domingo, 17 de agosto de 2008

el octavo encuentro

Sensible ante lo mucho que os ha gustado la anterior entrada, a las pruebas me remito, insisto pernicioso con el que bien podría ser mi octavo encuentro en estos lares al parecer tan proclives a ellos. Se trata esta vez de un grupo español cuya existencia ignoraba, pero que descubrí anoche por casualidad o por mi persistente curiosidad por lo que me rodea, que no es mérito sino consecuencia, creo, de pasar por la vida sin pasar de ella. El caso es que para allí que nos fuimos mi chica y yo con entradas obsequio del Ayuntamiento, aunque les tuviera que dejar anotado el número de mi DNI a cambio, práctica que me pareció tan sorprendente como innecesaria y que me irritó por obligatoria. Dejación hecha de mis derechos, atropello consentido, y tras dejarme también cachear el bolso a la puerta (dicho todo esto para que situéis mi estado de ánimo ante el hecho artístico que iba a presenciar, de todo menos proclive...) ante el escenario nos plantamos, ante el mismo esperamos pacientemente dos horas de nada y teloneros, hasta que entraron en escena, precedidos de una enorme legión de pipas trasegando atentos a la afinación y pendientes de los menores detalles, cosa que a mis ojos expertos delataba una producción esmerada y bien trabajada, precisa y meticulosa, fruto de un grupo con mucho rodaje en conciertos y previsión de un concierto muy rodado. Así fue, desde luego.

A su hora ocuparon el escenario los músicos de CANTECA DE MACAO, grupo de quien no había oído ni el nombre hasta ayer. Empezó el concierto y comenzamos a disfrutar paladeando casi dos horas de buena música, gran sonido y espectáculo visual aportado por una iluminación medida y bien calibrada y un malabarista espectacular que trabajaba con elegancia al ritmo de sus compañeros. Una cantante espléndida, unos coros poderosos, una percusión clara y potente, una flauta mágica y una base con guitarra doblada española y eléctrica conviviendo con bajo y batería concitaron nuestro entusiasmo por lo sólido y preciso del sonido resultante. Aquello sonaba profesional y de puta madre. Sin hablar de los temas, hibridaje de ska, reggae, rumba y flamenco pero todo ofertado con un sabor básico, popular y muy precisamente dosificado.

Disfrutamos más que una virgen en un campo de nabos, que decían en mi tierra, y fuimos felices como lombrices gracias a uno de esos directos que te embolsan y te mecen y te traen y te llevan y te arrullan con tanto conocimiento del lenguaje escénico, ojalá intuitivo, como sensibilidad de artistas que no se divorcian ni un milímetro de la gente para y por la que trabajan. Profundamente cómplices, en el mejor sentido populares, fueron los Cantecas un rayo de sol, oh, oh, oh, en mitad de la noche con eclipse (efectos especiales, Dios) que vinieron a devolverme la fe en las cosas bien hechas y la pasión por la buena música.

Curioseando, he sabido luego que su contrato con discográfica de importancia impone una cláusula por la que pueden ofrecer gratuitamente su música desde su página web, donde también se pueden obtener las letras. Como la de Bellas, una hermosa y reivindicadora canción por la liberación de la mujer que hizo exclamar a Ana Saboya, la voz del grupo, algo así como. "No soy la mujer de tu vida. Soy la mujer de la mía", que resonó como un trallazo.

Brutal. Os dejo un vídeo aunque, a mi entender, no hace justicia a su espectacular directo.

4 comentarios:

Grendel Khan dijo...

Si le gusta Canteca de Macao tal vez le guste el grupo EA!
http://www.ealavida.com/
El álbum Oripandó es puro arte.

David dijo...

Gran descubrimiento, Antonio. Yo les sigo desde hace bastantes meses, cuando me "pasaron", cual sustancia ilegal, esta joya: http://es.youtube.com/watch?v=rc9URKOjV3A&feature=related

Sobre la otra entrada encontradiza, la leí y no me atreví a comentar nada. Y es que al ver por aquí tanto famoseo, ya me pensaba que era una técnica literaria de las que dominas, y que yo no había comprendido nada. Luego, releyendo, me he ido creyendo tu relato, y tengo curiosidad por saber en qué clase de acto te moviste.

Un saludo

Antonio Piera. Madrid. dijo...

Lo escucho y te digo, grendel, y gracias por la aportación.
David, era una presentación local del libro "Inquietudes bárbaras" de Luis García Montero, que te recomiendo, por cierto. Los Canteca, de cine.

Nash dijo...

Para grupos los que han recopilado en el disco ese de Limón y Nada:

The Right Ons, Roy Ayers, Mala Rodríguez y Enrique Morente.
Son la caña.

http://es.youtube.com/watch?v=z16NYtlcg6o
http://www.youtube.com/watch?v=HdhFBpHwbSU
http://www.youtube.com/watch?v=CHSpC3iv57g
http://www.youtube.com/watch?v=6ksItJKgtBA