martes, 4 de diciembre de 2007

Villena, tramposo

Hace muchos, muchos años, escribí una novela, pero no se lo conté a nadie. Sólo mis amigos sabían de mi aventura interior, demostrar que podía escribirla en una semana. Lo hice, aunque no era muy buena, pero resultaba legible y divertida, cuando menos. Por cierto, en el último traslado ha aparecido el manuscrito, y me ha encantado verlo, con sus casi cincuenta renglones por folio en diminuta letruja escrita a lápiz. Bueno, os diréis, ¿y esto a qué viene? Lo traigo porque la presenté, pobre de mí, al premio de Novela Negra de Gijón, y parece que alcanzó la final, aunque en ese tiempo yo ya me había coscado de la mecánica habitual de estas ferias. De modo que, cuando un íntimo me preguntaba qué había hecho con el manuscrito, siempre le contestaba: nada, presentarla al premio que va a ganar Andreu Martín. Que fue, por cierto, el que lo ganó, casualmente, en aquella lejana edición.

Luis Antonio de Villena, que el año pasado fue jurado del premio Viaje del Parnaso, va y se presenta este año. Y, curiosamente, va y lo gana. No es tontería, que son tres kilos de los antiguos del ala, como para hacer cantar a varios ciegos. En el jurado, nada menos que Ángel González y Caballero Bonald. Lo que pasa es que, de las ocho bases del concurso, premiar a Villena incumple unas cinco o seis, sin exagerar. Se ve que el premio le deslumbró, le supo muy goloso. Se ha comportado de una manera muy poco digna. Este hecho supone sin duda "una mancha" en el currículo del poeta.

Su actitud es impresentable, dijo José Manuel Caballero Bonald, ha dejado de tener credibilidad. Así aprenderá a ser decente, añadió.

Perdón. Me he equivocado. Estas frases eran del propio Villena y del poeta jerezano especialista en jurados, y estaban dirigidos al ínclito poeta alicantino Antonio Gracia (Premio de Poesía 2004 Fundación Loewe), que fue desposeído por el jurado (en el que estaban Caballero Bonald y el propio Luis Antonio) por tramposo, según afirmó en un alarde de honestidad el amigo Villena. ¿Que por qué fue desposeído de su premio el señor Gracia? Porque el poemario premiado, Devastaciones, sueños, había recibido ya otro galardón, incumpliendo así ¡UNA!, una tan sólo, de las bases del prístino concurso, para escándalo del honesto jurado cuyas rasgadas vestiduras se me han escapado ahí arriba.

(En próxima entrada demostraré los incumplimientos de bases aquí manifestados. Gracias, Santiago).

10 comentarios:

RGAlmazán dijo...

Verdaderamente impresentable. Tenía a Villena un respeto intelectual que procedo a borrar ipso facto. No se puede andar con chiquitas, en este país donde las trampas son el pan de cada día, hay que posicionarse en contra de esta gentuza. Un hecho así hace perder la credibilidad en el individuo y por tanto en toda su obra.

Salud y República

Más claro, agua dijo...

La primera premisa que incumple el Villena es que él no es poeta. Hace falta algo más que teñirse el pelo y cambiarse de gafas cada veinte minutos... No es lo mismo "dandy" que "varón dandy"...

Pedro de Paz dijo...

Lo de Villena es de verguenza propia y ajena, como me consta (unos con más certeza, otros con menos) lo son en general la amplia mayoría de los premios literarios de este país. Moneda de trueque que sirve para costear la endogamia literaria de unos pocos escogidos ("Este año yo soy jurado y te lo doy a ti, el año que viene eres tú el jurado y me lo das a mi"). Salvo ejemplos muy puntuales, el tema de los certámenes despide un olor bastante desagradable.

A modo de coda a su excelente entrada, Sr. Piera, el meritorio poemario de Antonio Gracia, "Devastaciones, sueños" terminó siendo publicado por "LITERATURAS.COM Libros". Todo aquel que desee leerlo, puede encontrarlo en el siguiente enlace

Abrazos a todos,
Pedro de Paz

Grendel Khan dijo...

Eso es como cuando yo, a los 17 o 18 añicos, presenté algunos cómics a certámenes varios, y siempre ganaban otros, que en ocasiones eran bastante peores que yo y otros muchos, pero ganaban porque eran el sobrino/nieto del alcalde de la localidad de marras, o similares grados de parentesco o enchufismo. Es una pena pero es asín.

Aunque un premio de 18.000 euracos no es moco de pavo, para ir regalándolo a la peña por su jeta.

Isa dijo...

Y yo me pregunto..¿cómo se llega a ser uno de esos escritores que ya ganan premios sólo con presentarse?, a lo mejor me interesa.

un besito

David, el tertuliano dijo...

¡Me encantan las peleas entre escritores! Quiero más.

Antonio, esa novela la tendré que conseguir algún día ¿no?
Estoy seguro de que era algo más que "legible y divertida" pero Andreu Martín tiene tela ¿verdad? Aún recuerdo que me inicié a la lectura de la novela negra con él y el señor Jaume Ribera. Muy buenos para gente de mi edad los "Flanagan" y compañía, de verdad.

Aunque con mucha menos seriedad, yo también puedo permitirme decir que he iniciado proyectos de novela (fracasados e inacabados, eso sí) y que tengo en mente alguno otro. De momento me basto con los relatos que Millás me va publicando.

Salud

Nemesis dijo...

Buenas tardes D.Antonio.

Despues de un parentesis sin leerle, espero ansioso esos inclumplimiento para echar unas risas. Mientras, me curaré la espera poniendome al dia con sus entradas antiguas a modo de ansiolítico.

Luna Carmesi dijo...

Villena es tramposo.
Pero existe un jurado y una organización que debe velar por el cumplimiento de unas bases y unas normas.
Los tramposos, los 'despitados' y los que tienen 'extraña memoria' deben ser controlados.
Pienso que de culpables y tramposos hay unos cuantos mas.

Antonio Piera. Madrid. dijo...

Parece ser, Rafa, que ya solo hacerse eco de estas deshonestidades es un signo distintivo. Mira que lo siento.
Exageras, cervecero sevillano, exageras. En lo de varón, sospecho.
Cusioso, Pedro, porque yo mismo no había caído en la cuenta del "hoy por tí, el año que viene por mi", pero también se ha dado en este caso. Miraré lo que me dice.
Desde luego que sí, Grendel. Yo mismo, ahora no los llevo encima.
Mírate al espejo, Isa, y comprueba que puedes decir, soy una poetisa cojonuda, mirándote a los ojos y sin reirte. Por ahí se empieza.
Cualquier día te la dejo, David, pero publicada no lo verán tus ojos. Passo. Por cierto, cuéntame eso de Millás.
Némesis, ya te echaba de menos. ¿Necesitada de ansiolíticos? A buena parte has ido a parar. Besos.
Eso es lo malo, Lunita, que detrás están oscuros comportamientos de gente de partida respetable como Ängel González y un Caballero Bonald a quien conozco y considero, pero algo huele realmente a podrido en Valdepeñas.

David, el tertuliano dijo...

Te comento. Ya me has dicho anteriormente que la radio no es precisamente tu vicio pero, los viernes, en el programa "la ventana" (de 16h a 19h) de la cadena SER, viene colaborando desde hace años Juan José Millás en la primera hora de programa. Primero repasa, junto a Gemma Nierga, alguna que otra noticia y en los últimos 5 ó 10 minutos de la hora, lee algunos relatos que nos manda enviar a los oyentes. Cada año cambia la "categoría" y este, consiste en enviar un relato muy breve (es muy estricto en este aspecto) sobre algo que te haya ocurrido en la semana (pide que sea verdad pero...). Yo ya he enviado varios, pero por el momento me han publicado sólo uno en el blog de la sección del programa, aunque lamentablemente no lo leyeron en la radio. Cierto es que podría escribir mucho mejor a como lo hago si fuera más estricto conmigo mismo a la hora de ponerme frente al teclado. Algún día hablaré en mi blog sobre mis malos hábitos a la hora de escribir...

Salud