jueves, 13 de diciembre de 2012

adiós, Frente Cívico


Para cuando estas líneas vean la luz pública, este ciudadano habrá presentado su baja definitiva ante las personas con los que levantó, en la villa de Rota, la primera asamblea local que parió el FCSM aquel pasado y ya tan lejano 25 de julio. A ellos me debo y ante ellos y mis compañeras y compañeros del resto de las ocho asambleas de la provincia de Cádiz cerraré esta etapa de cinco meses de mi vida.

Ignoro si alguien habrá trabajado por levantar y fortalecer el FC tanto como yo, pero casi puedo asegurar que nadie se lo habrá currado más. Mi esposa y compañera piensa lo mismo, porque, día tras día, no he escatimado un solo esfuerzo en el trabajo frentista, que ahí se queda. Me disculpo ante ella por tantas horas robadas. Pero ya estoy plenamente convencido de que esta incipiente organización, que nació tan creíble y confiable, ha tomado unos derroteros que no comparto en lo absoluto por lo que debo marcharme con la música a otra parte.

Me largo como vine, tras haber aportado sin más límites que el agotamiento todo el impulso y el empuje de mi juventud sobrevenida y toda la experiencia de mis bastantes años. Convencido de que, para aquello en lo que se está convirtiendo a marchas forzadas este viaje, no hacían falta las alforjas del primer manifiesto de Julio Anguita. No tengo nada que ver, ni quiero, con la formación de una nueva versión pseudo-asamblearia de Izquierda Unida.

Para tomar esta decisión, intrascendente para cualquiera, sin duda, tengo montones de razones que no pienso desgranar aquí como si de un pliego de cargos se tratara. Sólo mencionaré una que, sin ser la principal, sí ha sido la que me ha impelido a largarme, pero ya, sin esperar más. Se trata del contenido de la última propuesta hecha por Anguita recientemente y que, por si no la conocéis, reproduzco a continuación:

Propuesta de Comisión Técnica
                Recordemos que la Comisión Provisional Estatal de Organización se constituyó en Comisión Gestora.   Recordemos también que se decidió la creación de una Comisión Técnica emanada de la Comisión Gestora.
                En función de ello hago la siguiente propuesta de Comisión Técnica.
1.       Sobre la base de que la Comisión Gestora debe ampliarse hasta que estén en ella las restantes provincias y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, la citada Comisión de compone de 52 miembros por parte de los territorios, 21 por parte de Prometeo y 11 por los designados por mí. Un total de 84 personas.
2.       La Comisión Técnica debe basarse también en las tres patas pero de manera proporciona y en sentido de mayor protagonismo para los territorios.
3.       ¿Cómo?
-       Los territorios elegirán un representante por Comunidad Autónoma que inmediatamente pasarán a formar parte de la Comisión Técnica. En total con Ceuta y Melilla son 17. De esta manera estimulamos también y cara a la Asamblea Constituyente la consolidación de las CCAA.
-       Teniendo en cuanta la estricta proporcionalidad que dimana de la estricta relación 52 provincias/ 17 representantes. La aplicaríamos a las otras dos patas constitutivas de la Gestora.
-       En consecuencia a Prometeo le corresponderían 5 miembros.
-       A los designados le corresponderían 3 miembros.
-       En total 25 miembros.
4.       Si esto se aprueba me comprometo a presentar una propuesta nominal para ser debatida tanto en Prometeo como entre los designados. 

Hasta aquí llegó la marea. No daré un paso más ni tengo necesidad alguna de tragar los sapos y culebras que me vienen a la boca cuando releo, una y otra vez, el compromiso escrito contenido en el Somos MayoríaV de 28 de septiembre que parece haber olvidado todo el mundo. Porque, entonces, y no hace tanto tiempo de ello, escribía Anguita lo siguiente: “Cuando se considere que el proceso organizativo del Frente Cívico esté culminado en asambleas de localidad, provincia y comunidad autónoma la Comisión de Organización cesa en sus funciones y abre paso a una Comisión Gestora elegida democráticamente por todo el Frente Cívico mediante los mecanismos que se aprueben. En consecuencia tanto Prometeo como las personas anteriormente referenciadas dejan de ejercer sus funciones ya que ni pueden, ni deben ni quieren ir más allá del cometido organizativo asignado” (las negritas son mías). En lugar de lo prometido, tiene ahora el FC su comité central y hasta un comité ejecutivo, mientras los "referenciados" permanecen en ellos sin haber sido elegidos.

No entraré a debatir de qué maneras se han modificado estos compromisos públicos a través de una reunión minuciosamente preparada, en mi opinión impugnable tanto por su falta de convocatoria concreta como por su atrabiliario proceso de captación de voluntades.

Quien quiera considerar que decidir el concepto de organización -y el futuro, por lo tanto, de una fuerza política- en menos de tres horas y sin debate real previo, es legítimo, allá él.

Quien desee creerse que esta Comisión Gestora ha sido democráticamente elegida por todo el FC, que se lo crea.

Quien asuma que en la preparación de la Asamblea Constituyente participarán, ¡y cómo!, tanto el Colectivo Prometeo como los elegidos a dedo, o digitales, que lo asuma.

A quien no sea capaz de prever el resultado de la Constituyente con estos mimbres…, para qué decirle nada.

Yo, no. Yo había confiado en lo que escribió Anguita, comiéndome con calzador el invento de unos compañeros en los que el llamado referente confiaba, todos muy majos, sin duda, y tal y tal. Tragué, callé e hice llegar mis dudas y mis propuestas y mis críticas por la vía más directa, una carta personal, mientras Cádiz, en su ingenuidad,  enviaba ‘portavoz’ por la vía oficial a la cocina donde se iba a freír el bacalao.

Señalé desde la mejor de las intenciones que no era éste el camino para el empoderamiento de la ciudadanía, insistí en que el movimiento ciudadano había desarrollado desde el 15M unos criterios y unos sistemas de auto-organización en los que sí se podía y se debía confiar. Elaboramos organigramas que preservaban la horizontalidad mientras teníamos que leer que las asambleas locales eran soberanas, vale que sí, pero en “su ámbito”. Le entregué en mano al propio Anguita y al presidente de Prometeo el Decálogo de Garantías aprobado por varias asambleas en el que se adjetivan las maneras de que nada escape al control ciudadano… En vano. Como un borrico con orejeras, este hombre, al que sigo apreciando por su trayectoria, ha hecho a todo “oídos de mercader”, que dijera Tierno, o caso omiso, que viene a ser lo mismo, desde su obstinación o desde su soberbia. La salida del PCE de la obsolescencia ha debido ser, según su explicitado criterio, fulgurante, si no mágica.

De modo que, como considero que Julio Anguita ha abandonado su autodefinido papel de referente para convertirse en beligerante, como he asistido a la toma de la dirección del Frente Cívico por parte del PCE, confirmada por este último documento arriba reproducido, como me horroriza ver a varios de los principales digitales legitimándose a través de asambleas locales, como compruebo día a día que están haciendo perfectamente su trabajo, que no es el mío, de ponerle puertas al campo, voy y me desligo formalmente de este proyecto que considero, tras esta deriva, destinado solo a ser, en el mejor de los casos, una nueva aplicación entre ‘las masas’ de una estrategia de partido que no comparto.

Me voy, vencido en mis ideas pero no derrotado. Convencido, por desgracia, de que en esta pírrica victoria organizativa del beligerante Anguita y sus peones de confianza está, escondida como la cruz de las monedas, la sentencia de un movimiento que hubiera podido ser grandioso y está ya condenado a ser, por la ceguera o la intolerancia del mismo que lo inició, apenas uno más.

Seguiré retirado en mis cuarteles de invierno, con la mirada puesta en mis vecinos, en las gentes de mi pueblo y su lucha por disponer de un futuro al que mirar con esperanza.

18 comentarios:

Anónimo dijo...

Mal análisis. Bién por falta o defectuosa información, bién por error en el proceso deductivo. Si estuvieras más cerca de IU o PCE sabrías que éste movimiento del FC no es visto con buenos ojos. La prueba está en que ningún líder activo de éstas formaciones lo ha apoyado, no explícita ni implícitamente ni forma parte del mismo.
Sí que es cierto que hay gente que milita en esos partidos que está inscrita en diferentes asambleas del FC y participando de forma activa, pero eso se podría atribuir a dos cosas: 1º la figura de Julio Anguita 2º La gente de esos partidos suele tener un grado de implicación y participación ciudadana que vá más allá de la media
Por lo demás, agradecer tu participación hasta la fecha en el FC

Anónimo dijo...

Hola, Antonio, gracias por tu clarificadora carta. Mi nombre completo es Maria del Pilar Gutierrez Luengo, en fb María Pilar Gutierrez, y si hago un comentario como anonima, no porque no quiera firmarlo, sino porque por error en google mi cuenta apareve como Pilar Gómez. Dicho, esto, te digo que soy de la coordinadora de la asamblea de Sevilla del FCSM, y que mi decepción es pareja con la tuya. Tengo una amiga doctora que sostiene que a todos los politicos "se les va la olla", y sólo eso me explica que Anguita se haya dejado manipular por sus peones de confianza... Ünicamente nos diferencia a que yo espero al próximo miercoles para dimitir en masa, aunque se nos queda un vacío de ilusiones. Soy del 15M de mi pueblo (adoptivo, porque nací en La Línea), de los yayoflautas de Sevilla, del SAT y de veinte plataformas que no son incompatibles... en fin, ante la dictadura que se nos esta viniendo encima, parecia lo de anguita una gran oportunidad. Con mi mas cordial saludo, recine un abrazo de Pilar.

Anónimo dijo...

Escuche con entusiasmo el vídeo de presentación del Sr. Anguita. Antes de inscribirme en FC pense dejar un tiempo prudencial, en la confianza de que una vez lanzada la idea, su imagen dejaría de ser protagonista y desaparecería, por las implicaciones que la misma tenía. Lamento que no sea consciente de ello. He seguido de cerca los movimientos del FC y lamento enterarme de su trayectoria.
En estos momento también sigo de cerca pero con prudencia la idea lanzada por José Ortega http://nisir.wordpress.com/2012/12/10/jose-ortega-explica-en-la-cadena-ser-una-propuesta-para-regenerar-la-democracia/
Te pongo el enlace por si te interesa
El individualismo nos mata. Lo que tenemos enfrente tienen sus intereses muy claros y tienen todo a su alcance para conseguirlo.
Siento tu decepción que también es la mía.

Antonio Piera dijo...

Anónimo 1.- Criticas y calificas de malo mi análisis mientras no entras a rebatirlo, quedándote en lo adjetivo en lugar de ir a lo sustantivo. Cuando hablo del PCE es porque todos los que han protagonizado esta maniobra de prestidigitación y escamoteo son del PCE, no porque el aparato oficial esté implicado en ello, que ni lo sé ni me importa.
Simplemente, me pareció preferible unificarles por las siglas que por su posición ideológica "los comunistas" que en tantas cosas comparto, aunque yo me sienta comunista de los de Nazim Hikmet ("Soy comunista, soy amor de los pies a la cabeza,,,").
Por otra parte, señalarte que cuando el grado de implicación conduce al despotismo ilustrado, algo va muy mal.
De nada por tu agradecimiento.

Javier Stracham dijo...

Y doblaron las campanas

Todos los que me conocéis a estas alturas ya sabéis como creía yo que debiera ser este frente cívico, que antes de frente y de ser cívico orgullosamente entonaba y como primordial un "somos mayoría".

En mi visión romántica de este asunto, desde el más profundo sentimiento de esperanza imaginaba, pobre de mi, una ciudadanía unida, dialogando y decidiendo desde el nos, siendo beligerante en su grito de libertad y justicia, siendo cada uno portavoz de su palabra y que ese "somos mayoría" fuese en resumen la suma de estas.

Asisto con tristeza a los que creo serán los últimos coletazos de este sueño, un sueño que ha tornado no en el mío si no en el de otros, un sueño donde ya no imagino caras sonrientes y haciendo propuestas valedores de que su opinión será contabilizada como una más dentro de muchas, ojalá muchísimas.

Sea por los motivos que sean, ya ni oso argumentarlos ni cuestionarlos, este sueño como dijo alguien aquí se queda pues los sueños, sueños son.
Por bandera el pragmatismo somos devorados por un organigrama que nada tiene que ver con la horizontabilidad soñada y deseada por este pobre iluso, asociaciones, mesas técnicas, delegaciones... y Emilio "el Moro" salió cantando por alegrías

Hoy un gran activista, otro soñador como yo dice adiós a Frente Cívico. Atrás deja muchas horas de trabajo y sobre todo muchas ilusiones, que conociéndole mañana , no a mucho más tardar pasado, sabrá encontrar en otro sitio, sitio en el que volverá a ser tan leal consigo mismo como con el resto, sitio en el que volverá a derrochar trabajo, sitio en el que yo le acompañaré en cuanto levante el teléfono pidiéndomelo y es que hay personas con las que lucharía desde el mismo infierno, y Antonio Piera, eres uno de ellos.

Tan solo cinco meses he aprendido de él lo que significa luchar por una comunidad sin querer medallas que a buen seguro le corresponden antes que a otros, pero a Antonio, al SEÑOR PIERA y lease en mayúsculas , esa medallas colgadas de su pechera le adornarían igual que a un santo dos pistolas, sus medallas un desalojo parado, una mirada a una familia que asiste a una manifestación juntos, desde el bebé a la abuela. Sus medallas un rayo de esperanza dibujado en sus retinas, un mañana para todos un hoy activista.

Poco más debo escribir, amigo Antonio, por miedo en caer en la ñoñería que se a ciencia cierta que no me permitirías

Antonio, no es un adiós, ni mucho menos, es un hasta luego y me temo que temprano, guardame un sitio a tu lado, en tu trinchera.

Javier Stracham

Martin Grasser dijo...

Hola Antonio.
Soy Rubén Zaya, compañero del FCSM. Dada la situación, en realidad no sé muy bien si rebautizar lo de compañero y definirme como ex-compañero del FCSM, o quizá compañero de renuncia a esto del FCSM. Tras leer detenidamente toda la documentación relacionada con la aslamblea estatal del 24N, comparto cada una de las reflexiones que he podido leer en tu blog acerca de la misma y de los acontecimientos que se han ido precipitando en las últimas semanas en torno a ese bonito e ilusionante proyecto que fue el FCSM, al que Anguita y sus recientemente autoproclamados dirigentes han decidido hacerle el harakiri. Me sorprende mucho cómo en tan poco tiempo se han podido soslayar, ignorar incluso, principios de partida que se presentaban como irrenunciables, y que proclamaban a los cuatro vientos una nueva manera de hacer las cosas, un empoderamiento ciudadano realmente democrático que dejara el poder de decidir en manos de la mayoría. Estoy profundamente decepcionado y desencantado por los derroteros que Anguita y sus prosélitos están imponiendo, aunque desde luego con menos motivos que tú para estarlo (desencantado digo), al menos aquellos que se derivan de la implicación y el trabajo directo, constante, abnegado y desde el principio del que yo no he podido participar plenamente por razones que ya conoces. No puedo dejar de pensar que estamos ante una nueva oportunidad perdida, y lo que más rabia me da es que su extravío (así debe calificarse, en mi humilde y modesta opinión) es responsabilidad exclusiva y directa de quienes en buena medida contribuyeron a su alumbramiento. No puedo dejar de pensar tampoco en cuántas personas de las que se han subido a este barco empiezan a dudar de su rumbo. Y no puedo dejar de pensar hasta qué punto servirá todo esto para desanimar y sumir de nuevo en el letargo a quienes, como a mí mismo, había conseguido empujar hasta el compromiso activo. Y es esto último lo que creo que debemos evitar, porque las personas que se sumaron a este proyecto tienen valía suficiente como para renunciar a la iniciativa que habían decidido asumir voluntariamente, y dejarla en manos de otros que no harán sino apropiarse de ella.
Te escribo a título exclusivamente personal, pero intuyo que no seremos pocos, dentro y fuera de nuestra asamblea, quienes estaremos dispuestos a continuar con el trabajo que se ha iniciado, al margen de unas siglas con las que ya muchos no nos indentificamos del todo porque apuntan a convertirse, como tú mismo has escrito, en otro chiringuito más del panorama. No sé qué se decidirá en nuestra próxima reunión, ni qué harán las demás asambleas de la provincia o fuera de ella. Lo que sí se es que seguiría estando dispuesto a participar en un proyecto que asuma de verdad esos principios enunciados por Anguita no hace tanto, y lo estaría mucho más si ese proyecto contara con tu presencia. Y es que, aunque soy el primero en reconocer el bienintencionado trabajo de coordinación y organización que el Colectivo Prometeo, el propio Anguita y sus colaboradores han realizado durante estos meses, creo que ya toca hacer lo propio con el de toda esa gente que trabaja desde sus respectivas asambleas con una entrega como poco comparable a la de los primeros, quienes no parecen darse mucha cuenta de la disonancia que existe entre lo que Anguita puso al principio por escrito y lo que hoy están haciendo. Deberían reflexionar, si no quieren amputar el FCSM antes incluso de que empiece a rodar.
Un saludo.

Martin Grasser dijo...

Hola Antonio.
Soy Rubén Zaya, compañero del FCSM. Dada la situación, en realidad no sé muy bien si rebautizar lo de compañero y definirme como ex-compañero del FCSM, o quizá compañero de renuncia a esto del FCSM. Tras leer detenidamente toda la documentación relacionada con la aslamblea estatal del 24N, comparto cada una de las reflexiones que he podido leer en tu blog acerca de la misma y de los acontecimientos que se han ido precipitando en las últimas semanas en torno a ese bonito e ilusionante proyecto que fue el FCSM, al que Anguita y sus recientemente autoproclamados dirigentes han decidido hacerle el harakiri. Me sorprende mucho cómo en tan poco tiempo se han podido soslayar, ignorar incluso, principios de partida que se presentaban como irrenunciables, y que proclamaban a los cuatro vientos una nueva manera de hacer las cosas, un empoderamiento ciudadano realmente democrático que dejara el poder de decidir en manos de la mayoría. Estoy profundamente decepcionado y desencantado por los derroteros que Anguita y sus prosélitos están imponiendo, aunque desde luego con menos motivos que tú para estarlo (desencantado digo), al menos aquellos que se derivan de la implicación y el trabajo directo, constante, abnegado y desde el principio del que yo no he podido participar plenamente por razones que ya conoces. No puedo dejar de pensar que estamos ante una nueva oportunidad perdida, y lo que más rabia me da es que su extravío (así debe calificarse, en mi humilde y modesta opinión) es responsabilidad exclusiva y directa de quienes en buena medida contribuyeron a su alumbramiento. No puedo dejar de pensar tampoco en cuántas personas de las que se han subido a este barco empiezan a dudar de su rumbo. Y no puedo dejar de pensar hasta qué punto servirá todo esto para desanimar y sumir de nuevo en el letargo a quienes, como a mí mismo, había conseguido empujar hasta el compromiso activo. Y es esto último lo que creo que debemos evitar, porque las personas que se sumaron a este proyecto tienen valía suficiente como para renunciar a la iniciativa que habían decidido asumir voluntariamente, y dejarla en manos de otros que no harán sino apropiarse de ella.
Te escribo a título exclusivamente personal, pero intuyo que no seremos pocos, dentro y fuera de nuestra asamblea, quienes estaremos dispuestos a continuar con el trabajo que se ha iniciado, al margen de unas siglas con las que ya muchos no nos indentificamos del todo porque apuntan a convertirse, como tú mismo has escrito, en otro chiringuito más del panorama. No sé qué se decidirá en nuestra próxima reunión, ni qué harán las demás asambleas de la provincia o fuera de ella. Lo que sí se es que seguiría estando dispuesto a participar en un proyecto que asuma de verdad esos principios enunciados por Anguita no hace tanto, y lo estaría mucho más si ese proyecto contara con tu presencia. Y es que, aunque soy el primero en reconocer el bienintencionado trabajo de coordinación y organización que el Colectivo Prometeo, el propio Anguita y sus colaboradores han realizado durante estos meses, creo que ya toca hacer lo propio con el de toda esa gente que trabaja desde sus respectivas asambleas con una entrega como poco comparable a la de los primeros, quienes no parecen darse mucha cuenta de la disonancia que existe entre lo que Anguita puso al principio por escrito y lo que hoy están haciendo. Deberían reflexionar, si no quieren amputar el FCSM antes incluso de que empiece a rodar.
Un saludo.

Francisco Frente Civico Jerez dijo...

Hola,camarada Antonio has hecho creo un ánalis centrado, en el que criticas siertos apaños o maniobras, que yo no comprendo salidas de Anguita. Por otra parte estoi pensando, que todos los que hemos llegado hasta aquí, con más o menos ilusión de que este proyecto llegara a ser algo que pudiera unir muchas voluntades para un verdadero Frente de lucha, deberíamos no, tiral la toalla y al meno mantenernos en contactos, ya que en nuestras localidades es mucho el trabajo que podemos hacer, y si lo hacemos coordinado los pueblos que hasta aquí hemos llegado, quizás a medio plazo pueda nacer que nos sirva a todos como algo nuevo que tiene que nacer, y pienso que en nosotros puede echar raices...



Dejame que termine con unos versos que me acabo de inventar para darte ánimo, Abrazos.

Camarada Piera
nos queda mucho que andar
en busca de un frente
que abra de par en par
todos los sueños que anidas
un día germinaran
y tus ideas y las mias
avancen en libertad.

Antonio Piera dijo...

Gracias, Paco. ¿Quién habló de tirar la toalla? Desde tu experiencia, creo que has puesto el dedo exactamente en la llaga. La lucha porque la ciudadanía se empodere ni empezó con el FC ni se acaba, para mí, con él. Ha de ser precisamente en las ciudades y pueblos donde resurja de nuevo.
Agradezco en el alma tus versos.

Livingston dijo...

A todos aquellos que se sienten traicionados y arrojan la toalla antes de que empiece el combate.Pensad, que los oportunistas solo están esperando eso, que los realmente honestos en sus intenciones dejen el carro para salir ellos de sus madrigeras y tomar el control. Pensad que lo que se nos viene encima es peor que el franquismo que ya conocimos. ¡Os podreis mirar a la cara cuando la tiranía se haya implantado totalmente solo porque la gente honesta se siente traicionada y abandona la lucha cuando más necesarios es el esfuerzo colectivo? Yo os digo, no he sido jamás militante de ningún partido o fracción política, a pesar que estoy tal vez mejor informado que muchos de ellos. Yo me he subido a este frente no por Anguita,pues jamás he creido en los mesías y menos si estos son políticos, detesto el culto a las personas, que tantas tragedias han provocado a lo largo de la historia de la huanidad. Me he subido a este frente porque he leido muchos comentarios de gente decepcionadas que de pronto empezaron a creer en un rayo de luz, y porque soy consciente de que hay que linearse políticamente si queremos salir de la tiranía en que nos encontramos. A mí Anguita me decepcionó solo durantes las horas o días que yo necesité para observar videos y pensar el por qué de esta manera de actuar de una persona formada políticamente e inteligente. En todo este comportamiento no hay nada más que una estrategia de planificación equivocada. Se trataba de ganar un poco de tiempo, el suficiente para que el frente empezara a andar un poco, para mostrar, que la idea no fue solo de Anguita, como el mismo ya lo dijo en unas declaraciones públicas. se trataba de disimular, por lo menos al principio de que esto era un equipo de personas el que lo había planeado, y el fallo, pensado, fué no comunicarlo desde un principio tal vez por miedo, a que muchas gente de la izquierda le diera la espalda pensando que es algo de lo mismo. Ahora que ya nos vemos confrontado con la realidad que pretende ser piramidal. Lo que tenemos que hacer en lugar de tirar la toalla y crear división,que solo favorece al sistema, es apretar los dientes y luchar, todos unidos en este frente, con más tesón si cabe para demostrar que la gente ya no está dispuesta a aceptar más manipulaciones, ni a ser tratados como menores de edad venga de quien venga. Ahora tenemos la oportunidad de desarrollar un programa político con unos estatutos, que debemos esforzarnos entre todos, para que sea tan perfecto que no haya posiblidad en el futuro de ser manipulado,que solo contemple los interese generales radical, que oblige a los líderes a someterse a las decisiones de las bases, y que estos acuerdos provisionales que se han alcanzado, deben ser reformulados y reformados en el sentido que queremos las mayorías, que de momento nos encontramos en el frente como miembros. Regresad.

javier alonso arista dijo...

Iban tres caminando por una predera y se encontraron de sopetón con una pared y dos puertas de entrada.

El de enmedio, que acompañaba y unía al grupo, se da de bruces con el decorado y se cae de culo. Ensimismado, pletòrico de llevarles de la mano, ni siquiera ve el pasaje que é mismo construyó. O había ayudado a construir. Para el caso, tanto monta, monta tanto.

El resto sigue su camino.

El prado es amplio.

Suerte Salud y Sonrisas
hábi

javier alonso arista dijo...

EL PASAJE

Un buen día, tres amigos caminaban por un prado. El de enmedio, a modo de tio hecho y derecho, acompañaba el paseo llevándoles de la mano, uno a izquierda, otro a derecha.

Pero de repente, sin percatarse, se encontraron una pared con tan sólo dos pasajes.

Claro el de enmedio, entonces, se dió de bruces y terminó cayendo de culo. Y todo sin darse cuenta de que fué él mismo quien construyó la pared. O al menos ayudó a construirla.

Los otros dos cruzaron el pasaje y nada más meterse, vieron que no era más que un decorado.

Tras el pasaje continuaba el mismo prado.

Bueno, el mismo no, con igual o incluso mayor número de flores.

Suerte Salud y Sonrisas
hábi

javier alonso arista dijo...

EL PASAJE

Un buen día, tres amigos caminaban por un prado. El de enmedio, a modo de tio hecho y derecho, acompañaba el paseo llevándoles de la mano, uno a izquierda, otro a derecha.

Pero de repente, sin percatarse, se encontraron una pared con tan sólo dos pasajes.

Claro el de enmedio, entonces, se dió de bruces y terminó cayendo de culo. Y todo sin darse cuenta de que fué él mismo quien construyó la pared. O al menos ayudó a construirla.

Los otros dos cruzaron el pasaje y nada más meterse, vieron que no era más que un decorado.

Tras el pasaje continuaba el mismo prado.

Bueno, el mismo no, con igual o incluso mayor número de flores.

Suerte Salud y Sonrisas
hábi

Jesús Díaz Formoso dijo...

Buenas noches, Antonio y Compañía. Son buenas aquí, aunque no nos lo parezcan. ¿Otra crisis? Otra oportunidad. El Frente Cívico de esa minoría que quería aparentar unir a la Mayoría, es una experiencia más para el zurrón.

No he seguido la Junta del COE (que es casi CEO). Me desencanté mucho antes. Y de mi crisis salí, como no, con nuevas fuerzas. La renovada juventud de pasado el medio siglo -por poquito, jeje- es la mejor que he tenido. Como tu, Antonio, no me cabe duda.

Todos tenemos agujetas del esfuerzo. Afortunadamente, porque mañana estaremos más fuertes; gracias a ellas.

EL FCSm ha sido, para mi al menos, un movimiento de síntesis. Atrás quedaron los pobres de espíritu y su triste carrera en pos de un pesebre. Por mi parte, me alegraré de que consigan su preciada sopa boba; a la vez que lo sentiré por ellos y su simplicidad existencial.

Lo nuestro, lo de los “sintetizados”, productos de tanta Tesis sin antítesis, es otra cosa. Es plenitud de vida en el momento; es la rebeldía y la disconformidad. Es el premio de un nuevo mañana que abre sus horizontes a nuestra acción. Aquí estamos; sintetizados pero no reducidos. Por fin, bien acompañados.

Me alegro de haberos encontrado. A vuestra disposición, Camaradas. Para seguir luchando por un mundo mejor. No para nosotros, sino para todos.

Un abrazo.
Chus

chema tarifa dijo...

Antonio me sorprende que el dia 12 encabeces una lista de una propuesta distinta a la planteada por Julio Anguita, (que al 95% yo podria suscribir), y al dia siguiente abandones el barco. Ademas copio textualmente la respuesta de Prometeo al envio de otra propuesta de la Asamblea del Campo de Gibraltar del FCSM: (Gracias Marco.Tal como se decía en el primer mensaje remitido, la propuesta de Julio era sólo eso , una propuesta y se abría el plazo ( a petición de distintas asambleas se ha prorrogado ) para que se enviasen otras iniciativas.Todas las recibidas, vuestra incluída, se remitirán para que se decida sobre ellas. A día de hoy puedes informarle a los compañeros del Campo de Gibraltar que se han recibido muchos apoyos de asambleas a la idea de Julio y esta propuesta vuestra. Por ello resulta alucinante que algunos promuevan un envío masivo por internet y una petición de firmas sin control de pertenencia al Frente Cívico y que sin embargo, aún no nos han remitido su propuesta para que se adjunte a las demás.
Saludos ) 21 de Diciembre
Chema- Tarifa

Anónimo dijo...

Vaya, vaya, unos meses de lucha y ya tiramos la toalla. En fin, no os sintais originales y rompedores, eso pasa mucho. Practicamente ha pasado en todos los movimientos ciudadanos y estudiatiles que he conocido:

-Un gurú antisistema con la fuerza de su personalidad crea unas bases para crear un movimiento ciudadano.

-Ese movimiento genera ilusión y crece desordenadamente.

-El líder que lo creó trata de darle estructura y encauzarlo; aunque también mantenerlo bajo control ideológico para que no haya desviaciones de los planes originales.

-El líder empieza a delegar en aquellos en que más confía. Para delegar en unos, hay que apartar a otros. Primeras fricciones.

-Se pasa del modelo local a un modelo federal (como el que he visto descrito) y de este a un movimiento político (si llega) para tratar de cambiar la sociedad. Más descontentos se quedan por el camino.

-Nace un partido político que realmente cambia la sociedad (raro que pase), nace un partido más minoritario (más habitual), o el movimiento desaparece.

Señores, el tema es así. Para que algo funcione, tiene que haber una organización, y esta ha de ser democrática. En cuanto la democracia sale por la puerta, la pureza original se pierde. Hay que escoger, o ser un movimiento de lucha ciudadana, o convertirse en un movimiento político. Las medias tintas quedan en nada.

Pdata. He entrado en este blog y muchos otros por pura casualidad. Busco luchar para cambiar la sociedad y veo que hacen mis compatriotas. No hay un movimiento percfecto, busco el menos malo.

Antonio Piera dijo...

Al último comentarista anónimo.
Básicamente de acuerdo contigo, salvo en que tu texto parece escrito desde la prepotencia y eso jode.
Ni mi experiencia, real y demostrable, en la lucha política, ni mi capacidad de análisis (sea la que sea) me han conducido ni a considerarme original ni a creerme rompedor, adjetivos que no sé de dónde te los sacas. Aquí se han denunciado con honestidad errores públicos y se han anunciado decisiones congruentes.
Lo demás, al menos a mi, me resbala.

octavio dijo...

Bueno Don Antonio, esto se veía venir desde hace varios meses. Es una lástima pero no es nada sorprendente y vendrán aún más desilusiones viendo el jaez de los acontecimientos. Salud y que todo le vaya bien.