miércoles, 23 de mayo de 2007

sin vergüenza/s

No soporto esta campaña electoral, porque me cabrea que me tomen por tonto y que lo hagan con los ciudadanos de este país. No un candidato. TODOS, con mayúsculas (me refiero a los llamados grandes partidos). Y luego, algunos tienen la desfachatez de hablar contra la abstención mientras no hacen otra cosa que provocarla.
No soporto a Rajoy diciendo pidiendo el voto para el PP "para acabar con ETA", como bien comprobarán que ocurre en cuanto sea elegido su candidato en Bollullos del Condado.
No soporto a Zapatero presumiendo de los logros económicos de este Gobierno mientras arrincona a sus propios candidatos.
No soporto a Aznar por su inmodestia cuando asegura que Zapatero es el peor presidente de la democracia olvidando sus propios méritos, ni cuando él, que fue proveedor de los vídeos que desataron la crispación y manejador de las consignas de propaganda goebeliana desde la sombra, hace alarde del peor de los cinismos y acusa a los que no son del PP de estar enfrentando al país.
No soporto a los fascistas proetarras demostrando con su violencia y su no aceptación de la Ley que son lo que son, mientras gritan democratzia cuando les detienen o les impiden amablemente que sigan boicoteando el funcionamiento del estado de derecho.
No soporto al delincuente Jiménez Losantos acusando impunemente de corrupción a los funcionarios del Estado.
No soporto a Savater o Rosa Díez pescando a río revuelto.
...
Las elecciones municipales y autonómicas son las más cercanas a los ciudadanos. El marco idóneo para centrarse en las mejoras, en las soluciones para el tráfico, en el angustioso reparto logístico a cualquier hora, en darle una salida digna al problema de las putas, en comprometerse a resolver ya la pereza administrativa, unificar las ventanillas, poner la informática definitivamente al servicio de las gestiones ciudadanas...

Es nuestro derecho que ese y no otro sea el debate. Lo contrario (¿no habrán hablado de eso en su reciente conversación telefónica ZP y el señor NO?) es abonar la indiferencia y el rechazo, debilitar la participación, incrementar la abstención y lavarse las manos acusando luego a la gente de pasota.

¿Veis? Otra de las cosas que debería plantearse cualquier nuevo partido es ser honesto cuando se convoca al pueblo. ¿A que sí parece una utopía?

3 comentarios:

Gustavo dijo...

No podría estar más de acuerdo. Parecen más unas generales que unas autonómicas-regionales. Deberíamos "botarles" a la mayoría.
Sobre Sabater, en mi opinión, es un geta: tiene una cátedra en la UCM que o no la utiliza o la deja ni a la mitad (¡¡sólo da una optativa!!!)

Azul... dijo...

No lo podrías haber dicho mejor!
Excelnte espacio, te encontré por Bloggisimo y me alegro

¡Saludos!

Jesu dijo...

Hermano, me hubiera reído más si hubieras puesto Bollullos de la Mitación. Ahí sí que han conseguido mayoría los del PP.