vamos comentando a lo largo de estos días.

Un abrazo,
Pedro de Paz