domingo, 29 de julio de 2007

ha salido El jueves, aunque no sea miércoles

Se va uno tan tranquilo a tostarse la tripa unos días y te montan lo de El Jueves. Un fiscal sin nada mejor que hacer que revolcarse con su señora en el tomate saca a la palestra uno de los temas tabú de nuestra reciente Historia, a saber, la monarquía, sus atributos, sus atribuciones, la singular protección de su honor. Y, de rebote, su propia persistencia, si es o no necesaria, sus gastos suntuarios, el nuevo Bribón que se ha agenciado el rubio, el desmelene de Anasagasti (que se debe desmelenar a tornillo), la casita de treinta metros de la pareja feliz, la periodista convertida en paridora..., todos, en fin, pasamos ahora buenos ratos opinando sobre la cosa de los Reyes, como empeñados en que una anécdota suponga la revisión de esa especie de grano en el culo que soportamos los españoles de puro buenazos.

Como la Historia debe servir para algo en mitad de este maremágnum, me permito situar a mis lectores en un ritornello de hace 140 años para rehacer la portada de El Jueves con el género de humor satírico que se gastaba entonces para con la monarquía. Los autores de esta sátira, que firmaban SEM en el antecedente satírico de la revista que sale los miércoles, el periódico llamado Gil Blas, eran nada más y nada menos que los hermanos Victoriano y Gustavo Adolfo Bécquer, y el objeto de sus sátiras, fundamentalmente, la reina Isabel II, su amante Carlos Marfori y el rey consorte su primo Francisco de Asís, estrábico y homosexual, además del padre Claret y la disoluta sor Patrocinio.

Sus dibujos y leyendas en verso figuran en un libro titulado Los borbones en pelota, que cualquiera puede consultar en los archivos que pasea por el mundo el Instituto Cervantes, aunque pudiera resultar paradójico, como bien resaltan mis adorados Hugo Martínez Abarca y el Colectivo Cádiz Rebelde en su espléndido blog inSurGente, cuya lectura os recomiendo para profundizar en estas cositas tan lindas que gracias a ellos aporto aquí para vuestro despelote.

Me gustaría ver la cara del Fiscal General del Reino, del juez Del Olmo y de la realeza si nuestro querido Jueves se atreviera a presentar portadas de este jaez adecuadas a los rumores y mentideros actuales de la Real Casa y aledaños.

A ver si resultamos ser adivinos cuando salmodiábamos en las manifestaciones aquella rima tan propia que decía: España, mañana, será republicana.

6 comentarios:

Gustavo dijo...

Como me dijo un amigo cuando se lo mostré: no lo divulgues, que son capaces de secuestrar toda la obra de Bécquer...

mundos dijo...

Muy buenpost sobre lo del Jueves, el mejor que he leido hasta ahora..

Ana dijo...

¿A que vamos a tener que salir también en defensa de tu blog contra el Fiscal General del Estado? ¡¡¡Estupendo!!!

Gustavo dijo...

Por cierto, pásate si quieres a leer una entrada sobre la canción satírica; lo encontrarás interesante y tal vez tengas algo que añadir o coregir. ¡SAlud!

Marc Vidal dijo...

dejeme pegar parte de algo que he escrito sobre el tema.:

La cacicada de secuestrar una publicación en pleno siglo XXI es un gesto inútil que confina a la monarquía al interior de un escaparate de vidrio armado como si se tratara de cualquier otra antigualla del pasado. Que el amancebamiento de los príncipes sea un tema tabú es una enorme incoherencia puesto que, precisamente la monarquía, no deja de ser una encadenación genética de prebendas y privilegios que se perpetúa en el fornicio sin profilaxis.

un saludo y felicidades por los huevos que le hechas

MeM3000 dijo...

jojojojo

Genial la portada ;-)

P.D. No me gustaría estar en el lugar del burro