viernes, 27 de abril de 2007

señor juez, don Rafael Reig

La entrada de hoy me divierte y me anima tanto como si fuera de otro. Porque el asunto que traigo en faltriquera no es otro que el descubrimiento inesperado, que deseo compartir con vosotros urgentemente, de una página realmente deliciosa. Se trata del blog que desarrolla en El Cultural uno de los escritores españoles vivos (y muy vivos) más originales, cáusticos y valientes (léase irresponsables, si así se desea) de las letras españolas, tan acostumbradas, y más aún recientemente, al cómodo y abundante papeo que sirven en los adoctrinados comederos del poder, político y mediático, o de la oposición, que tanto monta.

Me alegra comprobar que, en el día a día, Rafael Reig sigue siendo tan socarrón, divertido, original e iconoclasta como solía. Como del cerdo, me gustan de él hasta sus manías, y os aseguro que tiene unas cuantas. Su Manual de literatura para caníbales me parece una obra tan definitiva que, si por mí fuera, sería de lectura obligada en los institutos. Por lo menos los chicos aprenderían distancia y sentido crítico, además de elevar en varios grados su cultura literaria, lo que no es moco de pavo.

En esta página, a modo de juez y parte, escribe sobre libros y editoriales sin cortarse un pelo. Todos, o casi todos, pasan la criba de su pluma de acero, y para todos tiene algo diferente, repartiendo estopa o calentando oreja, que de todo hay, con lo que podrás estar de acuerdo o no, pero ante lo que no puedes dejar de reconocer su ingenio desbordante y verbo fácil como un valor objetivo.




Decidme, si no, qué os parece esta condena a Bryce Echenique, al que se le descubrió publicando y firmando como propios, en Perú, artículos apenas modificados de varios autores. Manifiesta Reig al respecto: debo condenar y condeno a D. Alfredo, como autor de un delito continuado de plagio malicioso, a la pena de ser entrevistado en profundidad por Ana Rosa Quintana y sometido a la llamada "prueba del polígrafo" o "máquina de la verdad", en horario de máxima audiencia y con la obligación de presentar en compañía de Dª Lucía Etxevarría "consejos comerciales" de las más populares máquinas de fotocopias.
Que debo condenar y condeno a D. Alfredo, como autor de un delito de fanfarronería impune, a la pena de intercambiar todo su guardarropa con D. Ray Loriga, con la accesoria de iniciar una tormentosa relación sentimental (con abundante cobertura informativa) con Dª Tamara Seisdedos, siendo Dª Tamara quien en lo sucesivo figurará como autora exclusiva de la obra literaria de D. Alfredo.


¿No os parece delicioso?
Por algo lo tengo como libro de cabecera al lado de otro de Jack Daniel's

2 comentarios:

Gustavo dijo...

Jjaja! Realmente bueno este Reig. No lo conocía y ya me cae bien.

Trafalmadore dijo...

Vi a Reig en la última feria del libro, estaba también en la misma caseta Sánchez Dragó. Noté una interesante diferencia el librero de la Machado le pedía firma de libro; vamos, que el que lee sabe apreciarlo en lo que vale.

Ahora, con acidez desigual pero el mismo estilo característico acaba de lanzarse a la publicación de su blog personal, donde se explaya sobre todo y sobre todos, incluidos los escritores, sin cortarse un pelo; por ejemplo a favor de Juan Madrid y en contra de Carlos Fuentes.

Se podrá estar de acuerdo o no con él, pero desde luego merece la pena leerle.

El blog está en esta dirección:
http://hotelkafka.com/blogs/rafael_reig