domingo, 21 de diciembre de 2008

autocita

Como nos tomamos unos días de asueto para cumplir cual se debe con las obligaciones familiares, que madre no hay más que una y a ti te encontré en Mercadona, he pensado dejaros algunos deberes, para que os acordéis de ella tanto como yo, en forma de entradas antiguas de esta misma bitácora. Pertenecen a otras y pasadas navidades pero es muy probable que por entonces quienes me honráis ahora con vuestra presencia ni siquiera os barruntarais de mi existencia, ni por supuesto de la cantidad de maravillas que por inadvertencia os estabais perdiendo, cosa que habríais podido corregir buceando en las profundidades de esta página pero que sospecho no habréis hecho por vaguería o acaso falta de incentivos, así que he decidido ponéroslo fácil y ver si, de paso, apruebo la asignatura de conjugación que llevaba atravesada.

Las referencias son las siguientes:
http://malablancayenbotella.blogspot.com/2007/12/qu-pas-qu-gente.html
http://malablancayenbotella.blogspot.com/2007/12/hoy-os-voy-confesar-algo-que-casi-nadie.html
http://malablancayenbotella.blogspot.com/2007/12/la-vspera-i.html
http://malablancayenbotella.blogspot.com/2007/12/la-vspera-y-ii.html
http://malablancayenbotella.blogspot.com/2006/12/mi-cardo-en-salsa-de-almendras.html
http://malablancayenbotella.blogspot.com/2006/12/esa-conocida-sensacin.html
http://malablancayenbotella.blogspot.com/2006/12/aberracin.html
http://malablancayenbotella.blogspot.com/2006/12/saludos.html

Se me ocurre que, llegado el caso, tal vez las pudierais leer convenientemente espaciadas, una cada día, para guardarme debidamente la ausencia. Si tal os acontece, tened en cuenta que sospecho que el orden en que fueron escritas es justamente el contrario que el que guardan en este listado, qué enrevesado, pero así han venido dadas y no seré yo quien les lleve la contraria a los hados. Sí es cierto que no están todas, porque he querido destacar una que recuerdo con especial cariño por lo acertada y profundamente íntima que me salió, de un tirón, mientras preparaba la nochevieja pasada. Copio aquí su dirección http://malablancayenbotella.blogspot.com/2006/12/me-niego-cerrar-en-falso.html y os pediría que, si no vais a leer más que una, os decidiérais por ésta de la que me siento tan, tan orgulloso.

Prometo volver con vosotros cuanto antes, si el dios de la carretera lo tiene a bien y si no me toca la lotería, que andaré entonces muy ocupado contando los billetes.

Nota.- Copiar cada dirección y copiar en la ventana de vuestro navegador, que no sé por qué no me ha aceptado el link automático. Lo sorry.

8 comentarios:

Grendel Khan dijo...

Me llena de orgullo y honda satistacción desearle a usted una feliz navidad y un próspero año nuevo. Espero que no le toque la lotería, porque seguramente no actualizaría el blog, jeje.

Antonio Piera dijo...

Gracias, grendel, a usted y a todos los que se acerquen a este sitio de buena voluntad. Aunque no sé cómo calificar ese deseo suyo, exactamente.

Bellaluna dijo...

No puedo desearte feliz navidad, porque no me sale, pero por culpa de la navidad, no tuya. De modo que voy a concentrar todos mis deseos en que el nuevo año te trate con delicadeza, y que sigamos transitando años con suerte...

Un beso

Browner...Seguro? dijo...

Te lo podías haber currado un poco y seria mas fácil.. Con hiperenlace.. Pero a pesar de todo.. Lo hare... confieso que las leeré...

oyana dijo...

He hecho todos los deberes y lo he leído todo.
Escribes de maravilla y eres capaz de hacer sentir al leerte. Todo un lujo.
Que 2009 sea un buen año y llegue cargadito de felicidad.
Un abrazo

__MARÍA__ dijo...

Ea, pues que usted lo pase bien.
Y hasta la vuelta.

Sirena Varada dijo...

Estimado Antonio, me uno a Grendel en el deseo de que no le toque la lotería a fin de que no deje de actualizar el blog. Para contrarrestar (y que no se nos cabree) le deseo sinceramente que sea portador de la mejor lotería que existe: la salud.

Por mi parte me pondré de inmediato a "los deberes" que nos recomienda. Tenga la seguridad de que le leeré con entusiasmo.

Un abrazo y mucho cuidado por esas carretera de Dios.

Antonio Piera dijo...

Como dice mi chica, que os sigue casi más a vosotros que a mí, sois una gente encantadora. Aprovecho tb para agradeceros las felicitaciones que me habéis enviado al correos ordinario a quienes lo hicieron. No soy mucho de postales y eso, pero que el año que empieza sea menos "horribilis" para todos vosotros, que falta os hará. Y si vienen mal dadas, aquí estamos, para compartirlo, mientras el cuerpo aguante. Abrazos.