sábado, 20 de enero de 2007

Propaganda goebeliana

Mira que intento alejarme un poco de la política patria, para no hacerme pesao, pero acabo de encontrar por la red un par de cosas que no me resisto a trasmitiros. Sobre todo, porque me siento culpable de tanto repetir el mal adjetivo goebeliano, refiriéndome a las características de crispación y calumnia que algo queda que ejerce el PP desde el comienzo de esta legislatura. Bueno, el caso es que tras encontrar la espléndida definición de propaganda de Bartlett, que dice: "la propaganda es un intento de influenciar la opinión y la conducta de la sociedad de tal forma que las personas adopten una opinión y una conducta determinadas", he tirado del hilo y he caído sobre un artículo brutalmente esclarecedor a la par que interesante.




Se trata del post de un consultor de marketing, llamado Marçal Moliné, que cuelga un artículo suyo, titulado Con Goebels contra el PSOE, que apareció publicado en la revista profesional Anuncios.
En dicho artículo, tras una introducción muy bien traída y que aclara el quién y el por qué, el autor desarrolla las 11 reglas de la propaganda de Goebels, aportando documentación de apoyo como un espléndido y muy documentado estudio de catorce páginas sobre concepto y técnicas de la propaganda nazi realizado por una profesora de la Facultad de Comunicación de la Universidad Pontificia de Salamanca llamada Emma Rodero.
El conjunto que forman ambos documentos resulta, en mi opinión, bastante esclarecedor, aportando conocimientos e información de primera básicos a la hora de interpretar y comprender las estrategias "políticas" que está aplicando el PP en los últimos tres años y que a veces nos despistan tanto y nos dejan con cara de incomprensión o de tonto sin más.
Para ilustrar este fárrago, aporto y pirateo una viñeta preciosa del dibujante Pinchi, publicada en La Voz de Galicia. Disfrutadlo todo, junto o por separado, y que os aproveche el fin de semana.

-Fárrago. (Del lat. farrāgo). 1. m. Conjunto de cosas o ideas desordenadas, inconexas o superfluas. (Del diccionario de la R.A.E.)


4 comentarios:

inegro dijo...

¡Soberbio el artículo de Moliné! Pero ¿sorprenden sus conclusiones? Aunque no es lo mismo ver que intuir, que el Pepé está siguiendo esa vieja estrategia totalitaria para derruir al PSOE es algo que ya hemos adivinado hace tiempo. Esto no es lo que debe preocuparnos. Lo que realmente preocupa es que creen que funciona... y la están utilizando no sólo a nivel nacional, sino a niveles mucho más "bajos" en la escala política (incluso en pequeñas corporaciones locales) convirtiendo el diálogo político en un patio de colegio. ¿Dónde están esos debates de verbo fácil, versallescos, con adornos literarios, ingeniosos giros paradójicos, que hacían del Congreso un crisol de de "columnistas" mordaces? Esperemos que las urnas no les den la razón.

Anónimo dijo...

He leído esas 11 reglas de Goebel. Sí Antonio, sí. Hay que ver que bien se les da aplicar formulitas.
Tu artículo me deja los ojos estilo escena naranja mecánica. Pero qué bien escribes joio.

Un abrazo.

Inma.

Xan dijo...

Disculpa querido Antonio que te haga perder el tiempo con temas que tú ya habías tratado en tu Blog, incluso más a fondo. De todos modos no ha caído en saco roto, gracias por enviarme tu respuesta con este enlace clarificador. Con tu permiso lo utilizaré para intentar crear una cadena desencadenada por e-mail.
Unha aperta.

Xan dijo...

Esta es la respuesta de un amigo.

Xan: Fixate o que che vou a decir, podo pensar diferente a ti en moitas cousas,pero todo o que dices sempre e vedade, por lo tanto sempre estarei contigo.Mis amigos los del pp,da a sensación que o primeiro que fan cada dia es leer estas consignas dek Sr. Goebbels.

Unha aperta