domingo, 2 de septiembre de 2007

chunda, chunda...

Me acabo de enterar y casi no me lo acababa de creer. Ahora que andan los unos y los otros con lo de ponerle letra a la Marcha Real o Marcha de Granaderos, que hasta la vuelta del de Riego pasa por ser el himno nacional, me informo de que fue de propiedad privada hasta octubre de 1997.

Coño, años que parecieron siglos cantándolo de prestado, generándole derechos de autor a una familia, al parecer los Pérez Cascos, cuán larga resulta la mano de la SGAE, hasta que el Estado compró sus derechos de autor y de explotación por la nada módica (y menos patriótica) cantidad de 130 millones de las antiguas pesetas.

Ahí es nada imaginar que en mitad de una de aquellas ceremonias fásticas que acostumbraba a celebrar el franquismo en una plaza cualquiera, más de Oriente que de Occidente, con sus boinas rojas, sus camisas azules, su letra de Pemán, sus correajes, sus gafas rayban de espejo para que no se viera llorar los ojos desbordados de pasión patria, sus brazos enhiestos al Franco, Franco, sus legionarios, su impasible el ademán, sus camisas viejas, sus ancianos de bigotillo recortado, sus cachorros de Cristo Rey y sus empingorotadas damas-damas de azabache y oro, y eso..., imaginad, decía, que en mitad de tanto fervor guerrero llega el señor de Autores con su papela y pregunta aquello de -A ver, ¿quién es el organizador de todo esto?- para que le rellenen el parte, amenazando sin empacho a Girón con prohibirle los siguientes chiringuitos si no se retrataba a tanto la pieza.

Joder, yo es que me parto. Los himnos ya no eran lo que solían, desde luego.

(Esta entrada proviene de la lectura de un delicioso post publicado por mi amigo Santiago Miró en su página Negro sobre blanco, extraída la idea central de un sucedido suyo digno de Buñuel o de Berlanga, cuya lectura y disfrute os recomiendo encarecidamente, e incluye también algunos datos obtenidos de la Wikipedia).

4 comentarios:

Gustavo dijo...

Pues no sé yo... Por menos de eso fusilaban a la gente. Todo el mundo sabe que el himno era de Franco, así como España: la había inventado él, y el castellano; y como se aburría, inventó otras lenguas simplemente para prohibirlas. Y que expulsó a los moros, a los rojos... ¿Es que alguien lo pone en duda? ;)
Off topic: ya te paso el enlace, aunque creo que he exagerado un poco en eso de las broncas...

Némesis dijo...

Don Antonio;

Le pego un enlace que le viene al pelo en lo que plantea.

http://www.elconfidencial.com/saltiberio/indice.asp?id=4725&edicion=03/09/2007&pass=

Puede que el "fancine" no sea de su agrado, pero la pluma de D.Incitatus en este tema merece unos minutitos de reflexión.

Ácrata Pérez dijo...

Antonio, lo que debería ser es que los escritores cobraseis dobles derechos de autor, esto sí que sería bueno para el negocio, y linchar a las editoriales, esto sería una segunda cosa buena.
Besos.

Antonio Piera. Madrid. dijo...

Gustavo, pues pásamelo ya y no amagues tanto, jodío.
Némesis, ahorita lo miro, gracias.
Ácrata, ¿por qué no se lo propones a Zapatero, que anda buscando votos? Lo de inglaterra, que los derechos de autor no pagan impuestos, tampoco está mal, ¿no?
Besos, reina.