martes, 26 de diciembre de 2006

Esa conocida sensación...



Mi amigo Arranz, de quien podéis ver cositas en esta página, me ha hecho llegar varias felicitaciones de dibujantes colegas, dos de las cuales me han llamado poderosamente la atención porque inciden en idéntico concepto, y que aquí reproduzco mencionando su autoría.
Las dos, la de KAP y la de mi apreciado J.L.Cabañas, desarrollan frente a las fechas que van desfilando impertérritas (parecía que no, pero todo tiene su fin), esa conocida sensación..., de soledad, ya sea soledad de creencia y esperanza que destaca entre los demás, aunque sean muchos, en el caso de la preciosa viñeta de KAP, o sea ante la avalancha del consumo, que en parte os comenté en otra entrada navideña, a través de la ironía de Cabañas.
Desde el reconocimiento de ese fragmento de la realidad que nos aqueja a algunos, me permito repetir las palabras de Gabriel Jaraba, con las que, a pesar de todo, comulgo, cuando dice, respecto a los símbolos navideños tradicionales...: "No hay simbología más bella y más humanista que ese conjunto de mitos que, cuando se les escucha atentamente con la razón y el corazón, cobran vida y se hacen significativos. No importa que hayan sido trastocados y utilizados por los comerciantes de la ganancia o la religión: su fuerza es poderosa y elocuente como la de todo símbolo verdadero".
Aunque ello no desdice, como asevera mi ahijada putativa Bárbara Alpuente desde las páginas de Yo Dona, que: "...la Navidad es esa época entrañable en la que te rodeas de los tuyos, y los tuyos te rodean, y los tuyos se rodean de los suyos, y los suyos te rodean, y tu te rodeas de los suyos, y, al final, te sientes..., rodeado". Por cierto, que os animo a seguir semanalmente a la susodicha, que escribe como los ángeles y nunca da puntada sin hilo.
Ya queda menos... ¡Sed felices!

10 comentarios:

Anónimo dijo...

"...que escribe como los angeles". Entre esto y la baba de Jaraba está usted un poco cursi, señor inmigrante.

Jonás

Anónimo dijo...

Por muchas vueltas que le doy a la cabeza, no logro entender cúal es lo que te ha llevado a la conclusión de llamar inmigrante a Antonio Piera ¿será que sabe escribir, lo hace con gracejo, siendo sensible (lo cual algunos confunden con curselería) y con buena pluma? No todo el que es culto tiene que ser inmigrante. Tb existen españoles de pura cepa preparados para enfrentarse con "españolitos" incultos como tú.
(Utilizo el tuteo xq no me mereces el más mínimo respeto, Jonás)

Profesor Ismael dijo...

Hola, Antonio. Soy el Profesor Ismael y te aseguro que puedo resolver todos los problemas que tengas. Soy un acreditado vidente y mago africano que resuelve desde hace años los problemas de amor. En tres semanas y con un resultado garantizado arreglo todo. Estoy a tu disposición de 8 a 22 en los teléfonos 914660443 y 630690550. Mi consultorio está en la calle Falcinelo 7, 3º A, muy cerca del metro Abrantes y de las paradas de los autobuses 47, 108 y 118. Te hago falta, amigo. Ya hablaremos. Un fuerte abrazo

Profesor Ismael.

Cazador dijo...

Antonio Piera es negro. Se hace fotos que despues aclara y lava, pero es negro. Es un negro y sus hijas son de esas que no saben qué hacer con la mierda de pelo que tienen en la cabeza y se pasan el día moviendo el culo de un lado al otro del instituto. A mi me llaman blanco y me quedo muy a gusto. ¿Por qué le jode que le llamen negro?

Antonio Piera. dijo...

Pobrecito Jonás. Bastante tienes con intentar quitarte el perpetuo rastro de halitosis que te dejó la ballena, ¿o era todo tuyo? Vaya usted a saber. Nosotros, los negros, tenemos muy grande..., la autoestima. Por eso apenas nos detenemos en valorar supuestas groserías que a nadie afectan. Tan sólo lamentar la deficiente estatura mental de sus creadores. Algo bueno tiene la cosa: por lo menos escriben, a pesar del esfuerzo que les cuesta. ¡Vamos, chicos, un poquito de originalidad!

Jonás dijo...

Déjame tranquilo que nadie te ha preguntado nada.

Follador de negras dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Antonio Piera. dijo...

Mira que me resistía yo a utilizar con estos palizas descerebrados los privilegios del administrador de esta página, pero no he tenido más remedio que hacerlo para ahorrar a mis visitantes algunas exhibiciones grotescas a mitad de camino entre la escatología cerebral y el onanismo recurrente.
En cuanto me canse tanta estupidez, les borro y me hago luego unas risas.

Jonás el Deseado dijo...

Me han suprimido un comentario sobre lo que haría con las hijas del blogeador negro que manda aquí. Lo vas a pagar caro.

Jonás

Anónimo dijo...

Así me gusta, que te descubras con amenazas como lo que eres. Ho,Ho,Ho