viernes, 13 de abril de 2007

el borrón de Gallardón


Alcalde, te la están colando doblá. Tu, venga que te dale a hacer agujeros y rellenarlos de túneles, que va a quedar Madrid cuando la termines, además de endeudada hasta las orejas, más bonita que un San Luis. (Bueno, si descontamos las luminarias de alguno de los túneles dirección sur, que parece que las hayan instalado curritos con dos copas de más, porque miras la línea que trazan las luces y te recuerda al electrocardiograma de House, cosa bananera, te lo juro por Snoopy).
Bueno, a lo que íbamos, Alcalde. Decía que te están colando un gol por debajo de las murallas. Te lo cuento. Iba yo de paseo el otro día, admirando los únicos vestigios que quedan en nuestra ciudad de las murallas árabes del siglo IX, y ¿qué crees que me encontré entre los históricos ladrillos? ¿Acaso un vigilante jurado? ¿El comisario de las ruinas? ¿Una turista japonesa?
No, Alcalde, para nada. Quien habita como Pedro por su casa los más antiguos vestigios árabes de nuestra capital, quien se protege de la intemperie en tan histórico recinto con la anuencia evidente de tus policías, que protegen la puerta del edificio municipal colindante, es nada menos que a un ciudadano, negro, que pasa su tiempo clasificando tesoros entresacados de la basura (de los que, por cierto, iba el hombre tomando nota tan campante, imagino que para alguna encuesta), repantingado en un sillón de mimbre y con el resto de sus posesiones esparcidas sobre los adobes milenarios.
Luego, vas y abres una exposición con los restos arqueológicos aparecidos al tunelar tus agujeros preferidos. Nunca mejor dicho lo de restos, porque eso es lo que ha quedado de nuestra historia tras el paso de tus máquinas de Atila. Prefiero no imaginar lo que habrán destrozado.
¿Sabes, Alcalde? Esto es precisamente lo que pasa cuando no pasa nada.

1 comentario:

Gustavo dijo...

Hola Antonio! Estoy totalmente de acuerdo contigo: al paso que vamos, Madrid misma será un resto arqueológico.
Sin embargo, aprovecho para decirte que me he quedado anonadado al descubrir aquí a uno de los irreductibles "Madres": os he descubierto hace poco y me descojono con vosotros. De hecho, os he comentado alguna vez en mi blog: pásate si quieres (http://albokari.spaces.live.com/), que voy a enlazarte desde el mío.
Un abrazo.