viernes, 27 de abril de 2007

escépticos, ¡al fin!

Encuentro en la red, cada vez con más frecuencia, círculos de personas a las que no es fácil dársela con queso. Gente educada, gente aprendida, gentes que han decidido que ya ha pasado la hora del bobo, el momento de creérselo todo como pánfilos, el tiempo de los listos vende motos, gentes a las que no les asusta enfrentarse, de la mano del conocimiento, a cualquier quisicosa.

Inventan palabras, como magufo (de magia y ufología, las dos ramas madre del pensamiento moderno), o las adaptan del inglés como Hoax (mensaje de correo electrónico con contenido falso o engañoso, normalmente servido en cadena), han entendido que la red es el lugar ideal para la propagación de la mentira interesada, la provocación cobarde sin testigos, el bulo, la calumnia, le incitación al pánico..., y se están erigiendo como bastión del racionalismo científico frente a los aprovechados y sus estrategias, las leyendas urbanas y cualquier intento, de cualquier género, de trasmitir la falsedad sin riesgos.

Me encantan. Hacían falta. Son necesarios.

Os daré algunas direcciones, a partir de las cuales podréis descubrir su mundo. De nada.

- http://digital.el-esceptico.org/todosnumeros.php
- http://drnauseam.blogspot.com/
- http://www.arp-sapc.org/index.html
- http://www.circuloesceptico.org/
- http://charlatanes.blogspot.com/2005/02/fantasa-y-realidad.html
- http://www.sindioses.org/
- http://locomundo.blogspot.com/

Y esto no ha hecho más que empezar.

Quisicosa: enigma u objeto de pregunta muy dudosa y difícil de averiguar (RAE).

2 comentarios:

nieve dijo...

Buenos días Antonio y gracias por estas direcciones. Vivimos en una sociedad tan idiotizada que encontrarte ésto hace que no te olvides que somos seres en evolución y aprendizaje constante... y no máquinas de hojalata.

Gustavo dijo...

En mi opinión hay dos tipos de personas -simplificando mucho- que pululan por la red: los que ven internet como una herramienta útil de difusión de lo que sea, y los que la ven como un instrumento para sembrar la duda y la confusión. Por eso es bueno que existan estos escépticos.