sábado, 28 de abril de 2007

curiosidades

Dos cosas inauditas han sucedido hoy. Ha nevado en Madrid y han detenido al sosias de Rajoy. Lo primero, no es cierto, pero sí que ha caído una granizada de chupa dómine, de la que os dejo constancia a modo de vacuna para incrédulos, mediante un par de fotos hechas desde la ventana de mi casa. Aunque sea Al Gore quien lo diga, (que ¡vaya morro! para quien estuvo en el poder mientras su gobierno rechazaba firmar el protocolo de Kyoto, u otro, ni recuerdo bien ni me apetece documentarlo -uff-), con el calentamiento global están pasando cosas absolutamente inesperadas. Solo los ciegos no comprenden la que se está liando, pero vosotros id advirtiendo a vuestros hijos que, a mediados de siglo, se habrán acabado los combustibles fósiles, apenas habrá bosques y la temperatura media del planeta habrá subido en grados casi tanto como las aguas de los mares. Y eso está ahí mismo, a la vuelta de la esquina.
Tampoco lo de Rajoy es cierto, pero no me negaréis, a la vista del montaje que he realizado con más voluntad que acierto, lo mucho que se parece el muy capullo al recién detenido número dos de Al Quaeda, Ayman Al Zawahiri. Además también tienen, aparte del parecido, otra cosa en común. Ambos llevan al cuello la pesada losa de disponer tras ellos, en la sombra, del auténtico número uno, que es el que de verdad manda.

2 comentarios:

Gustavo dijo...

Ciertamente, guardan gran parecido, sobre todo cuando uno es integrista musulmán y el otro fundamentalista católico.

Antonio Piera. Madrid. dijo...

Gracias, Gustavo, por tus frecuentes y acertados comentarios, que casi siempre comparto. Lo de la Santurce, casi correcto en todo. Los matices, por correo