sábado, 1 de diciembre de 2012

¿qué pasa en el Frente Cívico?


Estos últimos días me preguntan muchos compañeros de Cádiz y de otros lugares acerca de lo que ha pasado en el Frente Cívico y, sobre todo, me preguntan qué pienso que pasará a partir de ahora. Como mis dotes de futurólogo son escasas, casi prefiero contestarles a la primera cuestión que tanto les preocupa. Lo que pasó en la preparación de la reunión y en la reunión estatal misma del 24N, por decirlo claramente, fue que se impusieron en el Frente Cívico los criterios organizativos del PCE. Nada más. ¿Cabía esperar otra cosa?

El mismo Anguita, en su respuesta pública a la asamblea de Sevilla, lo dice bien claro, así que copio, encursivo  y pego: El colectivo Prometeo, al que pertenezco, se pone a disposición del proceso y se entrega a la tarea con los pocos medios a su alcance y con la mucha dedicación de sus integrantes. La única fuente de legalidad y legitimidad entonces son estos dos vectores: el convocante y el grupo que pone marcha la convocatoria. La respuesta es de tal entidad que nos desborda y por ello me veo en la necesidad de recabar la ayuda de personas de mi confianza y que obviamente son de mi entorno político e ideológico ¿Cabrían algunas otras en esos momentos?

Leído lo cual, no es una interpretación mía -sino una realidad reconocida- que toda la organización de ámbito estatal del Frente Cívico ha sido y está siendo protagonizada por miembros, algunos de ellos muy destacados, del Partido Comunista de España. ¿Es eso malo? Yo pienso que malo no es, pero sí que se trata de un grave error. Digo error en varios sentidos porque, si lógico es que los miembros del citado partido entiendan y apliquen los conceptos y metodología que consideran correctos para el mejor desarrollo de una “organización de masas”, resulta en la realidad que estos conceptos y métodos son obsoletos, que está demostrado que ofrecen resultados de cortos alcances y, sobre todo, que son escasamente democráticos.

Luego intentaré desarrollar estas afirmaciones, pero antes deseo aclarar que no estoy argumentando ni lanzando acusaciones de mala voluntad, en lo absoluto, a nadie. Estoy totalmente convencido de que la entrega, la capacidad de trabajo y sacrificio e incluso la enorme ilusión con que han abordado su trabajo los miembros del PCE presentes en la Comisión Estatal de Organización del Frente Cívico, al igual que los miembros del Colectivo Prometeo, pueden resultar proverbiales y hasta ejemplares. Conozco de cerca a algunas personas de las que hablo, algunos de ellos amigos de hace tiempo, y puedo garantizar públicamente su honestidad. Lo que pasa, que es casi peor, es que estamos hablando de aplicar conceptos y métodos que ya no sirven. Que ya no valen. Que han sido superados en la propia calle.

La concepción que han demostrado tener de lo que deben ser y lo que son en realidad las “masas organizadas” es antigua y no tiene en cuenta para nada, en la práctica, que "están ante una tarea que les desborda", por decirlo en las propias palabras del referente. En mi opinión, no comprenden, ni asimilan, ni practican unos métodos organizativos democráticos, escrupulosos y directos, que sí tenemos contrastadas bastantes (más de las que parece) de las asambleas locales y provinciales del Frente Cívico. Por eso, en la aparente victoria de su "línea organizativa" que ahora nos parece percibir, no es, para nada, nuestra derrota. Equivocarse es aceptable. Insistir en el error, sin considerar las opiniones en contra, sería contraproducente para sus mismos intereses, que admito son idénticos a los nuestros.

Tampoco ha ayudado que tantos y en tan repetidas ocasiones hayan utilizado el concepto de la urgencia como justificación de los hipotéticos errores organizativos. Objetivamente, no había más urgencia que ayer, ni menos que mañana. Utilizada como excusa para no ser escrupulosos en la aplicación de las premisas básicas de democracia interna, más bien parece la aplicación de una técnica que algunos atribuyen a la periodista canadiense Naomi Klein quien la bautiza como La doctrina del shock, como sugiere mi buen amigo Juan Marcos. Se trata, en resumen, de utilizar la "Psicología social" inventando o aprovechando algún desastre o contingencia extrema (léase una inesperada pero extrema urgencia) para conseguir que, en medio de la conmoción y confusión provocada, se puedan aplicar reformas impopulares que serían inaceptables en otras circunstancias.

Si la intención ha sido indudablemente buena, como yo interpreto, creo que la práctica está resultando claramente negativa. Los resultados, por muy provisionales que se califiquen, están conduciendo a la organización del FCSM hacia una definición piramidal de delegados que a muchas y muchos no nos parece la más adecuada ni es, desde luego, la nueva forma de hacer política que hemos comprometido con la gente, al menos en mi pueblo. Pienso que este criterio, a medio plazo, se puede volver contra los que lo han promovido.

En esta España que ha sido y está siendo literalmente machacada por la troika, la sociedad sabe que han sido los partidos políticos el eje vertebrador de todas las agresiones que ha recibido y sigue recibiendo. Los unos y los otros, sin apenas excepciones. Todo lo que huela a partido político obtiene, de partida, una certeza de rechazo por parte, sobre todo, de los sectores más avanzados de la ciudadanía. Lo grave es que son precisamente esos sectores avanzados los que en primer grado han abrazado como suyos los iniciales postulados del Frente Cívico y los que, con mayor preocupación están percibiendo el grado de “usurpación”, permitidme adjetivar así, a que está siendo sometida la “cúpula” (vuelvo a entrecomillar, para entendernos) de nuestra incipiente organización.

El que podría considerarse “método asambleario” resulta, sin duda, menos operativo que el propiciado desde el PCE, sobre todo porque no admite la figura del “delegado”, que suele agilizar la toma de decisiones, aunque al alto precio de la desaparición de la democracia realmente representativa, sino que defiende un esquema de organización basado en “portavoces”. Esquema que se caracteriza porque no admite más autoridad que la emanada de las asambleas locales, que no son para nada (contradiciendo aquí a Julio Anguita) solo soberanas en su ámbito sino que son, y así deben ser consideradas, las auténticas y únicas protagonistas de todo el proceso que defendemos: las que toman las decisiones organizativas y políticas, las que proponen y aprueban o rechazan, las soberanas de verdad.

Estoy dispuesto, y seguro que muchas personas lo están a la vez, a desarrollar y presentar, a quien/quienes corresponda, un esquema de organización trabajado y consensuado desde nuestras asambleas locales que demostrará, sin duda alguna, que se puede ser a la vez respetuoso con la estructura de portavoces y muy operativo. No queremos personas maravillosas como responsables de nuestro Frente. No nos hacen ninguna falta. Nos basta con los cauces adecuados y el control sobre las coordinadoras.

Con respecto a la reunión estatal pasada que nos ocupa, algunas de mis críticas son las siguientes:

-          a) No se convocó definiendo con claridad todos los elementos que luego fueron dados por sobreentendidos: que se trataba de “representantes” provinciales sin mandato expreso de portavocía, que los elegidos pasarían a formar parte de la propia Comisión Estatal de Organización, que los documentos no se enviaban para ser debatidos sino a título informativo… Que alguien me muestre el texto concreto de esta convocatoria y me diga cómo se remitió a las asambleas locales, si piensa que me equivoco.
-          b) Faltó tiempo real para gestionar en las asambleas una propuesta emanada de la CEO que no fue comprendida (al menos de forma unánime) por las asambleas locales.
-          c) Las personas que gestionaron la organización de la reunión tomaron decisiones que nunca habían sido ni consultadas ni consensuadas, como la de condicionar la entrega del orden del día y los materiales previos a la elección del “delegado” provincial, o la de no hacer públicos los elementos de dicha convocatoria en Prometeo, con lo que se retrasó objetivamente el conocimiento de dichos elementos y se impuso en la práctica una “vía de trasmisión” que no se correspondía ni con la práctica ni con las decisiones de varias asambleas sobre criterios organizativos. Tomaron esas decisiones e impusieron su aplicación a rajatabla sin autoridad para hacerlo.

Podría seguir, porque hay mucho más, pero no es el caso. Desde la buena voluntad que le supongo a la totalidad del colectivo Frente Cívico, mi opinión es que éstos no son ni deben ser los criterios de funcionamiento de una organización que se proclama democrática y que lucha por la defensa de una democracia participativa y directa para la ciudadanía. Con la aplicación de este esquema de organización se podrán levantar “organizaciones de masas” como las que conocemos, bien controladas por el Partido, pero también conocemos los límites de las así creadas y hacia dónde se encaminan irremediablemente. Muchos no desearíamos presenciar ni participar en ese futuro anunciado.

Esto no debe ni puede ocurrir con nuestro Frente Cívico, que tiene verdaderas aspiraciones de organizar a muy amplios sectores de esa mayoría de la que nos definimos, pero solo si se olvida de los métodos y criterios aquí criticados y aplica, sin miedo ni precaución alguna, los de organización directa, genuinamente asamblearia, basada en la aplicación estricta del principio, inalienable, de un afiliado, un voto. Las asambleas locales son la base del Frente Cívico y son y deben ser sin duda alguna las únicas soberanas. Solo así, creo yo, podremos ser, de verdad, la mayoría.

12 comentarios:

cristina diego dijo...

Tal cual lo cuentas he entendido yo la idea del Frente Cívico desde el primer momento, y creo que así también lo ha entendido una gran parte de la asamblea de Las Palmas.

Entre otras preguntas que quiero presentar a nuestra próxima asamblea para ,si así se acuerda, trasladarlas a la organización de esta reunión estatal está precisamente lo que tú apuntas, ¿Por qué ahora? ¿Hubo una petición por parte de una o varias asambleas para llevar a cabo YA esa reunión? ¿Que elemento urgente llevó a esa convocatoria?
Otra pregunta que me parece fundamental, ¿por qué hubo que elegir primero un representante y este representante es quien recibió la documentación , para a continuación trasladarla a la/s asambleas? Creo que esta forma de hacer las cosas entra en completa contradicción con la forma en que aquí hemos trabajado hasta ahora.
Ya iremos viendo como se desarrollan los acontecimientos,y cuales la opinión del resto de asambleas. salud

javier alonso arista dijo...

Un problema de formas, evidente, pero lo mucho más grave. Un problema de fondos.

Como bien dices Antonio, esto requiere pararse a pensar, eliminarse propias y ajenas telarañas para estudiar, discutir y proponer lo discutido.

Hijo de las mejores intenciones y fresco como recién parido.

Sin miedo. Total, ¿que hay para perder?

Las ilusiones y apuesta por el trabajo son pertenecientes a la decisión personal, única, libre y en el último de los eslabones, auténtica soberana.

Suerte que la merecemos, Salud siempresiempre y Sonrisas ante el más negro de los cielos.
Abrazos, hábj

chema tarifa dijo...

Antonio suscribo totalmente tu escrito en espiritu y forma.
Pero si es cierto que J.Anguita pidio para la comision de organizacion provisional, la integracion de personas de las provincias y de eso nacio la necesidad de la runion provincial de Cadiz del dia 10N,en la que decidimos que nuestro representante fuera en calidad de portavoz, cuestión que estoy completamente de acuerdo, pero se nos olvido designar a nadie para la comision de organizacion provisional.

Antonio Piera dijo...

Tienes razón, Cristina, choca frontalmente con las costumbres y métodos que escrupulosamente procuramos aplicar en nuestras asambleas por respeto y convicción.
Gracias, Javier, por tus palabras. El único miedo que respeto es aquel que siento a que, una vez más, se le escape a la ciudadanía el tren de la Historia.
Claro que es cierto, Chema, que lo planteó. Exactamente en el Somos Mayoría V, como bien recordábamos en la solicitud de aclaración. Lo que pasa es que NADIE presentó ni publicó una convocatoria concreta de la reunión del 24N en la que se informara de su naturaleza, objetivos, contenidos previstos y se solicitara a las asambleas provinciales y a las provincias elegir ese representante y con qué características. En resumen, los convocantes sí sabían lo que querían pero no se respetó correctamente a las asambleas locales al no realizarse la CONVOCATORIA oficial que digo. Las palabras de Anguita, las únicas que convocaron, resultaban susceptibles de varias interpretaciones.

Nieves LM dijo...

Hola Antonio, una pregunta duda que tengo. Creo, si no entiendo mal, que una de las quejas que hacéis es que la documentación llegó a los distintos frentes, una vez que éstos hubieron comunicado a Prometeo quienes eran sus "representantes" o portavoces o delegados (como sea). Y que reclamáis que deberían haber llegado a las Asambleas (se hubiera ganado tiempo para estudiarlas, sobre todo en las Asambleas que comunicaron muy tarde). Bueno mi pregunta es: cómo se podría haber hecho esto? Cómo se remite a las Asambleas la docu sin saber a quien dirigirse? A traves del blog de Prometeo? Pregunto.

Antonio Piera dijo...

Hola, Nieves. No son quejas, son críticas concretas que paso a explicarte. En Cádiz, por ejemplo, nos hemos dotado de un Coordinador Provincial electo que está en permanente contacto con las ocho asambleas de la provincia.
Bastaba con haber enviado los materiales a este coordinador (que soy yo mismo, dicho sea de paso y para que no pueda parecer que tengo nada que esconder).
En sucesivos contactos por correo con la compañera que llevaba en Códoba los asuntos de organización, así se lo repetí en varias ocasiones, del mismo modo que le señalé que deberían publicarse los documentos en Prometeo (a lo que se comprometió por escrito), pero no se hizo.
Ahora mismo, para que me entiendas, la propia Acta oficial de la reunión del 24N se la han enviado a nuestra portavoz hoy mismo, y no a este coordinador provincial.
Es la verdad y así la expongo.

Anónimo dijo...

Gracias, Piera, por tu lúcido y claro análisis/resúmen. ¿Cuándo madurarán y entenderán qué es lo que queremos? Y mientras, aquí, en Madrid, los Pérez, Llamazares, Gordo y demás ganan por 17 votos, con el apoyo de Cayo Lara. Decepción tras decepción...
Un beso enorme, Ana

mirobrigense dijo...

Buenas tardes. Había decidido no hacer ningún comentario,pero hay datos , según la verdad que proclama A. Piera, que no corresponden a la mía.
En su comentario del día 2 dice: "
Bastaba con haber enviado los materiales a este coordinador (que soy yo mismo, dicho sea de paso y para que no pueda parecer que tengo nada que esconder).
En sucesivos contactos por correo con la compañera que llevaba en Códoba los asuntos de organización, así se lo repetí en varias ocasiones, (...)
Ahora mismo, para que me entiendas, la propia Acta oficial de la reunión del 24N se la han enviado a nuestra portavoz hoy mismo, y no a este coordinador provincial".
1ª: los asuntos de coordinación en Córdoba los llevábamos un grupo de personas. La compañera a la que aludes,yo en este caso, era el enlace de comunicación.
2ª. En ningún caso tuvimos constanca de que tú fueras el coordinador provincial y que considerases en base a ello que que a tí debían enviársete los documentos. Es más, a fecha 13 de noviembre, tan pronto recibimos los dos nombres -Isabel Fuentes y el tuyo- contacté con vosotros para que me dijéseis quién era el representante (una persona como en todas las provincias), para enviaros cuanto antes el material, como habíamos hecho y estábamos haciendo en todas las provincias.
Tras varios correos sobre este asunto, el día 15 de noviembre a las 18:44 me repsondiste: "… Iremos los dos, pero la portavoz de Cádiz será Isabel, salvo que allí, sobre la marcha, decidiéramos lo contrario (para lo que estamos facultados por nuestra Coordinadora provincial). …" No sé si el error está en que nosotr@s hablábamos de "representante" (con voz y voto, como actuó)y vosotr@s de "portavoz". Lo que sí puedo asegurar es que Prometeo no tiene conocimiento de esa figura de Coordinador Provincial que dices representar y que -según tú- es quien debería haber recibido el Acta, por ejemplo.
El Presidente de la Mesa de la reunión del 24N ha remitido el Acta a l@s representantes provinciales que -en vuestro caso- era Isabel Fuentes (no nos indicásteis lo contrario y es quién participó con voz y voto en la reunión).
Creo que es el dato que me correspondía aclarar como persona de contacto dentro del grupo de organización para la reunión del 24N. Tarea que terminé con dicha reunión.
Ya no escribiré más.
No sé qué sentido tiene que sigamos tirando piedras sobre el tejado en vez de seguir construyendo.
Julio Anguita hizo una propuesta a la que nos unimos mucha gente y pidió ayuda para ponerla en marcha a Prometeo. Ya está repetidamente explicado.
La reunión de la COE provisional se había demandado tanto que urgía convocarla, y lo hemos hecho lo mejor que hemos podido y sabido. Si nos parábamos a consultar a cada asamblea qué opinaba de cómo hacerlo estaríamos todavía (¿hasta cuándo?) intentando ponernos de acuerdo. Así de sencillo. Es lógico que haya fallos, claro, y que hay que analizar y corregir para el futuro, pero en mi modesta opinión, se están poniendo demasiados obstáculos en el camino, que creo no conducen a nada.
Saludos.
Mª Agustina Martín.



Anónimo dijo...

¿Pertenece el tal Verstrynger tb al PCE? Lo pregunto, porque éste debe ser uno de los del entorno político e ideológico al que Julio se refiere.

Anónimo dijo...

Y por todo lo que está sucediendo en el FC y por que no somos capaces de ponernos mínimamente de acuerdo se produce la atomización de intereses en la mayoría del 99%. El FCSM era y es demasiado bonito para ser real. Aún no ha echado a andar que ya le estamos poniendo trabas. Demasiadas exigencias iniciales, demasiadas suspicacias, demasiada desconfianza. En fín, gracias a todos a los que lo estais o habeis intentado.

Anónimo dijo...

http://colectivoprometeo.blogspot.com.es/2012/11/carta-al-frente-civico-de-sevilla.html

Antonio Piera dijo...

Pues, anónimo sub1, ignoro si Verstrynge pertenece actualmente o no al PCE. Se me olvidó preguntárselo durante las casi dos horas en que se mantuvo fuera de la reunión de charleta con unos y otros. Digamos que el interés que mostró por el desarrollo de la reunión me pareció 'relativo', al menos en lo que respecta al tiempo. Para Anónimo sub2, me temo que tienes razón en lo general, pero que culpas más a la parte de la desconfianza que a quienes con sus actitudes la provocan. En 2012 y con la experiencia de la calle, pretender actuar como si estuviéramos en la transición carece de sentido.
Agustina, si me lo permites prefiero responderte en una entrada particular que estoy escribiendo ahora mismo y publicaré en breve.