martes, 13 de febrero de 2007

No sé qué elegir


¿Os ha pasado alguna vez que, al tener muchas cosas que decir, se te atropellan en la garganta las palabras y apenas consigues otra cosa que inútiles e incomprensibles balbuceos? Pues esto es lo que lleva pasándome todo el día, en los ratos que he permanecido frente al aparato, e incluso cuando he ido a la compra y al dentista, que ya tiene mérito.
Me pondría escribir acerca de los efectos del integrismo islámico en los medios de comunicación(tengo algunos datos interesantes), o recomendar un artículo de Félix de Azúa aparecido ayer en El País y que viene repleto de crítica de la buena y originales puntos de vista, aunque también me tira comentar los escalofriantes datos que acumulo acerca de la deriva de las sociedades occidentales hacia la más alta expresión de la paranoia del poder y sus prohibiciones inherentes.
Pero, como no consigo decidirme, voy a apoyarme en el admirado Mauro Entrialgo y os dejaré ojeando uno de sus divertidos monos donde critica a los blogueros como yo, y como él mismo, que también practica. Espero que os provoque más de una sonrisa y que no seáis demasiado crueles con este que lo es.

6 comentarios:

inegro dijo...

¡Qué decir, amigo Antonio! cuando las ideas bombardean la cabeza hasta el punto de explosión, mejor es reducir el caudal con una (o dos) copas de buen vino (el malo mejor para guisar), que es el que mejor ayuda a centrar el punto de mira.

Saludos

Antonio Piera. Madrid. dijo...

¡Cuánto tiempo sin tus noticias, dilecto amigo! Te haré caso y abriré algo en tu honor y en el de mi chica, en día tan señalado.

Ana dijo...

¡Jó! Cómo escribís... Aún sintiéndome en inferioridad, no me arredro. Piera, para lo del integrismo islámico u otros asuntos relacionados con el Islam, tengo cantidad de documentación que, por desgracia y afortunadamente por el tiempo que me ocupa el curro, no he leído en su totalidad. Pero, vamos, que cuentes conmigo si es que necesitas ayuda (a veces lo dudo).

Ana dijo...

Por cierto, ¿me puedo apuntar a lo del vino, aunque yo beba zumo de piña? Si se acompaña de uno de los extraordinarios guisos Pierarguiñano, mejor que mejor.

Ana dijo...

Tercer comentario, y último, por ahora.... Estupenda la ilustración del blog. ¿Y el Arranz dónde anda? Además de "tocar" hay que "ilustrar"....

Antonio Piera. Madrid. dijo...

Pobre Arranz, no le castigues, que me envió un montón de buenas ilustraciones que aún no he encontrado la manera de ir metiendo, aunque todo llegará. Pero este digujo del mauro es genial, y publicarlo ha sido un ejercicio de autocrítica.