sábado, 30 de junio de 2007

un amigo me comenta...

con toda su buena voluntad que sí, que este blog está bien, que tiene muchos visitantes silenciosos, de esos que vuelven en las sombras y pasan sin dejar más huella que el furtivo deslizar de su mirada por estas líneas, que ya les vale y que es cojonudo, pero a él le parece que el éxito es otra cosa y me recomienda que lo cambie. Que hable más de mí, de aventurillas, de cotilleos, que eso es lo que más gusta y lo que genera más participación.
A mí me encantaría que hubiera más participación, obligarme a lidiar con un aluvión de comentarios, observar las sinergias que se establecen entre los comentaristas, terciar en ellas, animarlas a mi vez desde el púlpito... Pero es que lo rosa me da mucha grima. Es más. Si yo dirigiera un periódico en el que pudiera hacer mi voluntad, no pondría una sola noticia subjetiva, de esas cuyo contenido es tan sólo contar que fulanito ha manifestado que...
Conozco periodistas americanos, franceses e ingleses francamente escandalizados del proceder de casi toda nuestra prensa. Ya sea en sociedad, deportes, local, pero aún más leyendo nacional o internacional, se asombran al comprobar que en cada periódico más de la mitad de los temas que se presentan están basados en las declaraciones de alguien.

Y ellos y yo que nos creíamos que las noticias son las cosas que pasan...

Por mi parte deseo, pues, advertiros de que en esta bitácora, que es como mi periódico, en el que soy el que barre y el director presidente, seguiré aportando cuanta información consiga y la trufaré, en la medida en que crea que pueden aportar un mínimo valor añadido, con mis comentarios críticos sobre ella. Ahora mismo estoy preparando, con la ayuda de uno de esos silenciosos lectores, una serie que espero disfrutéis tanto como lo que me está costando encajarla. Se llamará algo así como: curas en guerra, cherchez la pasta. A ver cuándo puedo empezar a publicarla.
¡Ah! A veces también hablo de mí, pero es cuando no me puedo aguantar. Cosa rosa.

2 comentarios:

Gustavo dijo...

Pues claro! Aquí eres tú el que manda. Como dijo uno de mis blogueros lectores y leídos, Teo, la cuestión es que tú domines el blog, no que el blog te domine a ti.
Aprovecho y te dejo el enlace de su blog por si te interesa; eso sí: está en gallego:
http://teocf.nireblog.com/

Anónimo dijo...

I have never seen better than this site.