miércoles, 17 de enero de 2007

Vómito (I) - Una de silogismos

Primera de tres entradas en las que analizo, profundizo y profetizo, al hilo de las comparecencias en el Congreso del pasado lunes 15, y con el compromiso inherente y público de no volver sobre el tema de la actualidad política hasta que el volumen de mis gónadas no alcance tal desmesura que me obligue a andar en cuclillas.
Que ya está bien, que esta dependencia de la política casera se puede convertir en manía o vicio si no se corta a tiempo o se confiesa uno. Vayamos ahora, pues, a ello.
"Si usted no cumple sus compromisos, le pondrán una bomba, y si no se las ponen, es que ha cedido".

Seguir Leyendo...



¿Quién asegura que existen esos compromisos? El Pepé. ¿En qué se apoya para asegurarlo? En lo que dice ETA. ¿Alguna prueba de que existan tales compromisos? Ninguna. Ninguna otra, se entiende. Palabras de terroristas.
Así que si estos tres años no ha habido bombas es porque el Gobierno ha cedido ¿Qué pasos ha dado el Gobierno a favor de ETA durante ese tiempo? ¿En qué ha cedido? ¿Han acercado presos como hizo Aznar? ¿Les han llamado siquiera Movimiento de Liberación Nacional? ¿Se ha dejado de detener etarras? Oiga, NO. O sea, tampoco.
Pero, si nos han puesto ahora la bomba es porque el Gobierno no ha cumplido unos supuestos compromisos? Entonces, ¿de qué se acusa al Gobierno? De no tenerlos o de no cumplirlos, como dice ETA.
Mira que si fuera de iniciar conversaciones, sin concesiones políticas, con la aprobación del Parlamento español y desde lo que aparentaba ser un alto el fuego confirmado...
Luego va la prensa y reconoce, en el caso de El Mundo muy a su pesar, pero en la línea que ya mencionábamos por aquí de las nuevas obediencias, que el debate lo ha ganado ZP. Y el caso es que el presi me cae fatal, me parece un chisgarabís sólo bueno para maniobrar en el seno del Partido, pero más corto que el futuro de Miguel Sebastián, pero... Cosas veredes…