miércoles, 26 de septiembre de 2007

en capilla

Tal día como hoy, hace 32 años, y a estas horas de la tarde, andaba yo de mani por Paris al lado de un millón de amigos, más o menos, casi todos franceses. Se estaba celebrando la oficial, la macro, la que convocaban el PCF, el PSF y hasta algunos sectores de la derecha francesa para presionar a Franco y arrancarle la vida de mis tres compañeros del FRAP y los dos de ETA que rendirían cuentas a la mañana siguiente. Terminaría frente a la embajada española, protegida por un triple cordón de los temibles CRS. Los Campos Elíseos estaban hasta arriba de antifranquismo.

Recuerdo que me sangraban las llagas de los pies y que se me reventó una ampolla en mal sitio, justo al lado de los dedos. Llevábamos algunos más de dos semanas en la calle, sin parar ni un segundo. Habíamos machacado a coctelazos la terminal de Iberia junto al Arco de Triunfo, tanto que no volvió a abrir sus puertas nunca más. Creo que les metimos más de doce botellas, a eso de las seis de la madrugada. Habíamos realizado otras dos manifestaciones, estas más fuertes y selectivas, con la crême de la crême de los izquierdistas, Front Rouge, L'Humanité Rouge y los duros troskystas encabezados por Alain Krivine, que vino a ponerse a nuestras órdenes. Seremos la vanguardia, me dijo, con cierto orgullo, dándolo por hecho. Gracias, camarada, pero no. Iréis en retaguardia y nos ayudaréis a controlar a los reventadores, le contesté. Formaron delante, de 14 en fondo, todos con cascos, palos y con la cara tapada, marcando el paso y golpeando el suelo con sus botas militares sobre el terreno, más de 800, las filas cogidas por los brazos, coreando ce-n'est-q'un debut-continuons le-combat. Daban miedo. Pero salieron donde se les dijo y cumplieron su cometido como los mejores. A uno de los responsables de los prochinos le pusimos de mote monsieur d'accord, porque nos venía a preguntar lo que queríamos que hicieran y le contestábamos cualquier salvajada, entrad en el Consulado español y lo destrozáis, y él, impasible -¿cuántos?- y nosotros, con cincuenta bastará, y él -¿cuándo?- y nosotros ¿podéis mañana?, y él -d'accord. Y vaya si lo hicieron. También recuerdo el mitin en la Mutualité, donde a la compañera española que lo dio la compararon con la Pasionaria, y donde estuvo hasta el ex-ministro de la República Álvarez del Vayo.

Actividad frenética que culminó cuando, sobre las 4 de la madrugada, cargaron los CRS contra los trescientos que quedábamos rodeando la embajada. Debían tener ganas de irse a dormir. Les notaba desde poco antes nerviosos, pero no les ví venir. Tuvo que ser en la democrática Paris donde me dieran el único culatazo de mi larga carrera de comandos callejeros. Me dejaron un codo para el arrastre. Recuerdo que pensé, mientras nos perseguían por Trocadero, que era lo menos que les podía ofrecer a los chicos que esa noche vivían con horror la imminente llegada del alba.

(El dibujo, de la época, lo hizo en la clandestinidad el dibujante de cómics Florencio Clavé, ya fallecido)

10 comentarios:

Pedro de Paz dijo...

Sería un bonito homenaje, D. Antonio, que publicase usted en este blog la letra de ese tema que compuso "a pachas" con Joss Martin sobre la fatídica jornada. Creo que a muchos de nosotros nos gustaría conocerlo (más escucharlo pero, al menos, leer la letra)

¿Que cómo me he enterado? No importa. Usted póngalo.

Abrazos,
Pedro de Paz

David, el tertuliano dijo...

Vaya momentos Antonio...
Sólo recordar que Franco terminó su régimen como lo empezó: matando. Fue lo único que supo hacer.
Ciertos ejecutados (se me ocurre Salvador Puig Antich) han pasado a ser símbolos debido a ser asesinados en ciertos momentos pero, evidentemente, la sangre vertida en nombre del dictador español va mucho más allá.
Cuántas vidas arrebatadas cruelmente... ¡y que hoy día sigamos escuchando sandeces!

Un saludo

Gustavo dijo...

Buena historia, irreductible Antonio: te emplazo a mi blog mañana que también los recordaré. Te robo la foto, además, aunque ya tengo unas cuantas (desde las más normales hasta las más abertzales).
Y, faltaría más, me sumo a la propuesta de Pedro de Paz, y si puede ser, con música: faltaría más.

Antonio Piera. Madrid. dijo...

Don Pedro, Gustavo, ahora mismo no tengo ni idea de a qué canción os estáis refiriendo. Cierto que Joss Martin era y es mi amigo, y cierto que hemos hecho cosas juntos, pero no recuerdo ese tema en cuestión. Quizá si me la tararean...
Joss sí me dedicó una canción (creo que está grabada) en la previa de una de mis visitas a Carabanchel.
Mañana me paso por tu casa, Gustavo. Y yo también repetiré con el tema.
En efecto, David, de sangre a sangre, hasta la muerte del propio dictador fue otro baño de sangre.

Pedro de Paz dijo...

Extraído del foro de Hilario Camacho, de alguien que parece conocerlo muy bien.

"...Que yo recuerde, también estaba por allí Joss Martin, que hizo una canción preciosa con Antonio Piera sobre los últimos fusilados del franquismo, por cierto...."

Aquí

Abrazos,
Pedro de Paz

Antonio Piera. Madrid. dijo...

Ese alguien, que firma Plomez, no es otro que don Antonio Gómez, alias "la madrastra" y su escrito en el que me menciona contiene varias inexactitudes, como la mención a mi exilio lisboeta, que nunca existió, aunque puede que entonces se lo contara por no mencionar dónde había estado de verdad. Cosas de la clandestinidad. De la canción, voy a investigar.

Browner...Seguro? dijo...

Que tiempos aquellos, que bonitos y al mismo tiempo duros, a mi me pillo el día que comenzaba el proceso de Burgos, en el mismo Burgos, y la verdad era patético ver a todos los militares en la calle.

Pero por suerte todo paso aunque muchos no llegaron a ver estos tiempos, la bestia murió y volvió a salir en sol por aquí.

Saludos del Browner

Isa, que no Is dijo...

Emocionante historia, menos mal que andas por aquí para contárnosla a los que no estábamos y para recordársela a los que sí.

Antonio Piera. Madrid. dijo...

Y sigue el sol por aquí, browner, aunque caliente más a unos que a otros.
De algo debe servir haber vivido, lo confieso, Isa.

Gustavo dijo...

Un gran tipo Plómez: yo suelo hablar mucho con él a través de este foro: soy "Albokari"