martes, 4 de septiembre de 2007

enhorabuena, Alberto

A mi amigo Alberto Iglesias le han dado uno de los premios que más reconocen su gran mérito. Se lo han dado los del cine patrio, que de lo suyo entienden aunque sigan sin colocar ni una película entre las veinticinco más vistas del año en España. (Por cierto, pensaba yo el otro día que la Academia debería gastarse sus buenos dineros en hacer una peli española pero promocionarla y venderla en España como si fuera yanqui, con los actores, técnicos con seudónimos norteamericanos, a ver qué pasa). El caso es que se me está convirtiendo en uno de los músicos más galardonados de este país que siempre ha tenido oreja más que oído, con su nominación a los calvos del año pasado y todo incluida, que hay nominaciones y nominaciones. Flamante Premio Nacional de Cinematografía, el bueno de Alberto.

Recuerdo haber pasado, hace ya años, algunas tardes en su casa, allá por las cercanías del aire puro serrano, en su estudio semienterrado y repleto de las últimas tecnologías de self-made-man, con los ventanales apaisados casi a ras del suelo de los humanos, escuchando cómo ante mí tomaba carta de naturaleza su especial sensibilidad de compositor, esa que le hace estar presente en las películas como si ya fuera desde antes parte de ellas. También recuerdo haberle admirado por ello, jardinero fiel de amistades a largo plazo.

Enhorabuena, don Alberto.

6 comentarios:

Diego Fernández Magdaleno dijo...

Estimado Antonio: he buscado partituras de Alberto Iglesias, compuestas para piano y que no fueran bandas sonoras. No he conseguido encontrar nada. ¿Puedes informarme?
Abrazos,
Diego

Álvaro Fernández Magdaleno dijo...

Alberto Iglesias es un compositor impresionante.
Un abrazo Antonio, tienes un blog acojonante.
Álvaro

Pablo A. Fernández Magdaleno dijo...

Me ha alegrado mucho que le hayan otorgado a Alberto Iglesias el premio nacional de cinematografía porque sigo su carrera, como la de Roque Baños, con muchísima atención desde hace tiempo. La banda sonora de Hable con ella, por pner un ejemplo, es una verdadera obra maestra.

Un saludo

Antonio Piera. Madrid. dijo...

Vaya, toda una familia de visita, que agradezco. De las partituras, tal vez os puedan dar razón en la web de Alberto, http://www.albertoiglesias.net/base.htm o contactando con sus representantes. Es lo primero que se me ha ocurrido.

Diego Fernández Magdaleno dijo...

Por cierto, Antonio, mi padre se llamaba Diego Fernández Piera. Nació en 1945 y murió en 2005, unos días antes de su cupleaños.
Así que, quizá, estemos visitando a uno más de la familia.
Saludos,
Diego

Antonio Piera. Madrid. dijo...

No creo conocer a esa rama de tan honroso linaje, tal vez sea sólo una feliz coincidencia. Bienvenida ella también.