domingo, 17 de febrero de 2008

hágase la luz

El trasfondo de la anterior entrada, y lo digo para todos, pretendía ser en su mismidad una toma de posición in-péctore, que aunque no sea de alineación ciega no deja de ser postura pese a que algunos la hayan considerado más propia de alberos. No era tanto tibieza sino toma de posición, significo, aunque acaso resulte no ser la esperada de alineamiento. Ni contigo ni sin ti, que decía el cante, tienen mis males remedio. Ajeno a todo maniqueismo, mi opinión al respecto, por si no quedara claro, es la siguiente:
- Soy autor, y cobro una miseria cada año de la SGAE,(valga como previo).
- Me parece correcto que se intente proteger la autoría intelectual de quien la realiza y la ofrece a los demás, sea en los medios de reproducción que sea.
- Discrepo tajantemente de las formas con que los que gestionan estos derechos se apropian de las millonadas que produce la aplicación del canon. De alguna manera, el uso que ellos hacen de la parte del león del patrimonio del autor me escandaliza y me afecta, recordándome mucho a los usos consuetudinarios de la Santa Madre Iglesia, estilo Dios será Dios, pero los dineros los gestiono como me da la gana. No entiendo ni acepto ni las inversiones suntuarias en patrimonio inmobiliario, ni los derechos selectivos que obtienen unos privilegiados y no todos (habría mucho que hablar de la construcción de pisos de lujo y tal y tal), ni la razón real para la creación de esa especie de Fundación superestructural, ni muchas de las sesgadas políticas de SGAE. (Por cierto, ¿ningún comentario a las espléndidas y exclusivas fotos aportadas por este agente especial?)
- Sin embargo, sí entiendo que cualquier impuesto se debe relacionar con el uso que se haga del bien sobre el que recae y me parece que lo indiscriminado del canon perjudica a un alto porcentaje de usuarios que ni copian ni quieren copiar. Se ha convertido en un impuesto general lo que, en mi opinión, es la imposibilidad o incompetencia para investigar la manera de establecer una discriminación positiva. El que compra un coche, paga el impuesto de circulación, y ello aunque no circule. Pero, la diferencia esencial, es que un coche sólo sirve y se utiliza para circular (bueno, a veces para otras cosas, pero eso va ya en las tasas que priman los preservativos), mientras que un ordenador, cámara y demás tienen otros usos diferenciados manifiestos.
- No me queda claro si lo que dice Rosa Montero, "...el canon no es un impuesto ni un castigo; es un derecho que adquieres a hacer copias" es cierto o no. Y no parezco ser el único en esta tertulia que no lo tiene claro.

En pocas palabras, pero que espero resulten concisas, tengo la desasosegante certeza de que el puto canon es el caballo de batalla entre dos grupos de presión muy poderosos, el de las empresas tecnológicas (llamémosle el Gates-club) y el de los gestores de derechos (llamémosle Los hombres de Teddy), con sus alianzas políticas respectivas (votos y apoyo en campaña), con sus intereses estratégicos a corto, medio y largo, con sus campañas en los media, con sus apóstoles-defensores y detractores a ultranza..., mientras los pobres infelices debatimos este asunto como si pudiéremos cambiar algo de un cotarro que nos supera a la vez que pagamos el convite, como siempre sucede.

Así que el que quiera seguir ahondando en el asunto puede referirse a los dos links (Texto refundido de la Ley de la Propiedad Intelectual (LPI) y también, para mayor precisión,
Enmiendas del 2006) que amablemente nos ha proporcionado un amigo (incansable, vehemente y tenaz don Pedro) y hasta aprendérselo de memoria, que éste que lo es, con los privilegios que le concede su condición de autor (de este blog, por suuesto), desea darlo por cerrado, al menos en lo que se refiere a la presente oleada.

Y aquí paz, y después gloria.

15 comentarios:

Anónimo dijo...

Ya no se te puede llamar "el Manolete de los blogs", cachis....Tu postura está muy bien posicionda, altamente trabajada y clarísima. Para más inri, estoy totalmente de acuerdo. ¿Te he dicho alguna vez, Sr. Piera, que me gusta muchísimo cómo escribes?. Si en mi mano estuviese y contase con los recursos, te pagaría una millonada por "Derechos de autor" en los cuales incluiría, por supuesto, los de este preciado Blog.
Saludos,
Shosho

Gustavo dijo...

No podría estar más de acuerdo contigo. Y pienso que tú y otros que están en la mism aistuación sois los únicos que sabéis lo que realmente pasa.
El canon se ha pensado para, además de sacar dinero, proteger a ciertos artistas, algunos realmente valiosos (o que lo fueron) y otros que simplemente reportan una enorme cantidad de dinero: obviamente, la nada despreciable cifra que dan los ídolos juveniles no puede caer en otras manos.
Estoy francamente en contra del llamado top-manta, por razones obvias, pero no a la criminalización de sus vendedores, como ellos mismos pretendieron, a los que no les queda otra la mayoría de las veces: ¿o es que piensan que se hace por gusto estar en una calle, llueva o nieve, siempre vigilando que no venga la policía?
Criminalizar e-mule es un error: no todo el mundo lo usamos para descargarnos cosas del Bustamante o del Miguel Bosé: a algunos, hasta que no encontremos un vinilo decente o una remasterización no nos queda otra; y además es un excelente vehículo para recuperar ciertas cosas injustamente olvidadas.
Para acabar, una reflexión que me dijo alguien que conoces: cierto libro sobre un cantante que querían publicar, se impidió; él está convencido de que fue por el "buscador" de la sociedad general y no por otra cosa: ¿protección de artistas o corporativismo mafioso?

Antonio Piera. Madrid. dijo...

Me encanta lo que me dices, shosho, ¿quieres casarte conmigo? Así disfrutaríamos juntos de esos derechazos de autor que me auguras. Los de este blog, aunque protegidos, son de libre reproducción, citando la procedencia. Lo mismo un día me animo y lo junto en un libraco como una crónica sentimental.
Gracias a ti, Gustavo. Creo que en este asunto nadie está en posesión de la verdad absoluta, pero por naturaleza me queman más las iglesias y conventos que las anárquicas chusmas.

Luna Carmesi dijo...

No. No voy a poner eso de los dos folios que he recogido de informacion entre mi hermano (experiodista musical) y la jueza gruñona que le comenté... No da lugar y jamas me sentiré censurada por usted. Pero quiero recordar la ultima parte de ese escrito. La parte valiosa y positiva en la que no debemos olvidarnos de los artistas, incluso alguien tan criticado como Teddy Bautista hay que recordarlo como el artista que fue...
Nunca hemos hablado de musica Sr. Antonio... Y aunque nos separan varios lustros permitame recomendarle alguna cosilla entre los mas de 11000 cds (originales y no me equivocado de ceros) con los que llenó la casa mi hermano.
Teddy como musico, como miembro de Los Canarios, escribio una memorable hoja en la historia musical española llamada CICLOS, no es musica de facil escucha... rock progresivo con apuntes hacia las cuatro estaciones de vivaldi, pero lejos de hacer un copia y pega del barroco compositor hicieron un rompecabezas intrincado, manierista y anticomercial que fue apreciado y admirado con la boca abierta fuera de España.
Tambien su labor...de productor, apadrinando grupos como IMAN, musica englobada en el rock andaluz pero que escapaba del estereotipo de Triana, y con una mezcla de Santana, Al Dimeola y Pink Floyd dificilmente digirible por las cadenas de radio. Sin duda, esa labor le ensalza... eso tambien debe no olvidarse.
Desde luego...que... visto lo visto, leido lo leido... la caca del lactante no huele igual a la mierda del jubilado.

Besotes.
:-D
(Aqui estamos escuchando a Silvio para que la madre este contenta, recomendacion: Aunque caro ese 'Erase que se era' de Silvio Rodriguez).

DeRedes dijo...

Don Antonio, por lo que yo le he leído, y en mi modesta opinión, tiene usted capacidad literaria para un libro y para varios.
Siguiendo la invitación de Don Pedro de Paz leo el Artículo 25 de LPI, Derecho de remuneración por copia privada.
Dice:
1. La reproducción realizada exclusivamente para uso privado, conforme a lo autorizado en el apartado 2 del artículo 31 de esta Ley, mediante aparatos o instrumentos técnicos (....)originará una remuneración equitativa y única (...)en favor de las personas que se expresan en el párrafo b) del apartado 4 del presente artículo (los autores), dirigida a compensar los derechos de propiedad intelectual que se dejaren de percibir por razón de la expresada reproducción.
Y leído también el Artículo 31. Reproducción sin autorización, tenemos que:
1. Las obras ya divulgadas podrán reproducirse sin autorización del autor y sin perjuicio en lo pertinente, de lo dispuesto en el artículo 34 de esta Ley(se refiere al uso de bases de datos por usuario legítimo), en los siguientes casos:
1.º (...)
2.º Para uso privado del copista, sin perjuicio de lo dispuesto en los artículos 25 y 99.a) de esta Ley, y siempre que la copia no sea objeto de utilización colectiva ni lucrativa.

Pues, como yo pensaba el pago del canon expresado en el artículo 25 da derecho según el artículo 31, a hacer copias (reproducciones) sin autorización del autor, para uso personal (no colectivo) y sin animo de lucro de todo lo que a uno le interese.
Si alguno tiene otra lectura distinta o hay algo más que yo desconozco, agradecería que me lo aclarase, pero yo lo entiendo así.

LOLA GRACIA dijo...

Pues estoy de acuerdo. Soy una autora que jamás cobró un derecho de autor...no sé,tendré que verlo con la editora...pero creo que tu posicionamiento es muy acertado.
Sí a los autores, si a que perciban...falla el cómo y a quiénes va la pela...y que una asociación, porque son cuatro amiguetes, se lo repartan todo,...y para los auténticos autores se queden las migajas.

Pedro de Paz dijo...

Estimado DeRedes, le aclaro la perspectiva legal del texto mencionado.

1) El canon es devengado por una remuneración por copia privada en un contexto y bajo unas condiciones muy determinadas, bastante alejadas del planteamiento "pago el canon, ergo, tengo patente de corso en materia de copia", argumento escuchado hasta la saciedad y con el que algunos sectores (que no digo que sea su caso personal) pretenden legitimar una serie de actividades ilegales en función del pago de un canon que no les legitima a ello.

2) aplicando el concepto a su planteamiento en concreto (que, si no recuerdo mal, venía a decir algo así cómo "Entiendo que el pago del dichoso canon me da derecho a fusilar, copiar, piratear, etc. todo lo que me salga de los cajones" le digo que sí, que copiar sí. El resto no. Y lo de copiar, bajo unas premisas muy determinadas incluidas en las enmiendas del 2006 y que añaden una perspectiva muy peculiar al asunto. Por ejemplo, el que la copia provenga de una fuente legal. Ello evita el que se den contrasentidos como el que un amigo se compre una colección de CDs en el top manta (ilegal) y después, cien personas se hagan una copia de cada uno de esos CDs para su uso privativo y sin ánimo de lucro (legal). Eso sería, básicamente, "blanquear" una copia ilegal (como se blanquea el dinero). Y esa no es la finalidad del derecho a la copia privada.

Por otro lado, existen miles de matices que aún no está dilucidados y que, en mi opinión, deberían ser el meollo y centro del autentico debate. ¿Es justo gravar todos los dispositivos que podrían albergar una copia aún en el caso de que no terminen haciéndolo? En caso negativo, ¿cual podría ser la alternativa más equitativa? ¿Dónde está los limites reales del concepto "Copia Privada"? El articulo 31 especifica "...siempre que la copia no sea objeto de utilización colectiva ni lucrativa...". Poner el último disco de Perlita de Huelva en el Emule (aún habiendolo comprado legalmente), ¿es utilización colectiva o es fomento de la copia privada de otros? Si eliminamos el concepto de canon, ¿deberíamos, en justa paridad, eliminar la figura legal de "Copia Privada" (una va asociada a la otra. De hecho la razón de ser de la una es la otra)? De ser así, ¿sería punible -como en el Reino Unido donde no existen ninguna de las dos figuras. Ni canon ni copia privada- el realizar cualquier tipo de copia y AHORA SÍ podrian entrullarme con todas las de la ley por usar programas P2P?

Como verá la cuestión es bastante profunda y da para mucho más de si que la mera consigna panfletaria "Vamos a quitar el canon". Por mucho que haya gente que no lo quiera ver.

Si desea consultarme cualquier otra duda y está en mi mano resolverla, estoy a su disposición.

Un cordial saludo,
Pedro de Paz

Bowman dijo...

Tengo claro que toda esta lucha por el cobro (¿desesperado?) de un canon abusivo esté simplemente tratando de esconder el putrefacto cadaver de la gallina de los huevos de oro.

La conversión de un derecho (como el de la vivienda, reflejado en nuestra Constitución) en un negocio guarda cierta similitudes con la situación de los autores. En el caso de la música, el medio se ha convertido en el fin: el fin teórico, el núcleo de la creación artística, era el contenido, siendo el disco (o cassette) el medio. En el momento en que el medio o soporte se conviertió en negocio, y son las cifras de venta las que mandan, ya entramos en la burbuja musical. Y lo mismo podríamos comentar de la relación entre la obra escrita y el mercado editorial.

En mi humilde opinión, el principal problema del canon es que no parece estar realmente creado para beneficio del autor, sino del mercado. O al menos esa es la impresión que a muchos se nos ha quedado grabada a fuego.

Lo que se intenta salvar con el canon no es al artista (real o ficticio), por mucho que nos lo repitan, sino a la industria editorial (ya sea musical o librera). Aunque, eso sí, siempre pagan justos por pecadores y, claro, el autor sufre lo suyo.

No hay una crisis artística, simplemente son los soportes (o la manera de gestionarlos) los que se hunden. Como en todas las crisis, y en las revoluciones, muchos se quedan por el camino. Los dinosaurios se extinguieron pero la vida encontró sus cauces. Las nuevas tecnologías empujan a las extinción a las especies que han vivido del monopolio del soporte, hasta que éste se ha 'democratizado'. Y el canon no es más que una metáfora de los estertores de esta agonía.

Otros, afortunadamente, se adaptarán, y esta revolución tendrá salida en nuevas formas de distribución del arte que primen la simbiosis en lugar del parasitismo.

Enlazando con el principio de este comentario, muerta la gallina, hagamos caldo (el 'canon')... pero tendrá que llegar el momento en que, por mucho que hirvamos los restos, no consigamos extraer nada sustancioso.

Pedro de Paz dijo...

Estimado Bowman, le voy a contar cuál es para mi el autentico birlibirloque de este asunto, el que me tiene autenticamente maravillado y al que, hasta ahora, no he querido hacer alusión por no abrir decenas de frentes y eternizar un debate que he preferido centrar en la legitimidad del canon y las razones por las que no debe derogarse.

Según la LPI (texto legal, claro, conciso, exacto. Nada de opiniones, creencias o impresiones personales), en su artículo 25, apartado 4.a especifica (literalmente):

"...En relación con la obligación legal a que se refiere el apartado 1 del presente artículo serán:

a) Deudores: los fabricantes en España, así como los adquirientes fuera del territorio español, para su distribución comercial o utilización dentro de éste, de equipos, aparatos y materiales que permitan alguna de las modalidades de reproducción previstas en el apartado 1 de este artículo.

Los distribuidores, mayoristas y minoristas, sucesivos adquirientes de los mencionados equipos, aparatos y materiales, responderán del pago de la remuneración solidariamente con los deudores que se los hubieren suministrados, salvo que acrediten haber satisfecho efectivamente a éstos la remuneración y sin perjuicio de lo que se dispone en los apartados 13, 14 y 19 del presente artículo
..."

Y lo que a mí me mantiene absolutamente maravillado es cómo nos la han dado con queso a todos. Cómo el autentico responsable de compensar, a costa de sus beneficios, la merma en los derechos del autor que produce el concepto de "Copia Privada", tal y cómo especifica la ley, la repercute hacia el consumidor final aumentando el precio del producto para que sea otro quien finalmente asuma sus obligaciones fiscales. Y cómo han conseguido que el consumidor, en lugar de emprender una campaña en contra de quien realmente les ha trasladado su responsabilidad fiscal, proteste en contra de quien a) alberga el legítimo derecho y b) no le ha requerido nada al consumidor. Y encima logra crear un frente a su favor y que el consumidor luche afanosamente por derogar una obligación que les corresponde sufragar a ellos. Y, en algunos casos extremos, se haya llegado a decir por toda justificación (yo lo he oído): "¿Cómo no van a repercutir el precio del canon que les cobran a ellos? Es del todo lógico. Son empresas".

Ole sus huevos!!!

Ese son el tipo de cosas que a mí me maravillan. Son mis heroes. Si de mi dependiera, ni CEDRO ni entidades de gestión ni gaitas. Esos son los tipos que deberían manejar mi dinero. Con la inteligencia demostrada, estaría más que dispuesto a entregárselo.

Un saludo,
Pedro de Paz

Browner...Seguro? dijo...

Entro, leo y aprendo... que con tanto nivel, cualquiera opina.

Anónimo dijo...

Este comentario estaba preparado para la entrada "Dos maneras de verlo" pero no sé por qué razón no conseguí enviarlo. A ver si aqui tengo mas suerte.
“la ley tiene que ir adaptándose a las nuevas tecnologías “. Rosa.

“Nuevas tecnologías = Chorro de fotos y vídeos digitales de mi familia, amigos y viajes”.

Bien, Nemesis por todo lo que dices, a lo que añadiría que el canon adolece de otro problema de fondo: es imposible discernir cuando compras 20 Cds o DVDs cuantos de ellos serán usados para grabaciones propias y cuantos para copias protegidas por Copyright.
De todas formas las “Nuevas tecnologías” cogen la delantera y le hacen la butifarra al canon al menos en parte, ¿para que quiero gastarme un pastón (para mí, un pastón) en tortitas redondas si con un “disco externo multimedia” puedo copiar 200.000 pelis o compactos con la ventaja de que si no me gustan las puedo borrar y no acumulo pila de tortitas, ¡anda si hasta me siento más ecológico!. ¡Ah!, se me olvidaba. El problema no desaparecerá aunque hagan desaparecer los eMule. Solución: “Las Nuevas Tecnologías”.

Respecto al forense, me temo que el único bisturí que has utilizado ha sido “la pluma” bueno, supongo que “el teclado”. En el primer corte lo único que haces es arrimar el ascua a tu sardina y de paso pelotear a Rosa que no es una “buena mujer”, es simplemente “mujer” que escribe dominando muy bien la palabra pero que se puede equivocar como cualquier otra mujer u hombre.
En el segundo “corte de forense” parece que recomiendas al abogado que se dedique a defender otras causas, bien, supongamos que sigue tu sabio consejo. ¿Qué abogado nos defenderá a nosotros pobres delincuentes?, ¿Perico de los Palotes?. Sería otro demagogo claro. Por cierto en mi “Sopena” de bolsillo dice: Demagogia. Gobierno de la plebe. Bonito ¿eh?. ¡Ug!, perdona estoy haciendo demagogia. Según la R.A.E.: Práctica política consistente en ganarse con halagos el favor popular.

En todas estas discusiones más que en la demagogia caemos en el sofisma:
a) Sus denuncias “no son exclusivas ni del ámbito internauta ni de la legislación sobre derechos de autor
b) Pelear contra el canon y los derechos de autor crea más corrientes de simpatía.
c) Como esto halaga a la plebe, por tanto, es un demagogo.
Por cierto, ¿como es posible que todavía no conozcas al Sr. Rajoy?.
Y ¡zas!, como el “cuerpo del delito” está un poco “enmarañado” y me da... repelús, me cabrea, no sigo. Mejor. Gracias.

Por favor, perdone mi tonillo, no se lo tome como algo personal, a su lado no soy nadie. Nunca he escrito nada serio. Cuando me pidieron, con reiteración, que escribiese una página para la posteridad no he tenido... para hacerlo.

Vaya!, parece que llego tarde con mi opinión, he escrito sin leer todas las aportaciones posteriores, pero no cambiaré nada.

Simplemente añadiré.
Lunita ¿en qué calabozo estás?. Canto muy mal pero espero que se reconozca algo y me encierren contigo, al menos tendrás compañía. “El que conquista a los demás es poderoso. El que se conquista a sí mismo es invencible” Lao-Tzu.

Algo más, forense, repase los puntos a), b) y c), cambie las frases por las que ha escrito con posterioridad a su primera intervención y a lo mejor se le enciende la luz y escucha su “nuevo-viejo” canto.

xan "el gallego"

xan "el gallego" dijo...

Estimado D. Pedro, me parece que le voy a perder el respeto.
¿Qué demonios nos "cuenta" Vd. ahora?. Tengo una amiga que vende caramelos y para compensar las pérdidas por lo que le chorizan sube un poco el precio de todos los caramelos. ¿Qué extraño no?. A Vd. le maravilla, a mí sencillamente me parece injusto, pero baje del burro, así funciona, en el Corte Inglés también, ¿qué se pensaba?.
Después de haber descubierto esa maravilla, ¿todavía defiende el canon?.

Pedro de Paz dijo...

Estimado Xan: por alusiones voy a ir concluyendo los últimos coletazos sobre este tema que ya nos va quedando muy largo y compruebo que, en este caso, las posturas estan muy definidas y con tendencia a permanecer invariables. Ni los detractores van a convencer a los defensores ni viceversa. Sea, pues. Y que los Hados nos lleven por donde tenga que ser.

Respecto al motivo por el cual usted debe pagar su cuota de canon por las CDs que usa para contenidos propios, usted mismo se proporciona la respuesta: la imposibilidad de discernir. ¿Es justo? En absoluto. Jámás defendí tal cuestión y en más de una ocasión he dicho que la gestión del canon es muy mejorable (lo que no implica su derogación) ¿Es más justo que la abolición del canon? En mi opinión sí, en la suya ya sé que no. En cualquier caso, pregúntese una cuestión (sin fariseismos a ser posible): ¿podrían sostenerse los fabricantes de CDs o DVDs vírgenes si su uso exclusivo fuese el de almacenar contenidos propios o más bien la prosperidad de su negocio se debe a que en un más que amplio porcentaje no se usan para ese fin?

Respecto a su comentario sobre mi "maravillamiento" le comentaré que me sigue maravillando. Sí. Me siguen maravillando argumentos como los suyos. Argumentos comprensivos para quienes tratan de compensar las pérdidas de su negocio (desde la pipera de su barrio al Corte Inglés) a través de un derecho adquirido de forma consuetudinaria pero que se convierten en argumentos inapelables para quienes, en la misma tesitura y bajo los mismos y exactos principios, tratan de compensar las pérdidas del suyo con la percepción de un derecho que, en este caso, ha sido adquirido por ley. Maravíllome pues y vuélvome a maravillar.

¡Ah!, que ellos son empresa y nosotros, los autores, pobres desgraciados. Ya lo entiendo. Ya.

Un saludo,
Pedro de Paz

Antonio Piera. Madrid. dijo...

Lo malo del tema, don Pedro, es que usted y yo sabemos que su defensa siciliana tiene los pies de barro ante la cruda reralidad que conocemos. Esos derechos que defiende con energía y argumentos dignos de mejor causa (y no digo que ésta no lo sea, aunque manifiestamente mejorable) nunca irán a parar a sus manos de usted, ni, ¡Ay de mí!, a las mías. Usted y yo lo sabemos. Ante su postura, digna donde las haya, me viene a la cabeza aquello de "... qué buen vasallo, si tuviere buen señor", dicho sea con admiración hacia su gallardía y sin segundas.
¿Y qué me dice usted acerca de la usucapión?

Pedro de Paz dijo...

"...¿Y qué me dice usted acerca de la usucapión?..."

A ello iba ahora, D. Antonio. Sorprendente palabro, ¡vive Dios!. Ahora le cuento en la siguiente entrada.

Un abrazo,
Pedro de Paz