miércoles, 27 de junio de 2007

me da asco Martínez Pujalte

No sé si conocéis la última anécdota de este diputado-mandria, portavoz del PP, aunque quizá recordéis que, entre sus recientes antecedentes, figura el dudoso honor de ser el único diputado que ha sido expulsado del salón del Congreso en 30 años. Vociferante, ruidoso, chisgarabís o zarzuelero pero, sobre todo, desconsiderado, fatuo, ofensivo y gratuitamente agresivo, Pujalte es una especie de chuleta de taberna como demostraba anteayer increpando a gritos a una diputada de ERC en uso de la palabra, desde la escalera del hemiciclo, con aires de matón perdonavidas.
En las formas y en el fondo, este murciano trepador, aupado a las altas esferas de su partido de la mano de su mentor Zaplana, ha regado de improperios, insultos y boutades sin cuento su paso por el foro del entendimiento. Él es el primero que se ríe en cuanto comienza a hablar el presidente de su Gobierno, el que inicia los pateos y los gritos habituales en su mitad del hemiciclo, el encargado del ruido de fondo que se ha convertido en uno de los más despreciables modos parlamentarios acuñados en esta legislatura por la oposición.
¿La anécdota? Cuando la diputada de ERC Laia Cañigueral, en uso de la palabra en defensa de la asignatura EpC decía "no entiendo cómo un demócrata puede estar en contra de estos contenidos", Vicente Martínez Pujalte, desde la escalera y con ademanes sospechosamente exagerados, cual fruto de alguna copiosa ingesta, la interrumpió gritando algo así como "esta pequeña no me da a mí lecciones de democracia", por lo que el Presidente Marín le tuvo que llamar al orden por dos veces, como se puede ver en este vídeo. Tras acalorados intercambios de acusaciones y defensas a ultranza desde los bancos populares, la joven diputada de Ezquerra concluyó, dirigiéndose a los bancos exaltados, con un bien traído: "quizás les convendría más de lo que piensan cursar la asignatura de Educación para la Ciudadanía",

2 comentarios:

Gustavo dijo...

Pfff! Qué pedazo de cretino! Este tío, por la pinta y por los gestos parece un guerrillero de cristo rey: no en vano es conocido como "Martínez el facha", en honor a la tira cómica. Pero eso sí, ¡ole los huevos de Marín y ole los ovarios de Laia!

Noe dijo...

Sí q les convendría volver a clases, la verdad, pero seguro q irían a un colegio de estos donde se impartirá la asignatura 'de mentirijillas'.

Un saludo.