lunes, 4 de agosto de 2008

Berlusconi esconde la verdad

No acusa este post a Il Cavalieri, qué mal empleado el término cuando se aplica a tal personaje, de mentir descaradamente, que lo suele hacer con frecuencia, ni de sacar al ejército italiano a la calle para controlar a los inmigrantes, que también, sino de tapar la verdad, o más concretamente esconder las tetas de la verdad, que así se llama un cuadro de Tiépolo (La verità svelata dal Tempo) que sus responsables de imagen -con la anuencia personal de don Silvio, que allí no se mueve ni una hoja sin su permiso, han decidido destrozar pintando sobre la reproducción encargada por el mismo prócer un somero velo que cubra sus senos porque, al parecer, estaban demasiado presentes en los encuadres televisivos que retransmitían las ruedas de prensa oficiales del Presidente.

Berlusconi demuestra así que siente por la verdad el mismo respeto que por el arte del Settecento, es decir ninguno. O, como dice un blog de su tierra, "che Berlusconi avesse uno rapporto molto sofferto con la Verità lo si sapeva da un pezzo, ma che arrivasse a tanto…". La visión televisada de unos pechos femeninos interpretados artísticamente por un grande del XVIII podrían herir la sensibilidad de algún espectador, según la opinión del secretario de la presidencia, Paolo Bonaiuti, y no se pueden comparar con las tetas de las mamácicio que acostumbran a bailar en directo en las televisiones propiedad del Consiglieri.

Sin duda, una nueva e increíble versión de la doble moral de que hace gala esta desgracia que los italianos se han ganado a pulso por mayoría. En la ilustración, lo que es la verdad antes y después de pasar por Berlusconi.

7 comentarios:

RGAlmazán dijo...

¡Jodó, petaca! Perdón pero me ha salido de corrido.
No es posible llegar a este grado de estupidez y ser tan descerebrado como este hombre. La estirpe humana, cuando veo a Bush y a este tipo, no tengo dudas, va como los cangrejos, pa'trás. Ellos porque son así y los demás por votarles.

Salud y República

Pedro de Paz dijo...

De aquí a nada nos montan una cruzada esculpiendo unos gayumbos al David de Miguel Ángel. Como si lo viera venir.

Pandilla de descerebrados.

Grendel Khan dijo...

Ah pero han pintado el velo en el cuadro original?
Si esto es así y yo fuera italiano me sentiría tan avergonzado que no pondría la tele jamás.

Antonio Piera. Madrid. dijo...

No sería de extrañar lo de los gayumbos, don Pedro, habida cuenta del descerebramiento (toma ya) que menciona Rafael. Por suerte para el arte, no era el original sino que se trataba de una reproducción que el mismo Berlusconi había encargado para que enmarcara sus ruedas de prensa, por la alegoría de la Verdad que figura en el cuadro.
Dime de lo que presumes...

David dijo...

Por otro lado, no tienen en cuenta estas mentes pensantes que creen que los televidentes se asustaran por "las tetas de la verdad", la permanente actitud machista del señor Berlusconi, que no pierde la oportunidad, en presencia de mujeres, de tratarlas cual "cliente" de prostíbulo dejando también en evidencia, dicho sea de paso, a su señora esposa, si es que como tengo entendido, está casado.

Un saludo, Antonio

DeRedes dijo...

Parece ser que HA APARECIDO, y en "muy buena" compañía. lo que demuestra que no estaba perdido, su acompañante no se pierde nunca. ¡Donde se pierda él quisiera encontrarme yo!

DeRedes dijo...

Es evidente que el comentario anterior está fuera de lugar.
Le ruego me disculpe.