sábado, 1 de septiembre de 2007

os amo (¡joder!, qué cursi)

Tras el día de ayer, que era como el de la madre cuando eres madre, imagino, pero en cyberia, le queda a uno cierta laxitud resacosa inflada hasta el estallido de un ego pletórico por tantos comentarios, tan buenos deseos, alabanzas e incluso profusas aunque confusas, por no concretadas, promesas de amor eterno. Si me lo creyera todo, estaría por las nubes tirándole los tejos a alguna querubina a la que levantaría de soslayo las faldas con el fin de comprobar o bien que no me estaba dando gato por liebre o cuál y cómo es en realidad el sexo de los ángeles. (Como inciso os confesaré que siempre he sospechado que los ángeles, de tenerlo, deben disponer de ambos dos sexos, hermafroditas de pene y vagina, -y digo pene porque polla, lo que se dice polla, no creo que dispongan, qué ordinariez-, vamos, que tienen los bajos como una especie de supermercado, sírvase de lo que prefiera...).

Por suerte, no me lo creo del todo, aunque sí lo agradezco profundamente, porque la radical soledad del bloguero necesita de este preciado alimento, que tanto gratifica su silencioso esfuerzo diario, para sobrevivir.

Entre las descripciones de esta página y hasta de su escribidor, no me resisto a reproduciros un par de las que más me han gustado a riesgo de parecer inmodesto, eventualidad que asumo, por cierta, y salga el sol por ande quiera.

Gabriel Jaraba dixit, aunque tiene un mérito relativo porque es amigo: Pues eso, malaleche. Antonio Piera es periodista, diseñador y artista. Es un representante de una generación que luchó contra el franquismo tanto de cara como desde la clandestinidad. A los niñatos que ahora reconvienen a los de su generación por contar batallitas les puede responder que la cárcel y el exilio no son historias para explicar. Por eso muestra en su blog el ácido humor crítico que siempre le ha caracterizado y sigue siendo un antifascista. Aunque, en verdad, yo prefiero quedarme con su reflexión, bueno, tomarla prestada, acerca de la auténtica naturaleza de la celebración de ayer: los blogs son la punta de lanza de la alfabetización digital. Llamar así a la promoción del uso de internet no es una exageración; alfabetización es igual a liberación y democratización. La alfabetización digital es un imperativo democrático y revolucionario hoy, cuando las multinacionales de la comunicación se alían con los grandes poderes para empujar al mundo por senderos de pérdida de libertades y de guerra (véase cómo ha surgido finalmente el verdadero rostro de Aznar: empleado de Murdoch, es decir, al servicio del dinero y el poder y no al servicio de los ciudadanos). Promover los blogs, el uso de internet, de la web 2.0 es poner en las manos de la gente armas para interactuar, para asociarse, para enriquecerse mutuamente, para romper el aislamiento, para recuperar la ilusión y para volver a la acción.

En La Tertulia, davox4, a quien no tengo el gusto, escribe de nos: adicción; eso es lo que me causa este blog en el que la naturalidad, la ironía y la experiencia se mezclan, dando a luz un sitio muy especial. En serio, una maravilla. Por cierto, a los que no lo hayáis pillado: ¡mala leche!

También ha servido lo de ayer para comprobar que Beta es tímida, cosa que me da mucha y sana risa, o que a don Rafael y a don Pedro les gustan más las cañas que comer con los dedos.

Un día de estos...

4 comentarios:

Gustavo dijo...

Suscribo totalmente las palabras de Gabriel Jaraba respecto a tu blog (y a tu persona).
Bueno, ya que me pides una respuesta te la daré, cómo no. El caso es que sí blogueo, pero en otro sitio y con otro nombre: un alter ego broncas y provocador que habla de lo que pasa hoy en día, aunque no muy a menudo (creo que ya te di la dirección hace tiempo). En cuanto al blog oficial, pues es un pedacito de tierra que, sin grandes pretensiones, da tomates como calabazas: se está allí a gusto y no te molesta nadie. En realidad acabas dándote cuenta de que escribes para los 4 que te visitan; por esta razón, el otro blog me da más desesperación que satisfacción: apenas hay visitas que yo sepa, no hay casi comentarios, y sólo he tenido tres reventadores que acabé reventando. Pero no veas como me descargo en él contra todo lo que odio. Así que estoy bien en mi cachito de tierra, poniendo poesías y canciones que se puedan aplicar a algún hecho de hoy, sin más aspiraciones que les guste a los amigos (entre los que te incluyo) y que sorprenda a algún visitante ocasional y azaroso. No sé si algún día blouearé en serio, tal vez antes me haya retirado, pero descuida que te avisaré.
Un abrazo y perdón por lo extenso.

davox4 dijo...

¡Lo que me faltaba! "La Tertulia" en "malablancayenbotella". Esto es verdaderamente un honor te lo digo en serio.
Seguiremos en contacto,

Un saludo

Antonio Piera. Madrid. dijo...

Pues no, don Gustavo. A no ser que me haya atacado subrepticiamente el alemán, que todo puede ser, no me ha dado usted nunca esa dirección desde la que se dedica usted a las broncas y las provocaciones tan propias de su juventud atolondrada. Así que aquí le espero, deseando conocerla y frecuentarla, que yo también tengo mi lado díscolo un tanto oxidado.
Gracias davox4, el honor es mío.

Antonio Piera. Madrid. dijo...

Pues no, don Gustavo. A no ser que me haya atacado subrepticiamente el alemán, que todo puede ser, no me ha dado usted nunca esa dirección desde la que se dedica usted a las broncas y las provocaciones tan propias de su juventud atolondrada. Así que aquí le espero, deseando conocerla y frecuentarla, que yo también tengo mi lado díscolo un tanto oxidado.
Gracias davox4, el honor es mío.