jueves, 14 de febrero de 2008

orgullo y pasión

Cada vez me hacéis más feliz, gente. Es un privilegio contar con lectores como vosotros, colaboradores, comentaristas y participantes que ennoblecéis este espacio con vuestra presencia. Así empezaba mi respuesta a los comentarios que ha suscitado mi anterior entrada, hasta que, de repente, se me ha ocurrido que quizás esta zona noble fuera un marco más adecuado para daros a conocer mi respuesta. Así que, dit i fet, me pongo al tajo con entusiasmo.

Pero, ya de pleno en este asunto que hoy nos agita, hay otra cosa que me enorgullece. ¿Sabéis qué? Pues que hoy puedo decir sin rubor que estoy de acuerdo con TODOS VOSOTROS. ¿A que parece imposible? ¿A que, a lo mejor, hasta lo es, teniendo en cuenta que parece que defendáis posiciones enfrentadas? Pues hacedme un favor. Leed primero los nueve comentarios de la entrada anterior y luego, si os da la gana, seguid repasando estas líneas.

Tiene razón Shosho cuando se manifiesta desconcertada ante el desequilibrio flagrante del tratamiento penal entre delitos de gravedad tan dispar. Plenamente a tu lado, hermanados en el desconcierto.

Estoy de acuerdo con Eduardo (más claro, agua) y con él lamento que no se puedan debatir con calma asuntos de este calibre sin alinearse, o con tanto respeto como aquí desde la alineación. Y menos ahora, con la que cae.

Asumo con Némesis que uno de los principales problemas de este asunto es la sospechosa opacidad con que se gestionan los ingresos provenientes del canon, la falta de transparencia que ensombrece su gestión, la ausencia de una fiscalización presentada públicamente, cual corresponde a organismos sin ánimo de lucro, y la cuasi-certeza que manejamos quienes rondamos de cerca las diferentes sociedades de autores de que allí se hace y deshace sin demasiada relación (ni escrúpulos) entre los objetivos confesos (repartir los ingresos entre los autores) y los que se alcanzan con preocupante frecuencia, construcción de sedes suntuarias y teatros de uso inexplicable, creación de fundaciones opacas que perpetúan a dirigentes de por vida por encima del bien y del mal de las molestas elecciones estatutarias..., asuntos todos ellos que acaban coincidiendo en la sospecha (otra vez la dichosa palabreja) de que los autores no reciben lo que en su nombre se recauda.

Tiene razón don Pedro de Paz en su valoración de los dos textos contrapuestos que aporté, incluso en su acusación de demagogia hacia el segundo de ellos. Pero afirma, y le apoyo, que nuestra legislación está repleta de contrasentidos, que es el auténtico fondo de esa cuestión que percibimos algunos entre los que me cuento. Vaya burrada de condenas las previstas para delitos de esta índole. ¡Que absurda desmesura! Y hasta tiene razón cuando critica a Némesis en cuanto a su afirmación "filosófica". Hasta nuestro Némesis estará de acuerdo, puesto que aunque lo dice de primeras, en su propio texto se desdice y desarrolla que el problema es casi esencialmente de "praxis" en lo que don Pedro también coincide, pese a que candorosamente lo atribuya a dificultades para generar sistemas libres de fallos. Seguro que él mismo estará de acuerdo en que tales dificultades jamás eximen al legislador de la exigencia de claridad y perfección que todos tenemos (y debemos tener) hacia las cosas de la res pública.

Olé por la precisión juvenil de nuestro tertuliano David, para quien, sobre todo, escribo estas líneas.

Adorable la disgresión literaria de luna carmesí, tan apasionada como suele, en una aproximación satírica a realidades ancladas en el exceso de celo, que a mí también me resulta altamente criticable por asocial, como la presencia de delegados de SGAE en bodas y bautizos. Y mucho más precisa acerca de las sospechas que antes mencionaba con reiteración, a las que añade ejemplos detallados e innegables y cuelga apelativos que, aunque puedan resultar ofensivos (como el de mafioso) resultan bastante esclarecedores para definir metodologías que asoman demasiado de omertá. Me manifiesto de acuerdo con lo que denuncia, aunque ella y yo sabemos, supongo, que no todo allí es así de chungo, así como en que este debate esconde dentro la muñeca rusa de otro mucho más profundo acerca de las complicidades de la industria del espectáculo, la discografía, el cine y la literatura, con los dueños de los medios de comunicación, con los popes de Internet, con los políticos de todo signo y, al final de la cadena, como siempre, con los dueños del dinero.

Y nuevamente comparto con el amigo de Paz que demasiados, entre los que me cuento, hablamos del canon desde un conocimiento superficial de la legislación concreta y que existen organismos, como pudiera colegirse del ejemplo que menciona, que sí pueden hacer buen uso de los fondos canónicos objeto de este ejemplar debate.

Aquí debería ir ahora, a modo de coda, mi conclusión. Pero os jodéis, que pienso que todavía hay que darle a esto alguna vuelta más. A pensar, ¡coño!

Sea éste mi sentido homenaje al DÍA DE LOS ENANOS MORADOS, que era hoy según afirma El Corte Inglés. Total, como no tengo jardín...

Nota: en la ilustración, maquetas de proyectos de sedes (hasta en Shanghai) y espacios teatrales en las que se puede apreciar lo suntuario arriba mencionado.

11 comentarios:

Pedro de Paz dijo...

Apreciado D. Antonio y apreciados todos:

Leyendo mis dos intervenciones en la entrada anterior no me queda, quizá, otro remedio que pedir disculpas por mi vehemencia. Particularmente por mis réplicas a Némesis y a Luna. Sé que no es legitima excusa pero soy así, va en el caracter y bien que me pesa en muchas ocasiones. No me retracto ni una coma de lo expresado pero bien es cierto que quizá me enconé (que no encoñé) un poco-demasiado en el tono de mis intervenciones.

Gracias a Dios, estamos entre amigos. Y quizá, por eso me pese algo más. Espero que sepan disculparme. Lo digo de corazón.

Abrazos a todos,
Pedro de Paz

PS. Y usted, D. Antonio, vaya forma más elegante de torear. El Manolete de los blogs que le vamos a llamar a partir de ahora. Entre al trapo, hombre, entre al trapo, que ahí le espero. :-)

Anónimo dijo...

Estimado "Manolete de los blogs" me ha gustado su entrada. No digo más, me ha parecido que está muy bien trabajada y elaborada. Como siempre: enhora buena

Shosho

Gustavo dijo...

Pensar, ¿yo?

Nemesis dijo...

D. Pedro, disculpas ninguna, que conociendonos como nos conocemos todos no es necesaria la capa de carnaval para ser políticamente correctos. El tono o la vehemencia en las opiniones no me molesta, y la suya en especial, bien documentada y tocandole en lo que le toca, está lo suficientemente justificada.

Estoy en un descanso de cigarrillo, y tengo poco tiempo para explayarme, pero ya le pillaré por banda, ya...

;-)

DeRedes dijo...

Repito el simplote (tan simple como yo) comentario que puse en la entrada anterior.
Entiendo que el pago del dichoso canon me da derecho a fusilar, copiar, piratear, etc. todo lo que me salga de los cajones. ¿o no es así)
A ver si encima de pagarlo me tendré que sentir mal cada vez que comparto música, películas o lo que sea.

Como alguien comento antes ese es un parche mal pegado que no soluciona ni minimamente el tema.

Luna Carmesi dijo...

Es indudable que la presuncion y el prejuzgar que tan bien han conjugado algunos han desviado el verdadero debate, y sobretodo el no aceptar el discrepar de ideas propias.
Si mi ultimo mensaje en el anterior post no lo considera pertinente,esta en su derecho de no ponerlo, sin embargo le rogaria Sr. Antonio que pusiera al menos el link al pdf del BOE con el fin de cada cual consiga una opinion propia sin necesidad de guias espirituales.
Si lo pone, clarificar ante tanta pesada lectura y como es habitual en este tipo de publicaciones que las modificaciones estan en las ultimas paginas. Pero vamos, no son tantas.

Saludos. buen finde.

Luna Carmesi dijo...

DeRedes: Antes de que aparezca cualquier petulante maleducado y nos deje clases magistrales de qué debemos entender de no se qué texto que presuntamente no hemos leído, me gustaría invitarte a algo mas gratificante que la descarga indiscriminada de música.
Si es cierto, lo que esta haciendo todo este ‘arbusto’ es que gente que apenas descargaba música se ha puesto por la labor de darle beneficio al impuesto.
Mira creo que internet debe ser utilizada como herramienta de libertad, libertad respetando los derechos de los demás en todo el abanico que ello significa, como herramienta te sugiero que busques el contacto directo con los artistas, con los músicos, a poco que investigues podrás descargar música y podrás recompensar directamente al creador sin intermediarios, esto es el futuro, y si ese futuro hace que tengamos un grupo de presión menos bienvenido sea... Seguro que aparecerán otros 'presionadores'... pero eso será ya comentado adecuadamente en este blog por su dueño y creador.

Saludos.

Pedro de Paz dijo...

Apreciado/a Némesis: Muchas gracias. Estoy a su entera disposición.

Estimado DeRedes: ya le he contestado en la entrada anterior. En cualquier caso, le resumo: el art. 25 de la LPI define el canon como una tasa compensatoria ante el ejercicio del derecho a la Copia Privada. El art. 31 define de forma precisa el concepto de Copia Privada. Y entre sus atribuciones no consta la de "copiar todo lo que se quiera". Al menos, en las últimas enmiendas, que yo recuerde.

Texto refundido de la Ley de la Propiedad Intelectual (LPI)
Enmiendas del 2006

Estimada Luna: el petulante maleducado le informa de que objetar ante una opinion errada o viciada de raíz no es discrepancia. En su caso, es una obra de caridad: la de enseñar al que no sabe.

Saludos,
Pedro de Paz

Luna Carmesi dijo...

Ante todo paciencia y buen hacer, y como decía Confuncio:
Es más fácil apoderarse del comandante en jefe de un ejército que despojar a un miserable de su libertad. Aunque eso suponga seguir viendo como de los Aticos es donde hay mas basura que sacar.
Mire Don Antonio, recordando el tema del patético día de San Valentín que tan bien ha apostillado, ayer recibí un mensaje de una amiga de Bulgaria que llevaba bastante tiempo sin escribirme. Sorpresa la mía, y la verdad tenia ganas de compartir mi prejuicio (Biblia mas que palabra para la sarna del arrogante) sobre el dichoso día. Y resulta que este día tiene un origen cristiano, en base al martirio del famoso santo ocurrido en Roma, el Valentín en cuestión envió un día antes de su ejecución una carta de amor a una chica que fue ciega, de ahí nació el tema de las notas de amor. Aunque me hace pensar el tema que Valentín fuera Obispo y enamorado, eran otros tiempos... Con otras miradas...
Y la Búlgara ortodoxa aparte de mostrarme el origen ya prostituido del evento, que desconocía nos ofrece a los españoles una mejor celebración: San Trifón el día del vino, las viñas y los borrachos... Pero que envidia!!! Ahora estoy buscando como loca un santoral adecuado para contestarle... No me diga que no debo responderle... No voy a ponerme a buscar un bozal para el perro... Que desperdicio de domingo sería jajaja...

Y gracias infinitas por las esas palabras escritas que me ha dejado.
Buscaré fotos de Gary Cooper para que interprete su papel, ya me entiende... Verdad?

Besos.

(Con la fotos de Shanghai... Si va a China, coméntemelo, aunque por razones de trabajo y con poco tiempo libre, con las cinco veces que he pasado por allí alguna cosa le diré.. 'viejo'!)

:-D

DeRedes dijo...

Dña. Luna: Este su comentario -"como herramienta te sugiero que busques el contacto directo con los artistas, con los músicos, a poco que investigues podrás descargar música y podrás recompensar directamente al creador sin intermediarios, esto es el futuro, y si ese futuro hace que tengamos un grupo de presión menos bienvenido sea..."- Que subscribo y hago mío, marca una posible y buena salida al asunto.

Anónimo dijo...

¡Que flaco favor me has hecho Antonio!. Ya tengo tres sitios que pienso no pisar en mi vida:
El Vaticano, el Valle de los desgraciados y la futura Sede de la SGAE. Ahí van nuestros dineros.

xan "el gallego".