jueves, 28 de diciembre de 2006

Sociedad de consumo en estado puro

Lo acabo de encontrar en la red, y me ha llamado poderosamente la atención. Esto sí que es el colmo del consumismo. No sé si será cierto, o se tratará de una broma con escaso sentido del humor, pero el caso me parece tan plausible que me creeré los esfuerzos de la protagonista por convencernos de que es real. ¿Y de qué leches se trata?
A eso iba.
Una madre de familia, al parecer harta de que sus niños no paren de exigirle la nueva consola Wii y, al no poder pagar el precio que piden en los comercios por ella, ha hecho en un foro de internet la siguiente proposición. Al que le venda la consola, le pagará 250 dólares en metálico y, si es varón mayor de 18 años, le hará de regalo una buena mamada. Al establecerse diálogo con los supuestos vendedores, la amante mami fue animándose y empezó enviando una foto de su cuerpo, en tanga y parcial, (que no parece estar mal, añadiré), y más adelante, ya acelerada, una supuesta imagen de ella misma procediendo como promete, aunque bien podría ser la foto de una señora de Murcia. Al ver su credibilidad en entredicho, la buena mujer llegó, al parecer, a tomarse la instantánea de su propio pecho desnudo contra la pantalla del ordenador en que aparecía su demanda, con fecha y todo.

Ya sabíamos que hay gente que se mata por aparecer en algún sitio, los famosos cinco minutos de gloria, incluso en este blog sufrimos a menudo el acceso de seres, digamos humanos, a los que sólo consigue poner cachondos insultar o babear acerca del autor de estas páginas...

Pero no habíamos visto nunca un paradigma tan perfecto de los valores inherentes a la sociedad de consumo dentro de la que vivimos. a) Se ha puesto de moda. b) Mis hijos no pueden pasar sin ello. c) Necesito comprárselo. d) Soy capaz de hacer cualquier cosa por obtenerlo. e) Corolario: a nadie parece importarle demasiado.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

No creo que sea para conseguir una wii para sus hijos. Sí pienso que sea para conseguir sus 5' de gloria. Hay gente que se pone cachonda solo de pensar lo calientes que se van a poner algunos viendo su "propuesta". Si a un hijo le comentas lo que vas a hacer para conseguir su wii, te manda a tomar por culo. Pero lo contenta/o que se habrá puesto al pensar en la gente que se lo toma en serio, no tiene precio.

Balduino dijo...

En el fondo, da igual. Puede que ni siquiera sea en serio. Pero es algo que da que pensar, y creo que con eso ya basta.