martes, 10 de julio de 2007

comparando asignaturas: Religión y EpC. (Obispos IV)

En la presentación ante el Papa del nuevo obispo auxiliar de Toledo, con toda la pompa esa y el boato que tanto me asombraron en mi infancia, el tal recién nombrado Borobia dicen que se dirigió al coruñés Vázquez, en un aparte, para espetarle: "¿Sabe hasta dónde estamos los obispos españoles de Zapatero? Hasta los huevos". Aclarándole a continuación: "Si no me ha entendido bien, le repito: estamos hasta los cojones". Ni siquiera su jefe directo Cañizares se hubiera atrevido a tanto, claro que él no proviene de Tarazona. Pero, por muy cerriles que vengan algunos de los nuevos, por mucho lenguaje de barrio que utilicen, yo me sigo preguntando, reiterativo, ¿de qué (coño) se quejan los obispos españoles?

Como hoy tengo el día didáctico, voy a dejar que los hechos hablen por sí mismos. Veamos. Los acuerdos entre el Estado y la Iglesia católica obligan a que los contenidos de la asignatura de Religión sean elaborados por la Iglesia, y quedan redactados en unos currículos, que se publican como Orden del MEC, de modo que son asumidos plenamente por el Ministerio. Según la introducción de los últimos currículos, publicados el pasado 6 de junio: El Acuerdo entre el Estado español y la Santa Sede sobre Enseñanza y Asuntos Culturales garantiza que los alumnos de educación infantil, primaria y secundaria obligatoria que así lo soliciten tienen derecho a recibir enseñanza de la religión católica e indica que a la Jerarquía eclesiástica le corresponde señalar los contenidos de dicha enseñanza.
Donde dice enseñanza, uno creería que quieren decir enseñanza, pero la realidad es que la Iglesia, en connivencia con el Estado y con el dinero de los españoles utiliza esta asignatura para adoctrinar a los estudiantes como si de una catequesis se tratara. Por ejemplo, en cuanto a la educación infantil, indefensos niños entre 3 y 6 años, uno de los objetivos que se fija la Iglesia es el de descubrir y conocer el propio cuerpo, regalo de Dios, de modo que en lo contenidos figuran conceptos como que el cuerpo humano obra de Dios Creador con la colaboración de los padres. La diferenciación sexual (niño-niña) como don recibido de Dios. La creación, obra de Dios y regalo a sus hijos... Me da grima repasarlo al completo, pese a que abunden joyas de similar naturaleza, conceptos creacionistas y sexismo. El curioso o morboso puede leer estos curriculos completos aquí.
En contraposición, voy a copiar a continuación el programa de la asignatura Educación para la Ciudadanía, para que alguien pueda indicarme con cuál de los conceptos que contiene puede un demócrata estar en desacuerdo, o incluso cuál de ellos atenta contra los que figuran en el ideario del PP.
Que os aproveche.




CURSOS PRIMERO A TERCERO
Contenidos de Educación para la ciudadanía y los derechos humanos.

Bloque 1. Contenidos comunes. Exposición de opiniones y juicios propios con argumentos razonados y capacidad para aceptar las opiniones de los otros. Práctica del diálogo como estrategia para abordar los conflictos de forma no violenta. Exposición de opiniones y juicios propios con argumentos razonados. Análisis comparativo y evaluación crítica de informaciones proporcionadas por los medios de comunicación sobre un mismo hecho o cuestión de actualidad.

Bloque 2. Relaciones interpersonales y participación. Autonomía personal y relaciones interpersonales. Afectos y emociones. Las relaciones humanas: relaciones entre hombres y mujeres y relaciones intergeneracionales. La familia en el marco de la Constitución española. El desarrollo de actitudes no violentas en la convivencia diaria. Cuidado de las personas dependientes. Ayuda a compañeros o personas y colectivos en situación desfavorecida. Valoración crítica de la división social y sexual del trabajo y de los prejuicios sociales racistas, xenófobos, antisemitas, sexistas y homófobos. La participación en el centro educativo y en actividades sociales que contribuyan a posibilitar una sociedad justa y solidaria.

Bloque 3.Deberes y derechos ciudadanos Declaración universal de los derechos humanos, pactos y convenios internacionales. Condena de las violaciones de los derechos humanos y actuación judicial ordinaria y de los Tribunales Internacionales. Valoración de los derechos y deberes humanos como conquistas históricas inacabadas y de las constituciones como fuente de reconocimiento de derechos. Igualdad de derechos y diversidad. Respeto y valoración crítica de las opciones personales de los ciudadanos. La conquista de los derechos de las mujeres (participación política, educación, trabajo remunerado, igualdad de trato y oportunidades), y su situación en el mundo actual.

Bloque 4. Las sociedades democráticas del siglo XXI. El Estado de Derecho: su funcionamiento. El modelo político español: la Constitución Española y el Estado de las Autonomías. La política como servicio a la ciudadanía: la responsabilidad pública. Diversidad social y cultural. Convivencia de culturas distintas en una sociedad plural. Rechazo de las discriminaciones provocadas por las desigualdades personales, económicas o sociales. Identificación, aprecio y cuidado de los bienes comunes y servicios públicos. Los impuestos y la contribución de los ciudadanos. Compensación de desigualdades. Distribución de la renta. Consumo racional y responsable. Reconocimiento de los derechos y deberes de los consumidores. La influencia del mensaje publicitario en los modelos y hábitos sociales. Estructura y funciones de la protección civil. Prevención y gestión de los desastres naturales y provocados. La circulación vial y la responsabilidad ciudadana. Accidentes de circulación: causas y consecuencias.

Bloque 5. Ciudadanía en un mundo global. Un mundo desigual: riqueza y pobreza. La «feminización de la pobreza». La falta de acceso a la educación como fuente de pobreza. La lucha contra la pobreza y la ayuda al desarrollo. Los conflictos en el mundo actual: el papel de los organismos internacionales y de las fuerzas armadas de España en misiones internacionales de paz. Derecho internacional humanitario. Acciones individuales y colectivas en favor de la paz. Globalización e interdependencia: nuevas formas de comunicación, información y movilidad. Relaciones entre los ciudadanos, el poder económico y el poder político.

7 comentarios:

Cocodi dijo...

Queridísimo Antonio, leo en el BOE que sagazmente nos enlazas: "es propio de la enseñanza religiosa su preocupación por la calidad de la educación que se imparte desde la infancia. En esta edad tan crucial para el posterior desarrollo de su personalidad, es cuando el niño comienza a comprender el mundo que le rodea y a relacionarse con él".

Al mismo tiempo, oigo en la radio que el Tribunal Supremo ha confirmado hoy la responsabilidad civil subsidiaria del Arzobispado de Madrid en aquél turbio e inquietante asunto del cura pederasta de Aluche.

E, inevitablemente, me da pavor esa anunciada preocupación de la Santa Madre Iglesia por la enseñanza religiosa "que se imparte desde la infancia".

Dime tú, Antonio sapientísimo, ¿para cuándo el Estado laico, del que nuestros entornos europeos disfrutan, en algunos casos desde hace más de doscientos años? ¿Qué pecado original cometieron nuestros antepasados para ser tan cruelmente castigados por la historia, ellos y toda su descendencia, a la perpetua noche de la superstición medieval? ¿Acaso fue un pecado irredimible, más mortal todavía que el más grande de los pecados mortales?

Graves asuntos, graves, éstos y otros de semejante índole enjundiosa, que tanto conturban nuestro ánimo y de los que ya nadie se ocupa, ni en el ágora ni en el foro.

En fin, puesto que es, sea.

Salutem plurimam

Gustavo dijo...

En principio suena bien, sí señor. Y digo yo, d. Antonio: el PP ve mal la asignatura, ¿ve peor que sectas católicas de ultraderecha practique algo tan pernicioso -y seguramente anticonstitucional- como es la segregación sexual en sus colegios? Los niños con los niños, las niñas con las niñas. lo cual me lleva a plantearme: ¿así es como quieren acabar con la homosexualidad? Creo que tienen un cacao mental...

Némesis dijo...

A mi es que el tema del clero me la pone como el titulo de su blog, y si me pongo, me tiene que poner un anexo de varios megas para que suelte la bilis.
Curiosos estos barrigudos, que a semejanza de los ayatolahs, impunen su propia ley y cinismo. La enseñanza religiosa en colegios e institutos la ha estado pagando este estado laico y secular a los propios obispados, y estos, despues de innumerables reidinvicaciones del personal docente religioso, se dignaron a equiparar sueldos a los profesores de su asignatura, porque los pobres cobraban salario mínimo. Esa diferencia, que Marx decia plusvalia, ingresaba en la cuenta clerical para financiar yoquese fastos y ágapes para estos mastuerzos. Ahora que se quiere regular el chorro de dinero público que mana por ese manantial "impuro", ponen el grito en el cielo, y sacan a relucir el infierno y el advenimiento del anticristo... de locos.

Y pare usted de contar con el tema de la educación para la ciudadania, que anteriormente se llamaba "Ética" y que en el instituto, y con gobierno Pepero, convivia perfectamente con la religión... y no se hizo ningún cisma. Bonito recuerdo se me viene, cuando una clase magistral de esas, giró entorno a la masturbación. La cantidad de peso muerto nos quitamos de encima los gayolos profesionales; compare sinó con la que se dió el mismo día en la que se instruia sobre la virginidad de Nuestra Señora.

Curioso tambien el tema de la apostasia, que si pone algún día entrada relacionada, le pondré mi propia experiencia... para denunciarles ley en mano LOPD.

Anónimo dijo...

Un gran artículo si señor.

Aún no me cabe en la cabeza como algunos dicen que se va a adoctrinar a los niños, que se le inculcarán valores "raros".

Estas y otras cosas dichas desde las filas coppelianas son cacareadas por Hazte Oír o el Foro de la Familia, qeu se dedican a eso, a cacarear, a repetir lo que el resto diga, sin valorar, sin criticar con una base razonable.

Aquellos que se hacen llamar liberales, aquellos que se hacen llamar demócratas quieren boicotear una asignatura que apuntala los comportamientos cívicos democráticos.

A la curia, a la COPPE y al PP deben gustarle las sociedades con amplias desigualdades, violencia e injusticia, caóticas y antidemocráticas.

Sencillamente increíble.

Antonio Piera. Madrid. dijo...

Presienten el comienzo del fin. Intuyen que una segunda legislatura zapateriana traería consigo la denuncia del Concordato, auténtica alma mater de la cosa.
Pese a la inyección de credulidad que les llega de la mano de los emigrantes latinos, que aún rechazan los muy idiotas pese a que pueden salvarles las cifras y la cara, la cuestión es que están tocando suelo en varios de los indicativos de influencia, así que tiran de su preeminencia en otros terrenos como los medios de comunicación y la educación, alentados por el giro vaticano a la derecha de santa Teresita.
COPE, ABC y su suplemento episcopal, homilías, cartas abiertas, declaraciones obispales y subproductos digitales, en la mente de todos, son las armas para su chantaje a la sociedad civil.
Pero si la cosa continúa por donde rueda, alguien se puede poner a hacer números y encontrar un mejor destino a la pastizara que se les regala. Bastaría, por ejemplo, por hacer que los colegios religiosos concertados cumplieran estrictamente la ley, retirándoles la subvención en caso contrario, o con entregarles únicamente el dinero destinado específicamente a la Iglesia por los contribuyentes y levantarles la exención graciosa de impuestos para que todo su tenderete abandonara el estadio de sobredimensión en que actualmente se encuentra.
Y de la apostasía hablaremos, desde luego.

bg dijo...

Y que hay de la LIBERTAD de culto, la libertad de expresión, la libertad de credo y la libertad de es coger (o no) lo que a uno le parezca para sus hijos?
A mi no me gusta como esta montada la educacion en este pais, porque no puede escoger libremente el colegio que me da la gana, sino el que los puntos que me tocan me dejan. Aparte del nivel del que paso de hablar.
Al menos, espero poder decidir yo si quiero que mis hijos sean catlolicos apostólicos y romanos y me salgan curas y monjas para mayor gloria de Dios o si prefiero que acaten los conceptos de familia que la constitucion española dicta y sean gays y lesbianas de pro o simplemente pajilleros aligerados de peso.
Si somos taaan de izquierdas, tan libertarios y tan progres y tan guays, respetemos al menos a los demas. O de eso fardan muchos.
Y olé los huevos, si, me refiero a cojones, del obispo.
Bg

Antonio Piera. Madrid. dijo...

Lo que bg no parece entender es que la existencia de una asignatura en la que se enseñe a nuestros hijos a comportarse como demócratas en una sociedad de personas libres no está reñida con su libertad para adocrinar a sus hijos en la religión que les pete a costa de los dineros del Estado.
Nadie lo pone siquiera en duda, precisamente porque los que somos guays y eso pues sí creemos en el derecho a equivocarse del resto de los mortales, así que les respetamos, e incluso pagamos por ello buenos dineros que no nos sobran. A cambio, no estaría de más por su parte que nos pagaran con la misma moneda.