sábado, 31 de marzo de 2007

va por ti, Manuel Saco

Sin previo aviso, va Manolo y corta su blog en 20 Minutos, su Saco sin fondo, perla de la diaria opinión más libre que conozco, y voy yo y me siento como debe sentirse una mujer espatarrá ante el mayor gatillazo de su biografía, a medias de un espléndido coitus que ha sido interruptus de golpe. Problemas de salud, que desconozco, han apartado momentáneamente (espero) a este periodista de pro de sus seguidores fieles, entre los que me cuento. En su blog de despedida he dejado, tras desearle ánimos, una entrada que pretendí escribir "a su modo" y que me salió asín:


Coincido con Martínez Soler en que no se debe sólo ser honrado, sino parecerlo, aunque Polanco no sea precisamente la mujer del César. La aparición en El País de las notas de gastos de Zaplana cuando estaba al frente del Ministerio de Trabajo, justo ahora que pintan bastos desde el PP para el Grupo, tal parece que hubiera debido retrasarse un tanto para no sonar tan claramente a vengancita de barrio. Lo que no quita, sin embargo, un ápice a la enjundia propia del asunto.
Todavía recuerdo las salmodias hirientes del PP cuando Alfonso Guerra y su jet. Y eso que fue sólo una vez. Tomar hasta dieciséis aviones privados para desplazamientos imprescindibles, siendo muchos de tan dudosa urgencia que hasta la Intervención necesitó aclaraciones... (no recibidas), suena mal viniendo de uno que "está en política para hacer dinero". Por ahora, dinero no se sabe, pero pasar al Ministerio las compras de chicles y yogures en Caprabo, enviar regalos a la familia con cargo al erario público en Navidad del 2002 y tomar aviones para grabar una entrevista en TVE que se emitía al día siguiente, sí que parecen cosas de rico. Lenguaje gestual, vamos. Comportamiento señorito. Ya se van acercando las elecciones, así que no tardarán mucho en aparecer en alguna prensa los temas de Terra Mítica que tanto suenan por ahí.

________

Emulando al maestro ausente, una reflexión al hilo de la actualidad. ¿Formarán parte las detenciones del comando Donosti de los secretos "pero indiscutibles porque sí" acuerdos entre ZP y ETA? ¿Qué turbia explicación atrabiliaria a estas detenciones tendremos que escuchar ahora en la COPE? O tal vez sea mejor para ellos profundizar en el tonto-tema del precio del café. ¿Para cuándo el del billete de metro? (Gracias, don Luis, por esta espléndida imagen).

viernes, 30 de marzo de 2007

nada es ya lo que era

Desde el desconcierto os escribo. Ahora resulta que las monjas de clausura beben cerveza y que los españoles y las españolas prefieren para sus amores la postura del perrito. ¿Donde han ido a parar las misioneras y el misionero?

Me manda el amigo Enrique noticia de que un estudio, realizado por la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (SEDCA) y la Universidad de Valencia, demuestra que los efectos antioxidantes de la cerveza, contenidos en uno de sus ingredientes, el lúpulo, pueden prevenir las enfermedades relacionadas con la edad avanzada. Lo más curioso del caso es que, al parecer, dicho estudio ha sido realizado en el interior de un convento de clausura y que las cobayas han sido un grupo de cincuenta monjas a las que, antes de darse a la priva (sin alcohol, eso sí) consideraba yo esposas del altísimo y alejadas de la cosa del mundanal ruido. Tras 45 días de dieta cervecera, muchas de las hermanitas, que no la habían probado nunca, declararon su gusto por la materia y el estudio acabó concluyendo que el lúpulo, ingrediente imprescindible que confiere el sabor amargo a la bebida fermentada, consigue que disminuya el daño oxidativo del cuerpo, que es el que hace envejecer, y reduce además los niveles de colesterol total.
O sea, que las monjas con cerveza se oxidan menos.
Con ser malo, no es esto lo peor. Según una encuesta realizada entre 3.158 personas (el 82%, hombres y el 18%, mujeres), resulta ahora que el misionero hace aguas.




Nada menos que el 40,37 por ciento de los encuestados se decantan en sus preferencias por hacerlo estilo perro, quedando el misionero como la preferida de tan solo 6,36 de cada cien, quienes recibirán de inmediato por correo certificado la gran cruz del mérito a la conservación de los valores patrios junto al nombramiento de hijos predilectos del vigía de Occidente. Claro que en la misma encuesta los hombres se puntúan con un 7 sobre 10 en su autovaloración como amantes, y además la gran mayoría concluye que el tamaño no importa, pero sí el grosor. En cuanto a la valoración mencionada, echo de menos que las mujeres hubieran puntuado también sobre diez la pericia y resistencia de sus amantes masculinos, porque me da que las cifras se habrían alterado a la baja ostentóreamente, que diría si pudiera el jinete de Imperioso.
Pero, cuando leí que nada menos que un 27,83 por ciento de los españoles prefieren la experimentación constante en materia de sexo, fue cuando ya me puse de inmediato a buscarle el truco a la encuesta. No me lo podía creer. Hasta que caí en la cuenta, al leer la letra pequeña, de que el universo de los más de 3.000 encuestados era el de los usuarios registrados en el sistema de contactos de la propia web autora de la dichosa encuesta Marqueze.net, todos ellos erotómanos convencidos, sexoadictos y, si me apuráis, buenos y sanos pajilleros de pro.
Respiré aliviado. Ésta no era mi España, que me la habían cambiado. Ahora lo entendía todo. La encuesta reflejaba sólo la opinión de la avanzadilla. Tras ellos debe continuar existiendo, imperturbable y silenciosa, la impecable mayoría que sólo utiliza la mantequilla para untarla sobre el pan.

miércoles, 28 de marzo de 2007

por la convivencia

Me acaba de llegar un Manifiesto por la convivencia. Lo he firmado y remitido a sus impulsores (nsartorius@bufetesartorius.net o presidencia@circulobellasartes.com), y os invito a hacer lo mismo si estáis, como yo, hartos de que nos manipulen hasta los achares. De que lo hagan y de los que lo hacen, que cada vez tengo las náuseas más a flor de piel cuando veo o escucho o ambas dos cosas (que a veces sucede, por desgracia) a gentes como Acebes, Zaplana o el señor NO.
Nunca he soportado a quien ha pretendido hacerme ver blanco lo negro, ni a los que exigen de mí que vea negro lo que percibo blanco, porque adoro los mil matices del gris, sobre todo al recordar las carreras que echaba con ellos cuando aún podía correr.
Voy a copiar el citado Manifiesto también como compromiso público de pleno acuerdo con sus términos, cosa que casi nunca he hecho. De verdad, vamos a desperezarnos un poco ya, que si no esta vez nos pillan en Roca y sin papel.




MANIFIESTO POR LA CONVICENCIA
I.- Muchos ciudadanos de nuestro país observamos con creciente inquietud el grado de crispación y enfrentamiento en que discurre la vida política española. Es propio de sociedades democráticas el debate, la confrontación dialéctica, la crítica acerba y, como no, la utilización de los derechos de expresión o de reunión con el fin de manifestar la protesta o el apoyo. Nada de lo anterior nos debe, pues, preocupar ya que forma parte de la normalidad democrática.
II.- Lo que nos inquieta, por el contrario, es que el debate político argumentado esté siendo suplantado por la descalificación y el insulto; que el normal funcionamiento de las Instituciones sea trastocado y se niegue legitimidad a quien gobierna por voluntad de la ciudadanía; que el derecho a una información veraz se sustituya por la manipulación sistemática de los hechos a base de mentiras o de medias verdades que confunden a la opinión pública. Conjunto de procesos indeseables que si bien no han conseguido, todavía, provocar una quiebra en la sociedad española, muestran ya indicios preocupantes de que se puede estar gestando esa fractura que conviene detectar y soldar cuanto antes.
III.- Creemos, sinceramente, que este clima crispado no obedece a la situación real de España. Es como si una realidad virtual, construida ex profeso con fines partidarios o electorales, se sobrepusiera a unos hechos objetivos que quedan así, la mayoría de las veces, sepultados por una avalancha mediática que se concentra en ciertos temas y se olvida de todo lo demás. Bien es cierto que nuestro país sigue teniendo problemas serios sin resolver sobre los que, por cierto, no se incide ni se ofrecen alternativas desde la oposición. Pero nadie, con un mínimo de honestidad, podrá negar que la economía marcha razonablemente bien, que el desempleo ha disminuido, que las fuerzas sociales han alcanzado importantes acuerdos, que se han producido avances no desdeñables en derechos sociales y civiles y que, en general, ha aumentado el bienestar de la población aunque, desde luego, no en igual medida para todos.
IV.- Ante la evidencia de estos hechos, toda la carga opositora se ha concentrado en unos supuestos peligros para la unidad de España y en una no menos supuesta rendición del Estado ante los terroristas. Es decir, nada menos que “España se rompe y España se rinde”. Conviene afirmar, pues lo contrario sería faltar a la verdad, que tamaña desmesura no tiene nada que ver con la realidad, al margen de la opinión que cada uno tenga sobre cómo ha administrado el Gobierno tan delicados temas. Las reformas de los Estatutos de autonomía, salvo el de Cataluña, han sido aprobadas por los dos partidos mayoritarios y supone una falsedad obvia sostener que el Estatut, surgido de las Cortes Generales, rompe la unidad de España.
Se puede o no estar de acuerdo con la política antiterrorista del Gobierno, pero de ahí a sostener que la decisión, mediante resolución judicial, de que un preso, por muy criminal que sea, pase a la situación de prisión atenuada, ante el riesgo acreditado por los médicos de que puede fallecer, cuando le quedan 16 meses de condena por un delito de coacciones, es una rendición ante la banda terrorista ETA resulta insostenible. Si de lo anterior se deduce, además, que el Gobierno ha pactado ya con la banda, o sus representantes políticos, el futuro de Navarra, de Euskadi y de España, sin acreditar tan graves acusaciones, nos parece que se ha alcanzado tal nivel de exageración y extremismo que se hace inviable un debate racional. En este sentido, no es aceptable convertir la lucha contra el terrorismo en el eje exclusivo de la oposición a cualquier gobierno democrático. Esta postura no tiene antecedentes en la Unión Europea. Sobre todo cuando en los últimos años la actividad terrorista ha disminuido en comparación con los cientos de atentados de anteriores legislaturas.
V.- El exceso ha llegado a tal punto que desde organizaciones con amplias responsabilidades sociales y financiadas por el Estado se hacen llamamientos a la objeción de conciencia en el cumplimiento de leyes aprobadas por el Parlamento y desde partidos con funciones de gobierno se apela a la rebeldía civil frente a un Ejecutivo legítimo, aduciendo que la nación española está en peligro. En un Estado democrático y no confesional, las leyes las hace el Parlamento y todos deben acatarlas. La apropiación partidaria de banderas e himnos nos retrotrae a épocas felizmente superadas y sólo puede ser causa de división. Convertir la propia idea de España en bandería es propio de dictaduras y de ideologías extremistas. En democracia no se puede pretender torcer la voluntad ciudadana ni con soflamas, ni con manifestaciones y menos con confusas actitudes "caudillistas". Es el voto y solo el voto el que debe decidir quién es el llamado a gobernar.
VI.- Esta política de confrontación se ha inoculado en esenciales Instituciones del Estado que deberían ser inmunes a las batallas políticas. Nos referimos a Institutos tan trascendentales como el Tribunal Constitucional. A veces da la impresión de que se producen movimientos, decisiones o maniobras tendentes a alcanzar objetivos que de otra manera no se lograrían (Véase el funcionamiento, en algunos casos del Consejo General del Poder Judicial) y que van en detrimento del prestigio y de la confianza que los ciudadanos depositamos en ellos.
VII.- Una situación de esta naturaleza no debería, en nuestra opinión, conducir al Gobierno a una actitud de confrontación, pero sí a una exigencia de liderazgo y de capacidad de propuesta. Una parte no desdeñable de la ciudadanía está confusa y es obligación de los gobiernos poner remedio al desconcierto. No es bueno olvidar que cuando la manipulación o incluso la mentira encuentran eco en las personas, ello obedece, generalmente, a una insuficiencia de claridad y de capacidad de comunicación por parte de aquellos que administran la cosa pública.
VIII.- En los próximos meses los ciudadanos vamos a tener ocasión de acudir a las urnas para votar en las elecciones municipales y, en ciertos casos, en las autonómicas. Será, sin duda, una buena ocasión- como siempre que los ciudadanos votan- no sólo de dirimir quien debe dirigir los consistorios y los parlamentos autonómicos sino también de exigir a los partidos y candidatos que se ocupen de los problemas concretos de los vecinos. Somos conscientes de que esta crispación inducida ha podido tener un efecto de hartazgo en los ciudadanos que los inclinen hacia la abstención. Nada sería más negativo en estos momentos. Los extremismos encuentran su espacio cuando la ciudadanía se abstiene y en esta ocasión cualquier inhibición no beneficiaría los avances sociales sino que propiciaría los retrocesos.
IX.- Nos gustaría apelar al buen sentido que las personas de nuestro país han demostrado siempre desde la recuperación de la democracia: que no nos dejemos arrastrar a la confrontación en base a la manipulación interesada; que evitemos dividirnos ante cuestiones en las que debemos mantenernos unidos como la paz, la libertad y la lucha contra el terrorismo; que defendamos el Estado de derecho, sus Instituciones y los avances civiles y sociales frente a los que pretenden hacernos retroceder en el tiempo.

Juan Miguel Hernández León (arquitecto)
Rafael del Águila (catedrático)
Angel Gabilondo (rector UAM)
Luis García Montero (escritor)
Almudena Grandes (escritora)
José Ignacio Montejo (abogado)
José Garrido Palacios (abogado)
Enrique del Olmo García (economista)
Fernando Schwartz (escritor)
Rosa Regás (escritora)
Jaime Sartorius (abogado)
Nicolás Sartorius (abogado)
Alfredo Tejero (economista)


martes, 27 de marzo de 2007

moroso

Tuve hace tiempo un patrón, que me pareció un tipo interesante. Embarcó a medio centenar de personas en una aventura de las más apasionantes que conozco: la creación y puesta en planta de un medio de comunicación. En este caso, incluso, no de uno sino de dos a la vez. Dos semanarios. Se llamaban Madrid Económico y Tribuna Inmobiliaria, revistas con formato tabloide y papel prensa que tuvieron una vida limitada pero feliz. Creo que no estaban mal, aunque la cosa fue declinando y los pagos de la nómina espaciándose sin control, de atraso en atraso hasta la debacle final. Con más voluntad que acierto fuimos aceptando lo que no eran más que largas o largas cambiadas, hipótesis aventureras de soluciones atrabiliarias para una situación condenada a muerte. Había que seguir saliendo, aunque tuviéramos que tirar de recursos propios, porque parar era caerse, como si fuéramos en bici. Y así lo hicimos, asambleas inútiles por medio.
Cuando ya la cosa estuvo clara, y no hubo más remedio que parar, el tipo aquél, un tal Julio Abengózar, liquidó sus deudas con pagarés para salvar los muebles. No sé que habrá sidos de ellos, los muebles, digo, pero sí comprobé en carne propia que los pagarés resultaron un papel más mojado que las toallitas nuevas esas que hay para limpiarse el culo.
Así andaba yo ahora, con un agujero de a millón de las antiguas, cuando aparecieron inopinadamente en un cajón un par de diapositivas de una fiesta, con primeros planos del ínclito. Chicos, no he podido resistir la tentación de permitir que se asome a esta página a modo de callado homenaje hacia una sabiduría tan profunda como habitual en este pueblo nuestro. La tocata y fuga del superviviente.

lunes, 26 de marzo de 2007

sorpresa..., o milagro?

Me ha sucedido algo increíble y no quepo en mí de alegría. Quiero contároslo enseguida para haceros partícipes. Al grano. Me acaba de llegar un correo electrónico de Francia, más concretamente de la ciudad del ladrillo (brique), conocida como Toulouse. Un mail inesperado que me arroja de repente a la cara un olvidado episodio del pasado y me demuestra, de paso, el indudable alcance de la tecnología o lo inaccesible de sus límites.
¿Veis la foto en B/N de la columna de la izquierda de esta página, la que en un alarde de presunción titulo "y esto, lo que hubo"? Miradla bien, porque la foto que publico ahora, que me acaban de mandar, es la de de quienes estaban frente a mí en aquel momento, sentados o tumbados en la arena, (Semana Santa de 1970, playa de Benidorm, ni me acordaba), escuchando alguna bobada que les cantaba un servidor. ¿No os parece maravilloso? Os juro que no tenía ni idea de que existiera esta foto, ni desde luego sospechaba remotamente que alguien la guardara en Francia, que ese alguien se haya podido encontrar, navegando al azar, con esta bitácora, ni tampoco me hubiera podido imaginar que además haya reconocido la foto y a su protagonista, la haya escaneado y disponga del suficiente cariño como para hacérmela llegar en un mail que me deja el grato sabor de la evocación, de algo de nostalgia y del recuerdo. Gracias, Eliane, eres una diosa.
Ahí están mi amiga Monique, sentada y muy seria, la propia Eliane, Michelle y mi buen Miguel haciendo el mandria como acostumbraba. Espero que esta foto no llegue a Elda y me encuentre otro correo poniéndome verde por publicarla.

Redios, hace ya la friolera de 37 años..., cuán presto se va el placer, que diría aquél, ¡qué marcha lleva la vida!
Si no fuera porque soy un hombre, lloraría como un niño. Aunque tal vez lo haga cuando no miréis.

domingo, 25 de marzo de 2007

la belleza

Acabo de descubrir la belleza. Bueno, tal vez esta afirmación no sea cierta del todo. Sería mejor decir que acabo de descubrir páginas que contienen la belleza. Por desgracia, esto no es nada usual, aunque parezca mentira. De una u otra manera, es la fealdaz lo mayoritario, lo más fácil de encontrar. Basta con mirar alrededor, en política, en economía, en sociedad, en internacional... Todo al fin bastante feo, incompleto, carente, tendencioso, vulgar, huraño, roñoso, inmundo, puerco, mugriento, procaz, sucio... ¿Qué os voy a contar que no sepáis?
Por eso, un domingo sin fútbol, una buena comida, un polvete de media tarde..., todo me inspira a regalaros estas páginas. Una enseña lo que hace el agua. Simplemente. Otra, una gota de leche al caer en el café. En otra podéis ver el ingenio del hombre con sus manos y el arte de las formas.
Disfrutadlas. Aunque sea lunes.
Navegad un instante por mares de belleza, que un día es un día.

sábado, 24 de marzo de 2007

música & amigos

Los penúltimos viernes de cada mes (gracias, J), a las diez y media de la noche, tocan en El Plaza Los Hootenanys. La calle Martín de los Heros de Madrid deviene punto de cita de un buen muestrario de gentes jóvenes de las de entonces, quizás no tanto en apariencia, y de jóvenes de los de ahora que se admiran cada noche de concierto ante la vitalidad inagotable de sus mayores, su gusto por la vida, su entusiasmo pese al pertinaz ensayo que no cesa y nunca basta, y que se asombran de su gusto contagioso por el swing, el cajun, el soul, el rythm & blues y, sobre todo, por el eterno rock & roll que nunca falta a la cita.
Resulta apasionante percibir, como espectador, el amor por la buena música que demuestra desde el escenario este grupo de profesionales-interdisciplinarios-rockeros-por-afición, su gusto por las cosas bien hechas o su esfuerzo por mejorar cada día. Y lo consiguen, os juro que lo consiguen. Anoche mismo pasamos con ellos una horita caliente y llena de vida. Estábamos mi hermosa Patty, Lolita y Santiago, la incansable Ana, Mariaje..., hasta creo que andaba también por ahí su hija, y allí, sobre el escenario, los Arranz, Valle, Jesús dedos rápidos, Salva Grau aunque me acaben siempre llamando Rafa... Un grupo de seres humanos, grata música, amigos, una copa y buen rollito. Y, al que no le guste, que no mire.

viernes, 23 de marzo de 2007

regresiones, trasgresiones, disgresiones

El asunto de la regresión de las libertades, de la poda que se está aplicando a las conquistas sociales de nuestro pueblo en nombre de no sé qué conceptos equiparadores o políticas preventivas es algo que me preocupa enormemente. Me preocupa, sobre todo, porque lo están haciendo desde el poder político actual, porque lo están haciendo desde el Partido Socialista, y me preocupa también porque no está apareciendo en la sociedad la respuesta que debería, como tampoco alternativa ninguna.
Cero reacción, electroencefalograma plano.
Parece como si el músculo de defender las libertades se hubiera atrofiado, al igual que buena parte de los cerebros de los intelectuales privilegiados, que en otro tiempo hubieran sido la punta de lanza de las protestas inmediatas ante cualquier recorte. Tal parece que nuestros pensadores ejercen desde el estómago agradecido.

Este es un tema extenso y complicado, para el que nos vendría bien a todos que interviniérais aportando vuestros ejemplos u opiniones. Me encantaría que pudiéramos convertir este blog en un espacio para el debate de asunto tan proceloso. ¿Mira que si me quedo solo? A ver si voy a ser el único al que le preocupa que no se considere a las prostitutas como trabajadoras del sector servicios, que la defensa de no sé cuál derecho de los menores (tiemblo) pase por cepillarse uno de los sectores punteros de nuestra economía, como es el del vino, o dos si contamos con los petardos de la Comunidad Valenciana, que se pueda utilizar la denuncia ante los juzgados para cargarse las fiestas en la calle anteponiendo el derecho individual a los conquistados por todo un pueblo...



Me acaba de llegar a las manos (aún no lo he leído) un libro de una jurista argentina afincada en París titulado ¿Qué habéis hecho de la liberación sexual?. Su autora, Marcela Iacub, es una feminista atacada y estigmatizada por las feministas oficialistas francesas. De entrada, debo deciros que la solapa ya me pone.
Dice así: "Louise Tugènes, la protagonista de este insólito recorrido por lo que se ha dado en llamar el 'nuevo orden sexual', parte de unas preguntas: ¿cómo puede hablarse de liberación sexual en un país como Francia donde una cuarta parte de la población penitenciaria está en la cárcel por delitos sexuales?, ¿cómo pueden encajarse dentro de esta supuesta liberación los intentos de abolir la prostitución y la pornografía? Louise cuenta casos reales, habla con gente diversa, la interroga, la escucha, discrepa de las organizaciones feministas en boga, que la consideran una tránsfuga al campo machista, arremete contra las vanguardias sexuales que pretenden liberarnos aumentando la violencia policial, y sus conclusiones finales son un sarcasmo. A Louise no le asusta escandalizar ni nadar contra corriente: expone sus verdades y las deja allí, como bombas de relojería que pueden estallar en cualquier instante".

Acabo de dejar en un blog donde se comentaba sobre este libro un comentario del que os reproduzco un extracto: "(...) están creando para nosotros una sociedad en la que la supervivencia ocupa tanto espacio que el ejercicio de las libertades se impide de hecho. A partir de ahí, al no poder disfrutar de estas libertades la mayoría de la gente, aparece un espacio digamos que libre para que los legisladores recorten las libertades sin que nos sintamos afectados, porque en la práctica apenas nos afectan. Y lo están haciendo.
En España y en el mundo (primero en el mundo, que para eso se impone la hipocresía de la sociedad yanqui, sin oposición salvo las excepciones pintorescas del cono sur), los gobiernos están dando sin pausa pasos atrás en las libertades individuales, sometiéndolas al ejercicio del paternalismo estatal como el mal menor. Ese es el campo de cultivo en el que algunas de las ministras feministas españolas, con la anuencia de un bobo teórico como el señor Presidente, están aplicando sistemáticos emplastos legislativos pretendidamente igualitarios, cuando son auténticos recortes de las libertades que se habían conseguido antes, en la lucha contra el franquismo. Ponen prohibiciones donde deberían poner educación, a la antigua usanza. Imponen aparentes igualdades recortando las que había en vez de avanzando más allá. Rasean e igualan por abajo en vez de por arriba".

Uno, que adora nadar contra corriente.


jueves, 22 de marzo de 2007

compartir 10.000 veces

Hablando de esta página, quiero felicitaros a todos porque hemos sobrepasado la nada despreciable cifra de 10.000 visitantes de este espacio absurdo. Algunos me habéis preguntado qué es lo que pretendo con ella, y ya es hora de aclararse un poco.
Lo único que me guía, lo que me calienta el coco y la mano de escribir casi cada día, son las ganas de compartir.
La verdad, estaba harto de sofreirme en mis pensamientos, de realizar valoraciones particulares de los temas de actualidad que nos asaltan a diario y de argumentar en la nada. Cuando se tienen ideas sobre las cosas, no digo ya ideas originales, me basta con que sean ocurrencias, y no se sacan p'afuera, p'a la calle que dijo el cantante, se corre el riesgo de que se pudran las entendederas.
En esas andaba yo a mediados de diciembre cuando caí sobre el blog de mi amigo Gabriel (el silente) y me enamoré de esta manera digital de afrontar la cotidianeidad con algo parecido al garbo o al salero, sin pudores ni vergüenzas, que no está uno en edad de tontadas, como dicen en mi tierra.
Así que éste se ha convertido en mi sitio de paso, el hito de cada mañana, (privilegios del paro), la cita con uno mismo para la alevosía, el currete de no olvidar cómo se hace, la búsqueda de cierta precisión en el lenguaje, el cuidado por mantener algo parecido a un estilo propio, el mimo por hacer bien las cosas, por no hablar desde el vacío, por argumentar con criterio...
En esas estamos y con vosotros, al lado, compartiendo, disintiendo, sonriendo, viviendo, en suma, para permitirnos de vez en cuando una sonrisa y hasta alguna certeza, con la avaricia de quienes sabemos que el espacio para pensar se va reduciendo cada día.
Gracias.

de sabios

Me comentan algunos amigos de los que visitan este blog, con toda naturalidad, que se me han deslizado algunos errores de concepto en el post del Actimel, como que el cuerpo humano genera bacterias (no hablábamos del de Pedro Jota). Dice al respecto la Wikipedia lo siguiente: El término Lactobacillus es la unión de un prefijo y una raíz: <> que significa leche y <> que quiere decir en forma de barra o vara. Por otro lado, acidophilus quiere decir con afinidad por los ácidos. Esta bacteria crece, fácilmente, en medios mucho más ácidos que los ideales para otros microorganismos (pH 4-5 o menores) y crece en condiciones óptimas a unos 45 ºC. El <> Se produce de manera natural en una gran variedad de alimentos, incluidos la leche, la carne, el pescado y los cereales. También está presente en los intestinos de los animales y en el del propio hombre. Y no sólo en el intestino de este sino, además, en la boca y la vagina. El L. acidophilus absorbe la lactosa y la metaboliza formando ácido láctico. Ciertas variedades genéticamente similares (conocidas como heterofermentivas) también producen etanol, dióxido de carbono y ácido acético como subproductos (hay que reseñar que el L. acidophilus produce exclusivamente ácido láctico).
Dicho queda, así que cada uno extraiga sus propias conclusiones.

lunes, 19 de marzo de 2007

mi cremá


… pero dejadme, ¡Ay!, que yo prefiera, la hoguera, la hoguera, la hoguera, ya lo dice Javier Krahe, porque la hoguera tiene un qué sé yo, que si no de qué andarían tirados por las calles esta noche tropecientos mil valencianos quemándose los pulmones para ver cómo las cosas del año pasado que no les gustan se disuelven en humo y calor, transmutan su materia y se hacen uno con el olvido.
Así que, en la cuesta abajo de esta tarde camino de la cremá de medianoche, me he imaginado construyendo una falla en mis ratos libres, mi falla particular, para quemar lo que merece desaparecer de mi vida y olvidarme de ello de inmediato. De modo que me he puesto a la tarea, con el consabido retraso compañero, que pagaré religiosamente en estrés y prisas, a levantarla antes de que venga el tío Paco con la candela y le pegue fuego al montón.

No sé qué tal me quedará, porque hay un poco de todo. Un ninot del rey del frenillo, abrazado al ínclito Alcaraz, con un Pío por el suelo, como corresponde a un semoviente rastrero y bajito, a quien disputa el sitio un voceador convicto que se está esnifando lo blanco de un paso de cebra mientras enarbola la pistola y ambos cuatro bajo las alas protectoras de Pedro Jota sobre cuyas espaldas va subido un Jomeini encorsetado. Caminan calle abajo hacia una manifestación (debe ser sábado) de gallinas pastoreada por un NO grandote y barbado al que no se le ve bien porque oscurece su figura la sombra alargada de un bigote rencoroso, mientras a su alrededor vuela un Ángel tirándole chinitas al camino y un trilero con sombrero Humphry Bogart hace pasta con la tierra mítica que lleva en el cubilete. Una leona bizca aplaude con las orejas mientras una de sus patas pisotea un Gallardón diminuto que lleva por sombrero una pirámide, al lado de tres obispos que contemplan embelesados una masacre entre dos ríos, dando la espalda al ninot que será indultat por delgadito mientras docenas de gudaris le saludan desde sus chalets y ayuntamientos agitando una pancarta donde pone Impuestos for ever. Saliendo del cuadro hay tres putas perseguidas por un Zapatero dudoso al que le patina el pie izquierdo sobre una mancha de aceite de tráfico, jaleado por un gallego que grita Talante, siempre palante mientras remienda un calcetín.
Seguro que hay más figuras que hacen más cosas, pero me van quedando a trasmano y me canso de tanto ir y venir por la falla disponiendo monigotes. Además, se me menean en cuanto doy media vuelta y así no hay quien pueda.

Estoy deseando que llegue la medianoche y verán estos y otros cómo las gastan los de mi pueblo.

domingo, 18 de marzo de 2007

dislates (II)

En el nombre del padre, van los del PP y se sacan de la manga un fantasma de 2003 para ver si enredan en las elecciones extremeñas.
En el nombre del hijo comienza a sonar toda la fanfarria de la derecha integrista, clamando en la Tierra a los cielos y exigiendo reparaciones sin cuento, cuando la principal motivación del escándalo es, sin duda, poner en la picota la candidatura del consejero de Cultura de la Junta, Francisco Muñoz, a la alcaldía de Badajoz.
En el nombre del espíritu santo salen a la palestra los obispos y a los peperos no se les cae la cara de vergüenza por publicar, de nuevo y en contra de la doctrina prelada, las imágenes de la discordia en su página web y en el blog personal del portavoz del PP y presidente provincial de Badajoz, José Antonio Monago. ¡Alto ahí! ¡Por esto sí que no paso!

Lo único que demuestran con esta actitud es lo poco que les importan de verdad los escabrosos contenidos de las imágenes de JAM Montoya, a mi entender carentes de calidades artísticas aunque no exentas de coña y capacidad de provocación. Porque, si les importaran un mínimo, si se sintieran agredidos por ellas como dicen, si tanto les faltaran al respeto que afirman merecer su religión y su ideología, no las publicarían, digo yo. ¿Se imaginan un reportaje de fotos con aberraciones sexuales con niños publicadas en la página del Defensor del Menor bajo el título: mira lo que son capaces de hacer estos cabrones?

Se denuncian por sí solos. ¿Para qué seguir insistiendo?

Mientras tanto, la justicia dictamina que conducir por carretera a 260 km por hora, pese a ser una conducta «manifiestamente temeraria que infringe gravemente las normas de circulación», que crea «rechazo y reproche en la mayoría de la sociedad», no se puede considerar como un delito de conducción temeraria porque «no hubo ninguna circunstancia de peligro concreto», ya que el día de la multa había «buena visibilidad y escasa circulación de vehículos». Menos mal.

sábado, 17 de marzo de 2007

dislates (I)

La Audiencia Provincial de Sevilla y olé acaba de rechazar la reclamación de un chaval de 22 años contra la sentencia que condenaba a su padre a darle 150 euros al mes de paga, además de costearle los estudios y otras minucias. El joven reclamó ante el tribunal superior porque le parecían poco estas cantidades que fijara en su día el juzgado de Primera Instancia y olé. El padre tiene que mantener una familia de mujer y tres hijos con un subsidio mensual de 700 euros, y eso cuando lo percibe, y olá.
Además de la profunda tristeza y del desasosiego que me produce esta noticia, al fin otro ejemplo más de la esgrima del derecho al estilo yanky, la insolidaridad y el individualismo feroz por bandera, pero al cabo ya sabido, lo que me aterroriza es el comportamiento de los jueces, a quienes supongo, además, con la Ley en la mano. Me suda frío el cogote al ver cómo se pasa por encima de la lógica, cómo se atropella legalmente a un paterfamilias que sospecho anonadado ante la indiferencia que muestra la justicia de su país por su vida, por sus esfuerzos, por sus propios derechos y por sus posibilidades económicas reales. No parece importarle mucho a la Ley que ese chico se lleve él solito casi la cuarta parte de los ingresos familiares, ni con cuánto deja a su progenie para pagar la vivienda y la comida de los suyos, incluido el propio reclamante. No parece que le resulte trascendente a la Ley que el chico, además de estudiar, trabaje de conductor de autobuses, ni qué es lo que hace con lo que cobra por ello.

Antes bien parece que nacer genere exclusivamente derechos en el recién llegado, degradando los de quienes le trajeron al mundo. ¡Vaya país! ¡Vaya sitio éste en el que para defender a la históricamente infravalorada y acosada mujer se impone pasar por encima de los derechos de cualquier ser humano nacido varón, en el que los derechos de los niños se esculpen con las virutas de los derechos de sus mayores o de sus educadores, en el que los derechos de las prostitutas se acuerdan nulos por el procedimiento del pacto político, borrando de un plumazo su existencia!

Bien parece que en lugar de perseguir la igualdad se está asentando la Ley del Péndulo, que se dice combatir la desigualdad potenciando otra de signo contrario, que se escamotea, olímpicamente, lo Justo, con mayúsculas, a cambio de lo que algunos entienden, vaya usted a saber por qué, por lo correcto.

Entre unos y otros están haciendo de la justicia el proxeneta del poder.

jueves, 15 de marzo de 2007

vender ante todo

La publicidad de DANONE insiste en que el ACTIMEL provee al organismo de una bacteria beneficiosa para el sistema inmunológico llamada L.CASEI. Lo que esta propaganda calla es que esta sustancia es generada naturalmente por el organismo del 98% de los humanos pero que, sin embargo, cuando se le suministra externamente durante un periodo mayor que el conveniente, el cuerpo deja de elaborarla y paulatinamente "olvida" que debe hacerlo y cómo hacerlo, sobre todo en el caso de personas menores a 14 años, también llamados locos bajitos.

En realidad, L.CASEI surgió de la investigación de un remedio para las escasas personas que no lo elaboraban, pero ese universo (léase mercado) era tan pequeño que el medicamento resultante no resultó rentable, por lo que vendieron su patente a empresas alimenticias.

La Secretaría de Salud obligó a DANONE a indicar en su publicidad que este producto no debe consumirse por un tiempo prolongado; y cumplieron, pero de una forma tan sutil que ningún consumidor lo percibe así. ( p.ej. "desafío actimel: consúmalo durante 14 días" o "haga de agosto su acti-mes").

De modo que, si una madre decide completar la dieta de sus hijos con ACTIMEL, no recibe ni en el envase ni en la publicidad del producto ningún aviso sobre esta peligrosa característica, y podría entonces causar un daño importante al futuro de sus retoños, o al suyo propio, por culpa de las manipulaciones publicitarias de la multinacional, que prefiere incrementar sus ventas a la salud de los consumidores de sus productos. En algunos casos, como en la inserción publicitaria en Francia que reproducimos, la empresa llega a promocionar el consumo diario del producto a largo plazo, recomendando que se consuma durante el año entero.

miércoles, 14 de marzo de 2007

¿rencores?

Me encantan los éxitos ajenos y, por ello, suelo acudir a las presentaciones de libros o discos e incluso a los estrenos de mis amigos, cuando tienen a bien invitarme. Cuando no, les suelo seguir a distancia, comprobando con satisfacción sus avances, y de este modo les observo desde la sombra discretamente, sin hacerme presente. A veces, entonces, compro su producto a escondidas y me convierto en un lector-espectador-oyente del montón y disfruto en privado sus andanzas o sus ocurrencias.

El otro día, una amiga presentó su segundo libro. Como no me invitó al acto, aunque tampoco lo hizo con su primero, acabé buscándolo entre las novedades de El Corte Inglés, que para eso lo ha hecho esta vez con una editorial de postín. Allí, inclinado sobre el anaquel, fui pasando las hojas del volumen con la sensación furtiva del que se aprovecha de unos grandes almacenes, como si esta recíproca fuera posible. Así fui comprobando el tema, los capítulos, las dedicatorias, las fotografías…, hasta dar con el índice onomástico. Debo confesarlo, me busqué. Pero no me hallé, ¡coño!, no estaba mi nombre. Sentí el cosquilleo del ninguneo planeando sobre mi cogote. ¿Cómo era esto posible?




Debo aclarar que no todos mis amigos me mencionan cuando escriben un libro. Muchos no lo hacen, y no se lo tengo en cuenta. Aviados estarían si tuvieran que incluir a todos sus conocidos. Hombre, lo que pasa es que, aunque ya esté acostumbrado, uno sigue pensando que su naturaleza no puede ser tan fugaz como para merecer el silencio con que algunos se empeñan en rodearle. Sobre todo si proviene de una persona con la que he compartido casi veinte años de vida, un hijo en común, infinitas vivencias y, sobre todo en el ámbito de quien escribe, un dilatado periodo de aprendizaje del uso del castellano escrito cuya tutoría me atribuyo sin faltar a la verdad y, en muchas ocasiones, alcanzando extremos prácticos inconfesables cuya mención precisa evitaré por mor de mi proverbial discreción.

No consigo entender qué causas puede esgrimir quien obra de esa manera, ni qué razones se aducirá a sí misma antes de hacer que desaparezca de su biografía, de un plumazo, la presencia e incluso la trascendencia literaria de quien presenció y protagonizó, en muchos casos, los albores titubeantes de una escritora en ciernes. Como no lo entiendo, tampoco le busco más explicación, al menos por ahora.

Posteriormente, Google me informó del acto de presentación al que no fui, enumerando asistentes entre los que se encontraban, como es normal, muchos amigos comunes de esos que los cronistas ponen en negrita, buena parte de los cuales lo fueron antes míos particulares, luego trascendidos (en su acepción de extenderse o comunicarse a otros ámbitos, produciendo consecuencias) al entorno de ella. A algunos de ellos me los quiero imaginar extrañados por mi ausencia. O a lo mejor, ni eso. En cualquier caso, como no soy de los que acumulan obsesivamente conocimientos famosos ni guardo o cultivo otras amistades que las que espontáneamente se mantienen sobre la línea de flotación, lo tendría merecido.

No imagino ninguna razón válida para este borrado selectivo de la cinta de vídeo de la vida. Que yo sepa, ella y yo ni siquiera hemos discutido. Así que esta ya reiterada negación del pasado, como antes la hubo del útero, sólo puedo atribuirla a la defensa de cierta mismidad, diminuta pese a que aparezca en capitulares en el titular de su último libro, construida desde la extraña deformación de una teoría.

La teoría divina de la generación espontánea.

martes, 13 de marzo de 2007

muy de aquí

Está un alemán en un bar y ve entrar a alguien que se parece a Jesucristo. Se vuelve hacia sus compañeros de mesa y se lo dice. "Seguro que ese es el hijo de Dios, que ha vuelto a la Tierra". El francés y el español que le acompañan opinan que es posible. El alemán se levanta y se dirige al recién llegado. "Oye, me duele este brazo y tu me lo puedes curar, seguro", le dice. El aludido le ruega que disimule, pero le toca el brazo y se lo sana. El alemán vuelve a su mesa, comentando lo bien que siente ahora su brazo, así que el francés se levanta y se aproxima al visitante. Éste, con un encogimiento de hombros, le pregunta qué le pasa y le toca la pierna que cojea y, al instante, ésta funciona de maravilla. El francés le da las gracias y vuelve a la mesa, mientras el Cristo les da la espalda, pensando hastiado que ahora le queda el otro. Pero nadie viene a verle. "Joder, piensa Jesucristo, éste no va a venir" de modo que, sin pensarlo dos veces, se dirige hacia la mesa del trío para ver si acaba de una vez con el asunto. Entonces, el español se levanta, le hace un gesto para que se detenga y le dice: "Eh, tu, a mí ni te me acerques, que estoy de baja".

Pues eso.

lunes, 12 de marzo de 2007

de paso

Vengo de hacer un recao, que se decía antes cuando no querías especificar más y, volviendo a casa, he pasado por la M-30. Mientras conducía, en la radio sonaban canciones de otros tiempos desde kissFm, y esa musiquita iba creando en mi interior cierto buen rollito que, a su vez, producía en mi ánimo algo parecido a una serena complicidad mientras contemplaba los nuevos túneles del trayecto, inhóspitos y fríos, recién inaugurados, y hasta conseguía pensar en Gallardón y sus achares sin acritud, por una vez, como si fuera Felipe González tapando los GAL. Iba completamente enmimismado, indiferente a las miradas crispadas de la mamá con el coche cargado de niños que me adelantaba por la derecha, alguno de los cuales me sacó la lengua haciéndome la burla a través de la ventanilla trasera, o al bocinazo de un camión que me superó por la izquierda para tomar de inmediato la salida más próxima, que no se atravesó en la calzada porque existen el dios de los tontos y el de los inocentes.
Venía yo por la M-30 de hacer un recao, tan pancho, y me daba las luces un probo currito de los de reparto, a bordo de una furgoneta que parecía cargada hasta los topes de algo tan pesado como él, según pensé fugazmente al ver lo hundida que llevaba la caja del vehículo, pobres ballestas, cuando, tras adelantarme, me hizo una elegante cola de pez para colocarse ante mi coche. Incluso tuve que tocar algo de freno para no comérmelo con patatas.
En ese momento, algo semejante a cierta alarma fue despertando perezosa desde el fondo de mi mencionada mismidad, extrayéndome del nirvana placentero en el que me hallaba por mor de música tan evocadora, al percibir los gestos airados con que me obsequió un pigeon motorizado, que es como llamaban en París a los mensajeros antes de que fueran ecuatorianos.

Entonces fue cuando comprendí mi inmenso error.

Sin darme cuenta estaba circulando a la velocidad exacta que marcaban las innumerables señales de tráfico que jalonan esta vía a la que dicen rápida, a 70 en los túneles, a 90 al aire libre, a 50, ni uno más, en la avenida de la Ilustración (ahí fue donde me pasó lo de la mamá y los nenes).

Error que subsané, por supuesto, de inmediato.

viernes, 9 de marzo de 2007

e pur si muove

Que ya lo dijo Galileo, que de eso sabía un rato, aunque él viera la Tierra a través de su telescopio, no me preguntéis cómo, o tal vez no lo dijo, ya que persisten serias dudas acerca de su propiedad intelectual de la frasecita en cuestión. El caso es que, sin dudas de ninguna clase y sin embargo, la Tierra se mueve, como cantaban los suburbanos.

Esta introducción atrabiliaria viene al caso de unas recomendaciones que os propongo desde aquí hoy, con un fin de semana por delante, para que podáis retozar por la red como cochinos en barro. Dos días óptimos para cultivar el espíritu y afilar el conocimiento mientras la hez lo hace en la calle, que ya les dijo Fraga que era suya, aunque no aclaró si suya de él o de ellos, cosa de la proverbial imprecisión de los posesivos.

Os ofrezco las alternativas más productivas que he ido encontrando y descubriendo en Internet, sólo y con la ayuda de otros de vosotros, sobre todo de los que tenéis una idea absurda acerca de la flexibilidad "ad infinitum" de mi tiempo, y eso que ya casi ni duermo, porque soy viejo o a lo mejor porque estoy en ello. La verdad es que son páginas que no tienen desperdicio ninguno, algunas de las cuales incluso ejercen de banderín de enganche para motivados.




Ésta en la que Felipe se lo curra de hemeroteca para poner a la derechona frente a la fatalidad de sus enormes contradicciones. Mucho que ver con aquella sección de esta bitácora que se abrió y cerró casi de inmediato, llamada ¿Quién dijo qué? (Gracias, Ana).

En ésta se agrupan algunos de los que consideran que tan bella palabra y significado no debe caer en desuso. Por cierto, han organizado un concierto cojonudo.

Una de las webs alrededor de la práctica del escepticismo, entendiendo por éste al pensamiento crítico y racional, como herramienta indispensable para la comprensión del mundo y la toma de decisiones en la vida diaria y que abogan, por lo tanto, por una actitud intelectual crítica e informada.

Espacio en el que se agrupan los que no se resignan, como su nombre indica, o algunos de ellos al menos. (Gracias por partida doble, Cocodi).


Página de cyberateos cuyo foro principal acaba de ser desalojado manu militari por los responsables de yahoo groups sin explicación. Hasta han parido un símbolo que reproducimos aquí al lado. (Gracias, gentes del foro escéptico).

Diagonal Web, periódico quincenal de actualidad crítica.

Bitácora de un genio argentino llamado Hernán Casciari, que nació en Mercedes, Buenos Aires, en marzo de 1971 y es escritor, periodista e hincha del Racing, aunque no necesariamente en ese orden. Es altamente original, escribe como los ángeles y su blog, sin ilustración alguna, pasa por ser de los más visitados de su género solo por el disfrute de leer sus escritos: (más de 3 millones de visitas en tres años, unas 1.500 al día, así lo testimonian). Paralelamente escribe ésta otra como el hermano estúpido de Orsai. Desternillante.

Si con esto no disfrutáis y os informáis como se debería, siempre podréis ver al Madrid palmando contra el Barça para aprender algo.

jueves, 8 de marzo de 2007

una reflexión

Sigo con rigor el desafuero hacia el que deriva sin freno la política del PP, excesivamente confiado en el que llamo efecto retorno. En su larga marcha, han propiciado y alentado el nacimiento y desarrollo de bestias pardas a las que jalean y hasta, de vez en cuando, obedecen. Bajo sus alas, al menos al principio, han salido del liendre seres como los que forman nuestro bien amado trío de la bencina Losantos, Moa y Alcaraz, han medrado PedroJotas y delPinos, arenga a las masas el asesino Ynestrillas, llaman a manifestarse los obispos sin vergüenzas ni inhibiciones, como antes, agitan banderas franquistas los peones negros y los vejestorios de Serrano insultan con desprecio a los demócratas, sobre todo a Zapatero, que lo dice Acebes-ese-que-es-tan-majo.
Pero lo que tiene su gracia, por buscarle alguna a esta artificial resurrección del fascismo tan enormemente arriesgada, es que en el pecado han de llevar su propia penitencia.
No pasará mucho tiempo antes de que todos estos hijos de las rencorosas obsesiones del que está en la sombra, nacidos de su orgullo descerebrado y de la certeza de su calibre de líder mundial, formen un partido que se presente a las próximas elecciones generales. Animados por la insensata inercia que ahora tanto aplauden, los camisas viejas ocuparán sin duda el espacio político que les es propio, en la línea Le Pen, y lo harán desgajando algunos centenares de miles de votantes del tronco que los mamó, debilitando así, y mucho, sus opciones de volver a Moncloa.

Las carcajadas pueden oírse en China.

Seguir Leyendo...



( Aquí escribimos la parte de entrada que veremos extendida )

miércoles, 7 de marzo de 2007

de putas

Esta sociedad que estamos creando en España me empieza a parecer aburrida. Tengo la sensación de estar retrocediendo en muchas de las libertades conquistadas con tanto esfuerzo y me temo que las decisiones que nos afectan en lo que respecta a estas libertades las están tomando gentes más preocupadas de lo políticamente correcto que de defenderlas y ampliarlas. Me temo que los que mandan están sustituyendo una moral obsoleta por otra no menos estricta, pacata y caduca. O, lo que es peor, injusta. ¿Estamos perdiendo el norte? ¿Se está vaciando de contenido el progresismo y el pensamiento avanzado? ¿Se acabó la fiesta? Poco nos duró.

En este contexto, me preocupa el incremento de las políticas sancionadoras del género la letra con sangre entra en materia de tráfico o de consumo de alcohol, las multas impuestas por máquinas, la brutal ofensiva de la llamada protección de menores a la manera yanqui, que deja a los mayores a los pies de los caballos, me aterra la jurisprudencia insensata y sexista (pero al revés) que se está asentando en los juzgados de familia, el aluvión de denuncias por cualquier nimiedad, las concesiones arbitrarias a la Iglesia en materias de educación y, desde luego, me alucina el eco que estas y otras cuestiones obtienen desde la prensa indocumentada, que va a resultar mayoritaria...

Y, ahora, las putas.




Que el Congreso no legalizará la prostitución. Que la ONU dice que es explotación sexual y ya está. A aplaudir con las orejas. En la ilegalidad queda la realidad, 50 millones de euros diarios en dinero negro, unos 14.000 millones de euros al año en economía sumergida, 300.000 personas (hombres y mujeres) sin derechos laborales porque resulta que se venden (hasta donde yo alcanzaba, alquilan un servicio). A seguir mirando hacia otro lado. Vaya solución. Hay varios resúmenes del tema y alguna respuesta interesante en las posiciones de colectivos de putas como Hetaira, que reproduzco a continuación. Me gustaría que leyerais el blog de Miriam y Lía, una chica y un travesti que follan por dinero. Y conocer vuestra opiniones, porque el tema se las trae.

Dice Hetaira (Colectivo en Defensa de los Derechos de las Prostitutas):
Ante las conclusiones a las que ha llegado la Comisión Mixta de los Derechos de la Mujer del Congreso de los Diputados en relación al tema de la prostitución, el colectivo Hetaira quiere manifestar:
1. Que lamentamos profundamente dichas conclusiones ya que dejan totalmente desprotegidas a las mujeres que ejercen la prostitución y reafirman la vulneración de derechos a las que hoy están sometidas.
2. Que, tal y como lo hemos manifestado reiteradamente las Asociaciones que tenemos conocimiento directo del tema, la lucha eficaz contra la trata de mujeres con fines del comercio sexual solo es posible si se diferencia claramente la prostitución voluntaria, que debe ser reconocida legalmente, de la prostitución forzada que debe ser perseguida. Así lo reconoce también el Informe de la Unidad Técnica de Policía Judicial de la Guardia Civil elaborado en 2004.
3. Que las conclusiones a las que ha llegado la Comisión están altamente prejuiciadas e ideologizadas y no tienen en cuenta la realidad concreta de las personas trabajadoras del sexo. Se ha derrochado el dinero público y el tiempo de todas las personas que han pasado por la Comisión para intentar justificar unas conclusiones que estaban tomadas antes de que la Comisión empezara sus trabajos: así lo demuestran las declaraciones de los miembros del PSOE y del PP cuando se constituyó la Comisión que coinciden al cien por cien con lo que ha sido aprobado.
4. Nos asombra la tergiversación que se hace de los artículos 9 y 14 de la Constitución para negar la consideración de la prostitución como un trabajo, cuando esos mismos artículos sirven para recomendar justamente lo contrario: la necesidad de que se acabe con la discriminación que sufre este sector de trabajadoras por el hecho de ofrecer servicios de carácter sexual. La ideología discriminatoria que juzga a las mujeres en función de su comportamiento sexual sigue presente en las conclusiones de la Comisión.
5. Nos preocupa especialmente que un sector del feminismo en nombre de la dignidad de las mujeres en abstracto niegue la dignidad de las mujeres que quieren seguir ejerciendo voluntariamente la prostitución, invisibilizándolas y desconsiderando sus derechos como trabajadoras. En este sentido no está de más recordar que en este país hemos tenido una legislación abolicionista bajo el franquismo y que la Ley que se promulgó en 1956 para erradicar la prostitución aludía en su preámbulo a la dignidad de las mujeres.
6. Desde Hetaira esperamos que el sentido común prevalezca y reiteramos nuestra voluntad de seguir luchando por que se garanticen los derechos de todas las personas que ejercen la prostitución. En este camino nos parece fundamental el reconocimiento de la prostitución como un trabajo que también es ejercido de manera voluntaria y el consecuente reconocimiento de derechos que se derivan de ello.

martes, 6 de marzo de 2007


Estaba yo preparando una entrada de putas y alcaraces, que me estaba quedando de cine, y va este viejo cabrón y se nos muere. Joder, ¡qué putada!

Se va un hombre cabal, serio, culto y documentado, un ser humano fiel a sus convicciones, aunque ecléctico y razonable, cuya máxima expresión de talante y sentido del humor fue compartir cartel, escenario y éxitos con el facha de Luis Sánchez Polack, alias Tip.

No le arriendo las ganancias al Dios de cada cual en cuanto les tenga que soportar a los dos de nuevo juntos...

Mi agradecimiento a Jorge Arranz por este bello original que me acaba de llegar.

domingo, 4 de marzo de 2007

23F, una versión diferente

Se llama Amadeo Martínez Inglés y fue profesor de Historia Militar y Estrategia en la Escuela del Estado Mayor y testigo directo de los entresijos del Ejército durante el período de la transición como Jefe de Movilización del Estado Mayor y jefe de la Brigada de Infantería de Zaragoza. Dice que lleva 17 años investigando sobre la intentona golpista. Quiero decir que no se trata de ningún indocumentado.

Ha publicado en Akal (La Foca) el libro 23F, el golpe que nunca existió y se persona en manifestaciones de uniforme, ya sea contra la guerra de Irak (multa de 30 euros) o a favor de la República (la foto es mía).
En el libro, o en artículos de su firma que publica donde puede, como el que aquí reproducimos, sostiene la tesis de que el golpe era, en realidad, un autogolpe de monárquicos con el apoyo del propio rey Juan Carlos para evitar otro, este de extrema derecha y dispuesto a derrocarle. No es, desde luego, una primicia, pero me parece una buena forma de celebrar el aniversario del 23F. Que todos los santos tienen octava.

La suya es una tesis, cuando menos, plausible y razonada. Además, si uno se pone a pensar acaba preguntándose por qué no tiene ya varias querellas encima, en un país americanizado en el que te llevan a los tribunales por dos de pipas.

Su artículo Un rey, golpe a golpe comienza así: "Los golpes militares no se inician jamás a las seis de la tarde; las fuerzas que intervienen en un golpe militar nunca dan vivas al jefe del estado, contra el que atentan, en el curso de su ilegal operativo; los tanques que utilizan las Unidades rebeldes comprometidas en un golpe militar siempre llevan sus “santabárbaras” a tope de munición y sus tripulaciones armadas hasta los dientes; el primer objetivo en un golpe militar es siempre, siempre, el palacio o residencia oficial del jefe de Estado; los presuntos golpistas en una acción militar contra el Estado nunca, nunca, dejan al jefe del mismo libre en su palacio y con todas sus comunicaciones con el exterior abiertas para que pueda reaccionar cómodamente contra sus enemigos;




..., los dirigentes de un golpe militar jamás llaman por teléfono al jefe del Estado contra el que teóricamente están actuando para tratar de explicarle sus movimientos futuros y, menos todavía, para obedecer sin rechistar sus órdenes; los primeros movimientos de carros de combate en un golpe militar se dan siempre en la capital de la nación y no en la de una provincia periférica situada a más de trescientos kilómetros de distancia; los tanques rebeldes nunca, salvo que Gila ordene lo contrario, respetan los semáforos y las reglas de circulación, todo lo contrario, intentan alcanzar cuanto antes sus objetivos (palacio real o presidencial, palacio de justicia, centrales telefónicas, de radio, de televisión, banco central etc., etc.) importándoles un comino los accidentes o bajas entre la población civil.
Y, por último, es absolutamente improbable que en un golpe militar el presunto jefe de los golpistas lleve en el bolsillo de su uniforme una lista de su futuro gobierno (para hacerla pública si triunfa la asonada) formado curiosamente no por militares o civiles golpistas de su entorno sino por políticos pertenecientes a partidos del propio sistema contra el que se está actuando ilegalmente.
Visto todo lo anterior, que además es de elemental sentido común, resulta meridianamente obvio que aquí el famoso 23-F, del que ahora se acaba de cumplir su vigésimo aniversario, no tuvo nada que ver con una verdadera y tradicional intentona castrense; por mucho que se intente zanjar la cuestión apoyándose en el incuestionable veredicto de los micrófonos de la radio o las cámaras de televisión, en el carácter inestable y violento de Tejero o en las chapuzas y traiciones de sus dos teóricos dirigentes: los generales Armada y Milans del Bosch. Nada de eso es determinante. Además ni el antiguo preceptor del Rey y luego secretario de su Casa, el todavía vivo marqués de Santa Cruz de Rivadulla, ha sido nunca un tonto de capirote, un loco visionario, un irresponsable o un traidor (más bien todo lo contrario) ni el ex capitán general de Valencia (uno de los generales con más carisma dentro del ejército franquista) tuvo nunca sus neuronas profesionales al nivel de las de un pobre cabo furriel.
Si ambos montaron al alimón un complejo tinglado político-militar al margen de la Constitución (que fue en definitiva lo que salió a la luz el 23-F) para salvar la corona española (los dos eran fervientes monárquicos) fue pura y simplemente porque su señor, el rey Juan Carlos, perfectamente enterado tanto por ellos mismos como por los servicios de Inteligencia del estado (CESID) y la cúpula militar (JUJEM) del operativo golpista (éste si de verdad) que preparaban para principios de mayo los militares más radicales de la extrema derecha española, les pidió con urgencia la puesta en marcha de esa maniobra; que debería desactivar, cuanto antes y como fuese, ese peligro real y absoluto que amenazaba en primer lugar a su propia persona, y después a su corona, y, por último, al régimen de libertades instaurado trabajosamente en España a partir del 20 de noviembre de 1975.
Para leerlo entero, ésta es la dirección.

Sólo deseo añadir que nuestra democracia huele cada vez más a partitocracia, y que tal cosa empieza a hacerme sentir un tanto molesto.